CONFLICTO SANITARIO

Tercer día de huelga de los médicos de Madrid: "El momento de arreglar la Atención Primaria es ahora o nunca"

  • La tercera reunión entre el comité de huelga de AMYTS y la Consejería de Sanidad finaliza sin acuerdo y el paro de facultativos continúa

  • La Comunidad de Madrid ofrece agenda de 34 pacientes en Medicina de Familia con citas de 10 minutos y con flexibilidad en los turnos de tarde y dice que "no entiende que no se desconvoque la huelga tras los preacuerdos alcanzados" el lunes

Concentración de médicos Madrid ante la Consejería de Sanidad.

Concentración de médicos Madrid ante la Consejería de Sanidad. / Amyts

9
Se lee en minutos

Tercer día de huelga de los médicos de familia y pediatras de los centros de salud de Madrid. Esta mañana de miércoles -en vísperas de una nueva reunión entre al Consejería de Sanidad y el comité de huelga que arrancó pasadas las cuatro de la tarde y ha finalizado sin acuerdo- nueva concentración de facultativos. Esta vez, ante la propia sede del departamento que dirige Enrique Ruiz Escudero. Muchas batas blancas y una misma canción. "La Primaria es necesaria" o "el paciente no es un cliente", son algunas de las frases que, en un día lluvioso, coreaban los profesionales. "El momento de arreglarlo es ahora o nunca", resume a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA Begoña García, médico en el centro de salud Dos de Mayo, en Móstoles.

Cuenta la doctora García que es la primera vez que todos sus compañeros del centro de salud -menos uno, aclara- han secundado una huelga que arrancaba este lunes y a la que están llamados casi 5.000 médicos que, tras la falta de acuerdo, seguirán en paro. Lo intenta explicar en medio de los gritos de sus compañeros ante las puertas de la Consejería. Habla de saturación, de agendas infinitas, de hartazgo y de, en su caso, muchos pacientes mayores, en una zona especialmente desfavorecida, que, aunque quieran, no tienen opción de acudir a la sanidad privada porque no tienen medios. Que tiran, sí o sí, de sanidad pública.

En la concentración se encuentra Ángela Hernández, secretaria general de AMYTS, el sindicato médico mayoritario en Madrid. La amable "cara visible" de un colectivo que, vuelve a repetir la doctora García, está saturado. La portavoz de AMYTS admite que son días muy intensos, pero, también, que mantiene la calma -siempre lo hace, precisa- y que le reconforta mucho el aprecio que recibe de sus colegas.

Cartel ante la Consejería de Sanidad.

/ Amyts

Esta misma tarde le ha tocado volver a sentarse con la Consejería para negociar una salida a la huelga. Sin éxito. AMYTS ha trasladado las peticiones de los compañeros "sin respuestas por parte de la Consejería de Sanidad", informa el sindicato. Desde el comité de huelga se ha reclamado "un interlocutor con capacidad de resolución después de que en esta nueva reunión no hayan acudido ni Isabel Díaz Ayuso, ni Enrique Ruiz Escudero, ni Javier Fernández-Lasquetty".

Más pesimismo

Por la mañana habían trasladado a los afectados el estado de las negociaciones y los avances logrados en el encuentro que mantuvieron ayer con la Consejería. "Y desde AMYTS hemos encontrado un sentir mayoritario a continuar con los paros indefinidos y continuar con la negociación", apuntaba el sindicato antes de reunirse nuevamente con la Consejería. Los médicos han trasladado la "gravedad" de la situación que atraviesa Primaria y piden más profesionales para subsanarla. Para eso es necesario, dice el sindicato, un presupuesto mayor que el que ha ofrecido la Comunidad de Madrid.

