FORO LA TOJA

Macri apuesta por que España "destrabe" la relación entre la UE y el Mercosur

El expresidente argentino valora el rol potencial de América Latina como "gran proveedor de servicios y bienes" para Europa

Macri apuesta por que España "destrabe" la relación entre la UE y el Mercosur
2
Se lee en minutos
EFE

El expresidente de Argentina Mauricio Macri ha pedido a España que "destrabe" la relación entre la Unión Europea y Mercosur para que América Latina pueda convertirse en un "gran proveedor de servicios y bienes" para Europa. Durante su intervención en el Foro La Toja-Vínculo Atlántico, Macri ha instado a las autoridades españolas, que en el segundo semestre de 2023 presidirá la UE, a que ayuden a esta apertura económica de los mercados latinos hacia Europa.

Tras la "invasión criminal" de Ucrania por parte de Rusia y la "alteración" que ha provocado en las economías Europeas, el dirigente argentino ha sostenido que Iberoamérica puede satisfacer la demanda europea en materia energética o alimentaria. Hasta ahora, según el expresidente argentino, América Latina ha sido "la región más reacia a esta apertura", algo que a su juicio ha provocado que su crecimiento económico "sea el más bajo del mundo", a pesar de disponer de recursos "de todo tipo".

"Los que más han crecido son los que se han abierto a la competencia", ha insistido Mauricio Macri, que ha subrayado que para poder emprender este nuevo camino en toda Latinoamérica "tenemos que fortalecer nuestro sistema democrático y la institucionalidad".

Para ello, según Macri, la región debe deshacerse de los populismos, "una maldición que solo nos ha traído pobreza" y que, ha augurado,"se van a revertir empezando por Argentina".

A este respecto, el expresidente argentino ha advertido a Europa sobre el auge de los extremismos porque "lo que están probando ahora aquí ya lo vivimos nosotros", pasando de ser "uno de los países más ricos del mundo" a una situación de "pobreza estructural".

El Secretario General Iberoamericano, Andrés Allamand, ha incidido en la necesidad de que los países latinoamericanos tengan una "relación fuerte" con Europa, una unión "que está por debajo de su potencial y que no tiene por qué mantenerse así".

Para avanzar en esta nueva etapa, Allamand ha solicitado el apoyo de España para "articular" un mejor diálogo político con la UE, "destrabar" los acuerdos comerciales entre ambas regiones, generar un mayor flujo de inversiones europeas en Latinoamérica y mejorar la cooperación.

"América tiene que reintegrarse con mayor fuerza al mundo", según el Secretario General Iberoamericano, para lo cual Europa es un socio "absolutamente capital y natural".

Toda la región debe además "pensar también hacia dentro" y resolver tres desafíos que ha identificado con recuperar su trayectoria de crecimiento económico, mejorar su gobernabilidad y resolver la escasa confianza de sus ciudadanos en los poderes legislativos y judiciales.

Noticias relacionadas