PREMIOS CINE

Will Smith, Oscar al mejor actor protagonista

Will Smith, durante la recogida del Oscar.

Will Smith, durante la recogida del Oscar. / AFP

5
Se lee en minutos
EPE

Will Smith gana el Oscar a mejor actor por su papel en King Richard, galardón al que también aspiraba el español Javier Bardem por Being The Ricardos.

Su discurso de agradecimiento quedó empañado por las disculpas que pidió en directo a la Academia de Hollywood después de un incidente con Chris Rock por un chiste relacionado con su esposa, que el actor justificó. "Richard Williams (el personaje que encarna en El método Williams) era un valiente defensor de su familia", dijo al recoger el premio.

"En este momento de mi vida, estoy superado por lo que Dios me invita a ser y a hacer en el mundo", espetó antes de afirmar que también protegió a sus compañeras de reparto, Aunjanue Ellis, Saniyya Sidney y Demi Singleton.

El actor no ha ocultado en ningún momento su interés por hacerse, finalmente, con la estatuilla de la Academia de Hollywood, a la que ya había aspirado en dos ocasiones: Ali (2001) y The Pursuit Of Happyness (2006).

Percibido como un actor taquillero y de entretenimiento fácil, Smith ha vuelto a ganarse el respeto del "cine serio" con El método Williams, en la que interpreta con todos sus matices al padre de Venus y Serena Williams.

Desde que recibió las primeras críticas positivas, el protagonista de El Príncipe de Bel-Air entendió que era su momento y se lanzó en una intensa actividad de promoción que le ha llevado a prácticamente todos los eventos, alfombras rojas, coloquios, mesas redondas y entrevistas posibles. 

Nominados al premio Óscar a mejor actor protagonista

  • Will Smith, por El método Williams

Will Smith es el gran favorito este año. Se trata de su tercera nominación a un premio que no ha conseguido nunca y, curiosamente, las tres nominaciones coinciden con interpretaciones de personas reales. Las dos anteriores fueron por sus interpretaciones de Muhammad Ali en Ali (2002) y su Chris Gardner en En busca de la felicidad (2007).

En esta ocasión opta al premio por su encarnación de Richard Williams, padre de las tenistas Venus y Serena Williams, en El método Williams. Es el favorito a llevarse el Óscar, después de lograr el Globo de Oro, el Bafta británico y el Premio a mejor actor protagonista del Sindicato de Actores, entre otros.

En las últimas ediciones de los Premios Óscar, la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas estadounidense ha sido criticada por la poca diversidad entre los ganadores de los premios. Si Smith lo consigue este año, sería el quinto actor afroamericano en hacerse con el galardón a mejor actor protagonista.

  • Benedict Cumberbatch, por El poder del perro

Aunque el favorito es Will Smith, el actor británico también aparece en algunas quinielas ha llevarse el premio por su interpretación de Phil Burbank en el western dirigido por Jane Campion El poder del perro. Es su segunda nominación al premio, tras la que consiguió en 2015 por su encarnación de Phil Touring en el biópic Descifrando enigma (The imitation game). No ha logrado nunca la estatuilla.

La crítica ha valorado muy positivamente su trabajo en la cinta de Jane Campion, trabajo que le ha valido las nominaciones a los Globos de Oro, Bafta, y Premio del Sindicato de Actores. En los tres casos, la estatuilla ha sido para Will Smith.

  • Javier Bardem, por Being the Ricardos

Esta es la tercera nominación de Javier Bardem al Óscar a mejor actor protagonista. Logró la estatuilla en 2007, pero no fue como actor principal, sino como actor secundario, por su encarnación de Anton Chigurh, un asesino a sueldo, en No es país para viejos, escrita, dirigida, producida y montada por los hermanos Coen y basada en la novela homónima de Cormac McCarthy.

La nominación de este año le llega por su interpretación de Desi Arnaz en Being the Ricardos (edscrita y dirigida por Aaorn Sorkin), un personaje basado, además, en una historia real, la de la relación entre las estrellas del programa televisivo estadounidense Yo amo a Lucy. La co-protagonista de la cinta, Nicole Kidman, también está nominada a mejor actriz protagonista.

Este personaje también le valió la nominación al Premio a mejor actor protagonista del Sindicato de Actores, cuya gala se celebró el pasado sábado en Los Ángeles. Sin embargo, el premio fue a parar a las manos de Will Smith, por su interpretación en El métiodo Williams.

La peculiaridad de esta nominación es que coincide con la de otra actriz española, Penélope Cruz, nominada a mejor actriz protagonista, pareja del actor. "A nivel personal estoy muy contento, especialmente por Penélope, lo mío no hubiera tenido sentido sin lo suyo, no hubiera sido una celebración, el hecho de que suceda eso a la vez me parece mágico", afirmó Bardem el día en que se conocieron las nominaciones.

  • Denzel Washington, por Macbeth

Denzel Washington es uno de los cuatro actores afroamericanos que ha logrado un Premio Óscar a mejor actor protagonista. Si este año lo vuelve a conseguir, sería su tercer premio, el segundo por un papel protagonista (la anterior estatuilla la consiguió gracias a su trabajo en Training Day, de 2001). Macbeth, la película por la que está nominada, es la primera cinta dirigida por uno de los hermanos Coen en solitario, en concreto, por Joel Coen. Está rodada en blanco y negro y, a pesar de ser una obra varias veces llevada al cine, Washington se enfrentó a su personaje de manera directa. "Nunca he visto otro Macbeth", explicaba hace unos meses en una entrevista. "Ninguna película y tampoco ninguna obra. Mirando un poco hacia atrás, en realidad, casi me alegro. Me gusta pensar que las ideas que he usado en la película son mías". 

Además de al Óscar, Washington ha sido nominado, por su interpretación, al Globo de Oro, Premio de la Crítica Cinematográfica y el del Sindicato de Actores.

  • Andrew Garfield, por Tick, Tick... Boom!

Conocido en todo el mundo por interpretar a Spider-man en tres películas, esta es su segunda nominación al Óscar a mejor actor. La anterior, en 2016, fue por su trabajo en Hasta el último hombre, dirigida por Mel Gibson. Tick, tick... boom! es un musical dirigido por Lin-Manuel Miranda (que debuta como director). Garfield interpreta a Jonathan Larson, un papel por el que le han nominado a numerosos premios -además del Óscar, el Bafta, el premio a mejor actor del Sindicato de Actores, el de la Asociación de Críticos de Hollywood y de la Crítica Cinematográfica- y por el que ha conseguido el Globo de Oro al mejor actor protagonista de comedia o musical.

Noticias relacionadas