El paro enfila su tercer día y, con datos del Gobierno autonómico, ha tenido un seguimiento del 15,95% lo que se traduce en que ha bajado a la mitad en dos días. De 1.807 médicos, 280 secundaron el paro, frente al 31% del seguimiento de la primera jornada. "La huelga sigue siendo un éxito y seguimos recogiendo un seguimiento altísimo e histórico donde los médicos de Familia y pediatras se mantienen con muchas fuerzas para cambiar la dramática situación de la Atención Primaria", señalan a su vez desde AMYTS. 

Posturas mucho más cercanas

Ayer lunes, tras un larguísimo encuentro entre ambas partes, la reunión finalizó pasadas las 22.30 con un acercamiento que, tan solo unas horas antes, en un receso, parecía imposible. Del "estamos en puntos muy alejados", la secretaria general del sindicato, admitía que se había pasado al "acercamiento importante" que, sin embargo, todavía no había frenado la huelga. Cuando este diario le preguntaba a Ángela Hernández qué percepción tenía de lo que sucedería esta tarde -sería la tercera reunión con la Consejería-, se mostraba prudente hasta saber qué ofrece finalmente el departamento que encabeza Escudero.

Hasta ahora, Sanidad de Madrid ha puesto sobre la mesa una serie de propuestas que se ha encargado de anunciar la presidenta Isabel Díaz Ayuso. Esta misma tarde la Consejería de Sanidad trasladaba que "no entiende que no se desconvoque la huelga tras los preacuerdos alcanzados anoche" (por el lunes).

El comité de huelga pide un máximo de 31 pacientes por consulta de Medicina Familiar, con el objetivo de dedicar 10 minutos por paciente, y 21 para Pediatría, para un mínimo de 15 minutos por niño

El comité de huelga reclama un máximo de 31 pacientes por consulta de Medicina Familiar y Comunitaria, con el objetivo de dedicar un mínimo de 10 minutos por paciente, y 21 pacientes para Pediatría, para un mínimo de 15 minutos por niño. La Consejería, por su parte, ha ofertado al comité de huelga establecer agenda de 30 pacientes en Medicina y Familia más 4 citas de asistencia para casos no demorables, con diez minutos por paciente; y de 20 pacientes más 4 de casos no demorables para Pediatría, con 15 minutos por paciente.

El mismo departamento ha ofrecido un programa específico de fidelización de residentes en medicina de familia y pediatría de Primaria, por ser especialidades deficitarias. A los residentes se les propone que acaben la formación en mayo de 2023 y años sucesivos como médico de familia o pediatra con contrato de 3 años. Asimismo, estabilidad para los médicos de familia que están haciendo funciones de pediatras y que podrán mantenerlas lo que, indican, era una demanda del propio sindicato.

Manifestación en Madrid.

/ EPE

Además, la Consejería propone que, a partir de enero, todos los contratos eventuales se conviertan en interinos y negociar en la Mesa Sectorial de Sanidad la distribución de las 609 plazas fijas de la última OPE para médicos de familia. El que no obtenga plaza se le ofertará plaza de interino, precisan. Finalmente, han ofertado al comité de huelga avanzar en la implantación de los turnos mixtos para que los que están en turno de tarde puedan realizar turnos por la mañana para favorecer la conciliación familiar y profesional.

Sin avances

Según ha explicado Ángela Hernández Puente tras finalizar la nueva reunión de este martes con la Consejería, pese al tono mucho más conciliador de la mantenida ayer lunes, han salido con "la sensación del día de la marmota". Ha señalado que, a pesar de que en el primer encuentro que mantuvieron con el departamento, ya expusieron todas sus reivindicaciones y "una interlocución con alguien que pudiera tomar decisiones", han planteado a los propios médicos el punto en el que estaban y éstos han dicho que "no era suficiente y que ya no les basta con un parche; que necesitan a alguien que les de la seguridad de que esto va a ser el principio de la mejora de la Atención Primaria, no tanto por ellos, como por sus pacientes, a los que quieren dar una asistencia de calidad.

