EL TIEMPO

Una ola de frío amenaza a España por una posible "rotura del vórtice polar"

A partir de este lunes, un frente de lluvias barrerá la península para dar paso a un régimen de vientos del noroeste que favorecerá que "las temperaturas desciendan el lunes acusadamente y de forma generalizada"

Una persona camina en las frías calles de Madrid.

Una persona camina en las frías calles de Madrid. / EFE

5
Se lee en minutos
EFE

El portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo, advierte de que "no es descartable" una ola de frío en el continente europeo en la primera parte del invierno ante la posibilidad de "una rotura del vórtice polar estratosférico, más alta que de costumbre".

Se está escuchando, prosiguió, que podría producirse en las próximas semanas una rotura del vórtice polar estratosférico, con la consecuente salida del aire frío confinado en el Ártico hacia latitudes bajas y posibles posteriores efectos en cuanto a un régimen más continuado de lluvias en nuestro país.

"Las piezas del puzle atmosférico encajan con un escenario de una posible rotura del vórtice polar estratosférico, pero aún no es seguro que vaya a suceder", advirtió.

Y en caso de que suceda todavía es imposible concretar si esa salida de aire frío de las latitudes árticas daría lugar a una ola de frío en España o en Europa, dijo. "No lo podemos saber todavía porque habría que ver en qué zona se produce ese desalojo del aire frío", añadió.

Otro de sus efectos a más largo plazo es que da lugar a una mayor frecuencia de lluvias, como sucedió por ejemplo, en la primavera de 2018.

"Esto no es algo que siempre ocurra y no podemos saber si va a ocurrir en esta ocasión, porque lo primero tendría que romperse ese vórtice polar y luego ver cómo va evolucionando la atmósfera", insistió. En cualquier caso, "hay que vigilar la evolución atmosférica y ver cómo se va concretando en las próximas semanas toda esta evolución, porque de momento, es muy pronto para saber qué ocurrirá finalmente", indicó el portavoz de Aemet.

Lengua de frío desde el lunes

Un fin de semana marcado por la situación anticiclónica, de cielo soleado y temperaturas suaves en las horas centrales del día, será el quizá último respiro meteorológico antes de la incursión de una lengua de frío que desde el lunes, desplomará los termómetros en casi todo el país.

Este frente irá penetrando la mañana del domingo por Galicia dejando lluvias abundantes que se extenderán por la tarde-noche al Cantábrico y a Castilla y León, y será a inicio de la próxima semana cuando el frente seguirá avanzando con lluvias, que, a su paso, afectarán sobre todo al norte y este peninsular, también a Baleares, para dar paso a un régimen de vientos del noroeste que favorecerá que "las temperaturas desciendan el lunes acusadamente y de forma generalizada", hasta 6 u 8 grados en puntos del interior.

La bajada de temperaturas continuará el martes para alcanzar "el miércoles el punto álgido del frío de la próxima semana", según ha explicado Rubén del Campo, con heladas en amplias zonas del interior, sobre todo del norte y del este de la península, y con máximas que quedarán desde el lunes y hasta el miércoles por debajo de los 15 grados en la mayor parte del país.

"Se trata ya de frío propio de la época del año, incluso en algunos puntos algo más fresco de lo normal", matizó Del Campo.

En cuanto a las lluvias, el martes y miércoles afectarán sobre todo a Galicia, Cantábrico y Pirineos y Baleares, sin descartar, de forma muy débil a otros puntos de la Península, pero la probabilidad no es demasiado alta; la cota de nieve se situará en torno a unos 1.200 a 1.400 metros.

¿Qué es un vórtice polar estratosférico?

Noticias relacionadas

Pero, qué significa realmente una rotura del vórtice polar estratosférico? El vórtice polar se denomina a una estructura de escala planetaria de circulación atmosférica circumpolar, que se ubica en latitudes medias o altas.

A veces en invierno se producen roturas del vórtice polar estratosférico asociadas a calentamientos repentinos, y en estos momentos, "las piezas del puzle atmosférico" encajan con una posibilidad, más alta que de costumbre, de rotura del vórtice polar estratosférico", aunque todavía es pronto para saber si sucederá finalmente, según el portavoz de la agencia Rubén del Campo.

  • ¿Qué es un vórtice polar estratosférico? Un vórtice polar estratosférico es una estructura circular, un cinturón de viento a gran velocidad, que se sitúa entre 13/15 y 35 kilómetros de altitud, que gira en torno a los polos en niveles altos y que dirige a las borrascas.

  • ¿Qué significa el término “vórtice”? Se refiere a la rotación en contra de las manecillas del reloj que permite que el aire frío se mantenga cerca de los polos. Hay un vórtice en cada polo

  • ¿Por qué se puede romper el vórtice polar estratosférico? En ocasiones la configuración atmosférica de la troposfera de la capa atmosférica que está por debajo de la estratosfera puede dar lugar a una serie de distorsiones en la atmósfera, en la troposfera, que se propagan hacia arriba hacia la estratosfera. Y estas distorsiones provocan un calentamiento súbito estratosférico.

  • ¿De qué nivel de calentamiento hablamos para una rotura? La subida de temperatura puede ser de decenas de grados en poco tiempo, en horas o días, y este calentamiento súbito estratosférico acaba provocando un debilitamiento del vórtice polar, y comienza a circular de manera mucho más lenta y en ocasiones, incluso invierte su sentido de giro o incluso se rompe, y en ese caso, lo que puede ocurrir es que el aire frío confinado en latitudes árticas se libere y se desplace hacia las más bajas, hacia zonas normalmente más templadas y en ese caso, puede dar lugar a una intensa ola de frío en la zona que recibe esa corriente o masa de aire gélido tan frío.

  • ¿Ha sucedido recientemente algo así? Ocurrió, por ejemplo, en Tejas (EEUU), en febrero de 2021, y un poco antes sucedió algo parecido en España; previamente al episodio de Filomena hubo una rotura del vórtice estratosférico que hizo que aire frío de procedencia ártica llegase a España en los días anteriores, lo cual generó el ambiente frío necesario para que después, con la llegada de la borrasca se produjera esa gran nevada.