GOBIERNO DE COALICIÓN

Yolanda Díaz recicla las tesis de Podemos para el decreto anticrisis

El socio minoritario de la coalición negocia con el PSOE prorrogar hasta final de año el decreto anticrisis por la guerra de Ucrania

Yolanda Díaz recicla las tesis de Podemos para el decreto anticrisis
5
Se lee en minutos

Yolanda Díaz reproduce las propuestas de Podemos en el paquete de iniciativas que presentó este lunes para combatir los efectos de la inflación desbocada. Un día después del descalabro de la coalición Por Andalucía, la vicepresidenta segunda publicó en redes una serie de medidas para paliar la subida de precios, entre las que destacan un impuesto a las eléctricas, la rebaja del abono transporte o un cheque de 300 euros a las familias más vulnerables. La mayoría de estas peticiones fueron ya planteadas por el partido morado hace más de tres meses, según recuerdan desde Podemos.

El cheque de 300 euros despertó este lunes especial interés, al ser la primera vez que Díaz pide una transferencia directa de las arcas públicas al bolsillo de "las personas más golpeadas por la crisis". Este martes ha matizado desde rueda de prensa del Consejo de Ministros que este cheque iría destinado a "las personas que tengan ingresos por debajo del Salario Mínimo". Pero la petición no es nueva. La secretaria general de Podemos, Ione Belarra, ya reclamó este cheque de 300 euros el pasado 11 de marzo en el Consejo Ciudadano de Podemos. "No hay nada nuevo respecto a las negociaciones del decreto anterior", admitió la vicepresidenta desde La Moncloa, en referencia al primer paquete de medidas que aprobó el Gobierno en marzo.

La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030 pidió hace más de tres meses que llegara el cheque de 300 euros a los 19 millones de familias españolas para ayudarles a pagar la luz y el gas, cada vez más caros como consecuencia de la guerra en Ucrania, y cifró el coste total de esta medida en 5.700 millones de euros, un desembolso que consideró “perfectamente viable” para las arcas del Estado.

En esa misma intervención de marzo, cuando la guerra apenas llevaba abierta unas pocas semanas, la líder de Podemos ya pidió otra de las propuestas que ahora ha lanzado Yolanda Díaz, como es el incremento del 10% del Impuesto de Sociedades a las empresas eléctricas, además de "un duro recorte adicional de los beneficios caídos del cielo", según expresó. Más de tres meses después de aquella intervención, la vicepresidenta segunda de Gobierno recoge el guante y reproduce, punto por punto, esta serie de medidas. Este miércoles, la dirigente gallega avanzó que todos estos puntos se "están negociando con el PSOE", aunque evitó dar detalles sobre estas negociaciones, después del encontronazo con la ministra de Hacienda María Jesús Montero por el aumento impositivo para las eléctricas.

Pedro Sánchez y Yolanda Díaz, en el Congreso de los Diputados.

/ JOSÉ LUIS ROCA

Entre las medidas, Díaz también ha pedido rebajar el precio del abono transporte, además de modular la subvención de 20 céntimos por litro de carburante. Aunque fue también Belarra quien pidió una tarifa plana de 10 euros para el transporte público, Díaz ha rebajado la petición y ha pedido reducir el precio al 50%, un matiz que ha trasladado a Podemos alegando que es un decuento "más fácil de aplicar".

En los próximos días, el Consejo de Ministros debe aprobar un nuevo decreto anticrisis para paliar las consecuencias de la guerra de Ucrania en el que el socio minoritario de coalición quiere incluir su batería de propuestas. En principio, este decreto se alargará tres meses más, hasta finales de septiembre, pero Unidas Podemos quiere que este 'escudo social' se prorrogue al menos hasta finales de año, y negocia el PSOE su posible ampliación.

La asunción de las tesis de Podemos por parte de Yolanda Díaz es sintomática, y da muestra de la etapa de deshielo en la relación entre la vicepresidenta y Ione Belarra. Ambas dirigentes habían mantenido fuertes tensiones, pero los actos en Andalucía en los que han compartido escenario han suavizado asperezas, aunque la secretaria general de Podemos todavía guarda ciertas reservas hacia la dirigente, que aspira a construir a partir del 8 de julio su proyecto nacional sin darle especial protagonista al partido morado.

Podemos irá a la 'cumbre antiotan'

El distanciamiento entre ambas facciones en el socio minoritario de coalición se ha hecho evidente en los últimos meses, desde el envío de armas a Ucrania y la oposición férrea de Podemos al cambio de posición de Pedro Sánchez respecto al Sáhara y las distintas reacciones, de más o menos decibelios, entre ambas partes.

La cumbre de la OTAN ha sido motivo de otro importante choque, después de que los morados acusaran al Gobierno de "adjudicar a dedo" los contratos para su organización, obligando a Yolanda Díaz a salir a desmentirlios y defender la "legalidad" de esos contratos. Aunque la vicepresidenta segunda no ha mostrado ninguna simpatía por el encuentro internacional, sí ha advertido de que primará el perfil institucional, en caso de ser invitada a algunos de los actos convocados; una invitación que confían en que no se produzca.

Podemos, en cambio, ha anunciado que no acudirá a ninguno de los actos relacionados con la OTAN y, según ha podido saber este medio, el socio minoritario de la coalición sí apoyará las manifestaciones convocadas en los días previos contra la Alianza Atlántica. Además de brindarle su apoyo, es previsible que al encuentro -bautizado como 'cumbre antiotan'- sí acudan dirigentes morados, aunque no se espera que sean de primer nivel. Previsiblemente, no habrá ni ministros ni miembros destacados de la ejecutiva, pero los cargos intermedios sí podrán dar cuenta del respaldo de los morados a esta contracumbre.

Noticias relacionadas