La secretaria general de AMYTS ha añadido que la situación "necesita que alguien intervenga y que el Gobierno decida quiénes son los interlocutores para sentarse a negociar". Recordó que, de 2019 a 2022, la Comunidad ha perdido a 200 pediatras y que una de las cuestiones que más "incertidumbre" crea a sus compañeros es, más allá de si el límite de pacientes se sitúa en 31 o 35 diarios -que es negociable, puntualizó- es "la gestión de lo que quede por encima de ese número".

AMYTS estima que faltan unos 350 pediatras y unos 1.250 especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria.

Además, aseguró que los profesionales no se mueven "por dinero", como les ha insinuado la Consejería. Insistió en las cifras de médicos que faltan -también más centros de salud, precisó- que estiman en unos 350 pediatras y unos 1.250 especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria.

La Consejería, optimista

Este mismo miércoles, el consejero Enrique Ruiz Escudero señalaba que veía cerca el acuerdo para desconvocar la huelga tras los "importantes avances" en la última reunión y subrayaba que esperaba que en la cita entre ambas partes de este martes se pudiera cerrar un documento para dar una salida al conflicto. Por el momento, ambas partes tendrán que volver a sentarse a negociar.

El máximo responsable de la sanidad madrileña añadía que "el condicionante presupuestario va en cuanto se determine exactamente el modelo de retribución y cómo plasmar exactamente ese número de pacientes por encima de lo acordado que vayan a ver los médicos". Añadió que, en ese punto, "el acuerdo es relativamente fácil de alcanzar. Vamos a esperar que en esa reunión se alcance ese nivel de detalle para que se produzca esa desconvocatoria de la huelga, que yo creo que es importante para todos", añadió en alusión a la reunión que ha finalizado sin acuerdo este martes.

Una única agenda por médico

AMYTS arrancó la huelga pidiendo establecer "una única agenda por médico nominal y sin tener que atender pacientes de otras agendas, tal y como está sucediendo actualmente" y la "consolidación de horarios que permitan la conciliación y que es uno de los principales motivos que empujan a nuestros profesionales a abandonar la Atención Primaria".

Cuenta la doctora Begoña García, del centro de salud Dos de Mayo de Móstoles, que en su ambulatorio las agendas pueden pasar de las 42 citas. Que atienden a una población mayor, pero también a gente más joven con hábitos de vida poco saludables. Más enferma. Porque, explica, "la pobreza también es una enfermedad latente" en algunas zona de Madrid y esos mismos pacientes, si necesitan acudir a un médico y hay listas de espera en Primaria, tienen menos medios económicos para, por ejemplo, contratar un seguro privado.

¿Entienden sus pacientes que estén en huelga?. "Son los primeros. Porque lo sufren. Saben de nuestro esfuerzo", dicen las médicos concentradas ante la Consejería.

Noticias relacionadas

Además, vuelve a insistir en el cansancio de los médicos. Que en consulta ven lo físico, pero también lo psicológico o lo social. Cuando se le pregunta por la reclamación de dedicar 10 minutos, como mínimo a cada paciente, responde: "¿Qué menos?. Merecen una atención digna. Y aclara, para que conste, que en esa misma concentración ante la Consejería de Sanidad "hay médicos de todos los colores", que las movilizaciones no van de ideología.

¿Entienden sus pacientes que estén en huelga?. "Son los primeros. Porque lo sufren. Saben de nuestro esfuerzo", apuntan otras dos compañeras que se unen al grupo: Paloma Galán y Rocío Martín quien, de paso, critica aspectos como las demoras para acudir a un especialista desde Atención Primaria, cuando si esa prueba se solicita desde Urgencias de un hospital, es mucho más rápida. Una manera de entender el colapso que viven los grandes centros sanitarios. Y concluyen las tres que el momento de la batalla "es ahora" y que sus pacientes, como claman el resto de compañeros ante la Consejería de Sanidad, no son "clientes". Que es por ellos por quien primero están movilizándose. "Mis abuelitos saben lo que les apoyamos, que estuvimos a su lado toda la pandemia", zanja la doctora Galán.

Temas

Médicos