Guerra

Ucrania lanza su contraofensiva en Járkov e Izium y logra sacar a civiles de Azovstal

Rusia sigue su ofensiva en el Donbás y en Odesa y consigue destruir arsenal militar de EEUU y la UE

5
Se lee en minutos
EFE

Ucrania ha iniciado una contraofensiva en la región de Járkov e Izium en un intento de forzar al Ejército ruso a frenar el avance hacia Sloviansk y Kramatorsk, los principales bastiones del Ejército ucraniano en la región de Donetsk, donde busca asegurar el control del Donbás.

"La contraofensiva ucraniana a lo largo de un amplio arco al norte y al este de la ciudad de Járkov ha ganado terreno", constató el Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW), en un análisis fechado este viernes.

Poner Járkov a salvo

Esto permitiría, según los analistas, repeler a las fuerzas rusas hasta una distancia que ponga a salvo a Járkov, la segunda ciudad más grande de Ucrania, de la artillería enemiga.

El Ejército ucraniano intensificó sus acciones en el arco entre las ciudades de Járkov e Izium, donde según el Estado mayor, "el enemigo continúa bombardeando las posiciones de artillería" cerca de Járkov, mientras, las tropas rusas llevan a cabo misiones de exploración aérea por medio de drones en Izium.

Pese a ello, según el ISW, "la contraofensiva ucraniana al norte y el este de la ciudad de Járkov ha logrado avances en las últimas 24 horas", lo cual le podría permitir expulsar a la artillería rusa en esa zona.

Se trata de una operación dirigida a "asegurar un terreno clave e interrumpir las operaciones ofensivas rusas" en esta región.

"La voluntad de las fuerzas ucranianas de concentrar las fuerzas necesarias para esta escalada de operaciones ofensivas, en lugar de desplegar estas fuerzas en las defensas del este de Ucrania, muestra la confianza en su capacidad de repeler la operación rusa para cercar a las fuerzas ucranianas en Severodonetsk", constató ISW.

Los militares ucranianos denunciaron que las fuerzas rusas volaron tres puentes en las localidades de Tsyrkuny y Rusky Tyshky, al nordeste de Járkov, con el objetivo de frenar la contraofensiva.

Ofensiva en el Donbás

Pese a la ofensiva, el Estado mayor del Ejército ucraniano constató en su parte matutino que "el enemigo no detiene la ofensiva (...) para establecer el control total sobre el territorio de las regiones de Donetsk y Lugansk y mantener el corredor terrestre entre ellas y Crimea".

La entidad castrense aseguró que los miliares ucranianos rechazaron en la última jornada ocho ataques del Ejército ruso en este frente, durante los cuales destruyeron 8 tanques, 7 piezas de artillería, 7 vehículos blindados, entre otros equipos de combate.

"La contraofensiva ucraniana al norte y el este de la ciudad de Járkov ha logrado avances en las últimas 24 horas"

Las fuerzas ucranianas tratan de evitar el cerco de las ciudades de Sloviansk y Kramatorsk, que podría concretarse gracias a un avance ruso desde el este, en momentos en que las milicias de la república popular de Lugansk fustigan Severodonetsk con apoyo del Ejército ruso.

El Estado mayor ucraniano constató que Rusia mantiene los ataques de artillería a lo largo del frente en las direcciones de Donetsk y Tavriya.

Evacuación en Azovstal

Todos los civiles que se encontraban en la acería de Azovstal, en Mariúpol, han sido ya evacuados, según anunció este sábado la viceprimera ministra de Ucrania, Iryna Vereshchuk.

"Hoy logramos sacar a 50 mujeres, niños y ancianos de Azovstal. Mañana por la mañana continuaremos con la operación de evacuación", dijo Vereshchuk a través de Telegram.

Evacuación de civiles en Azovstal. / Reuters

Según precisó la viceprimera ministra ucraniana, la evacuación fue compleja y hubo "violaciones constantes" del alto el fuego por parte de las fuerzas rusas, que siguen combatiendo en la acería contra las tropas ucranianas.

"Esta parte de la operación humanitaria de Mariupol se ha completado", dijo Vershchuk, quien agregó que mañana continuará las operaciones de evacuación.

La caravana para evacuar a los refugiados en la acería "se vio obligada a permanecer cerca de Azovstal todo el día" ya que hubo "peleas y otras provocaciones. El enemigo violaba constantemente el alto el fuego".

La evacuación "fue extremadamente lenta", pero a pesar de ello se logró sacar "a 50 mujeres, niños y ancianos de Azovstal. Mañana por la mañana continuaremos con la operación de evacuación".

El destino de los evacuados será Zaporiyia, donde las autoridades ucranianas han concentrado a la mayoría de los civiles evacuados de la acería.

"Se ha cumplido la orden del presidente: todas las mujeres, niños y ancianos han sido evacuados de Azovstal. Esta parte de la operación humanitaria de Mariupol ha sido completada", concluyó Vereshchuk. 

Ataques aéreos y explosiones

Mientras, en el resto del país también se percibió el pulso de la guerra: las autoridades de Odesa, junto al Mar Negro, informaron este sábado de cuatro ataques rusos con misiles en los alrededores de la ciudad, seguidos de fuertes explosiones. Mikoláiv, también en el sur de Ucrania, fue atacada con misiles, un destino que compartió con Sumy.

En su parte matutino el Ejército ruso aseguró haber destruido un importante arsenal de armas procedentes de EEUU y la UE y haber causado unas 280 bajas a Ucrania.

Según el mando militar, la Fuerza Aeroespacial rusa destruyó con misiles de alta precisión cinco zonas de concentración de equipamiento militar y fuerzas, además de un almacén de municiones en las cercanías de la localidad de Bajmut, en la región de Donetsk.

La aviación atacó 18 objetivos militares ucranianas, incluyendo dos puestos de control en la localidad de Skovoródnikovo de la región de Járkov, así como almacenes de armas y combustible en la localidad de Dáchnoye, en la región de Odesa, en el sur del país.

Cambio de prefijos telefónicos

En ese contexto, las autoridades ucranianas denunciaron que en la ciudad de Jersón, controlada por el Ejército ruso, "los invasores están tomando una serie de medidas para asegurar las actividades de las fuerzas de ocupación rusas y apoyar el régimen de ocupación ruso".

Una tendencia que se observa también en las regiones del Donbás controladas por Rusia, donde las compañías telefónicas locales cambiaron hoy el prefijo de los números del +38 utilizado en Ucrania al +7 de uso en Rusia.

La iniciativa, a cargo del Ministerio de Desarrollo Digital y Comunicaciones de Rusia, y que no requerirá de un cambio de tarjeta SIM, tiene pretende poner fin al bloqueo de los números regionales por parte de las autoridades ucranianas y garantizar la comunicación con sus familiares y allegados.

"Esto fue hecho para garantizar la comodidad de los usuarios, que podrán (...) hacer las llamadas habituales en la red local republicana, al igual que antes", señaló la entidad en un comunicado.

Además, los usuarios de las repúblicas prorrusas de Lugansk y Donetsk podrán llamar a Rusia por las tarifas rusas locales, añadió el Ministerio.

Noticias relacionadas