Patrocina:

BIBLIOTECA NACIONAL

Vox se compromete a derogar la reforma que cataloga los videojuegos como patrimonio nacional

  • La votación que determina si los videojuegos deben ser objeto obligado de deposito legal en la Filmoteca Nacional para su preservación dejó a los diputados de VOX en solitario.

Blasphemous, uno de los videojuegos de desarrollo español más importantes de la historia

Blasphemous, uno de los videojuegos de desarrollo español más importantes de la historia

2
Se lee en minutos

El grupo parlamentario VOX votó en contra de la reforma legislativa que cataloga a los videojuegos como parte del patrimonio patrio en el depósito de la Biblioteca Nacional. Los cinco diputados de la formación de Santiago Abascal fueron los únicos votos negativos de una propuesta que salió adelante por mayoría con treinta votos a favor. El portavoz de Vox, José Ramírez del Río, concluyó su ponencia afirmando que "dentro de menos tiempo del que el Gobierno piensa", su partido derogará esta reforma "como muchas otras" con las "que se ha agredido a la nación española".

La preservación de documentos ha sido una labor de los bibliotecólogos muy importante para conservar piezas históricas en los archivos de la Biblioteca Nacional y la Filmoteca. Por eso, la incorporación de los videojuegos a esta catalogación compromete y ratifica la importancia de los archivos digitales aprobada en esta modificación de ley. Por contra, Vox califica esta medida de inapropiada y defiende la conservación de "los tesoros de España", por encima de los videojuegos.

El portavoz anunció su desaprobación respecto a la enmienda alegando que "cuando se mezclan la opinión de expertos con la política se forma un caos", achacando las pretensiones partidistas de esta moción entre "los grupos nacionalistas y sus socios de Podemos".

La propuesta en cuestión sometida en la Comisión de Cultura y Deporte del Congreso y propuesta por el gobierno de coalición comprendido entre Unidas Podemos y el PSOE, supone que se deben guardar copias originales de todos los videojuegos desarrollados en España para su preservación en la Filmoteca Nacional. Asimismo, dentro también del ámbito de la administración del depósito legal, la modificación normativa establece una detallada enumeración de los ejemplares que la Biblioteca Nacional de España está obligada a conservar.

La aprobación publicada en el boletín oficial de las Cortes Generales certifica que esta modificación de la Ley 23/2011, del 29 de julio recoge que la Biblioteca Nacional tiene que preservar "los videojuegos, que incluirán todos los contenidos digitales, excluyendo los objetos tridimensionales", según explica el texto legal.

Videojuegos españoles para la historia

La ley obligará, por lo tanto, a que los videojuegos desarrollados en España como Rime de, Tequila Works, estén custodiados por el Estado español al igual que lo están libros históricos como puede ser el Quijote o La Celestina.

La desarrolladora española MercurySteam colocará, de esta manera, dos de sus entregas más importantes como lo son Castlevania: Lords of Shadow. Un videojuego de acción y aventura desarrollado en un ambiente apocalíptico cargado de monstruos y criaturas. Además de, Metroid Samus Return, un videojuego de acción y disparos en tercera persona que encarna, para la Nintendo 3DS, a una de los personajes más míticos de la historia de los videojuegos.

Gris, uno de los juegos más aclamados por la comunidad, elevará su impresionante pieza artística y consagrará a la desarrolladora, también española, Nomada Studio.

Dentro del género de plataformas el juego Blasphemous tendrá su hueco en la historia cultural española y The Game Kitchen pondrá su obra más icónica de combates hack-n-slash entre los archivos a custodiar por siglos.

Noticias relacionadas