LEY DE EQUIDAD

El sector privado arremete contra el blindaje de la sanidad pública: "Somos un aliado estratégico"

  • La Fundación IDIS sostiene que "los problemas reales que tiene el sistema público, de hecho, están llevando a los pacientes a recurrir a la sanidad privada"

  • La patronal de los hospitales asegura que "valorará jurídicamente si se infringe la Constitución" y, si al derogar la Ley de Formas de Gestión para revertir conciertos sanitarios, "se ignoran criterios objetivos"

  • La ley de equidad convertiría a España en el único país europeo que proscribe a la sanidad privada de su SNS, critican

El Hospital Clínic de Barcelona durante la pandemia.

El Hospital Clínic de Barcelona durante la pandemia. / Francisco Avia

6
Se lee en minutos

El Consejo de Ministros aprobará este martes el proyecto de ley de equidad, universalidad y cohesión del Sistema Nacional de Salud (SNS), que priorizará el modelo público de gestión directa de los servicios sanitarios y sociosanitarios e impedirá establecer nuevos copagos. El anuncio, realizado por el presidente Pedro Sánchez, ha encendido a la sanidad privada que, en las últimas semanas, ha iniciado una ofensiva criticando "la deriva" de la sanidad pública tras la pandemia y ofertando sus hospitales para "aliviar" las listas de espera, que augura no pararán de crecer. La patronal de los hospitales advierte, incluso, que valorará jurídicamente si al revertir conciertos sanitarios "se ignoran criterios objetivos"

El presidente del Gobierno anunciaba el pasado sábado, durante un mitin en Cártama (Málaga), la aprobación en el Consejo de Ministros de un proyecto de ley que permitirá "blindar" la sanidad pública y que "no se privatice por ningún gobierno de derechas en ninguna comunidad autónoma". En el mismo escenario, Pedro Sánchez avanzó la aprobación el martes de un plan de salud buco-dental dotado con 44 millones de euros para colectivos que "no pueden acceder" a esta atención. Un plan que el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas abordarán, entre otras cuestiones, en el próximo pleno presencial del Consejo Interterritorial que tendrá lugar este miércoles en Valencia.

La privada oferta 7.500 camas

Apenas unos días antes del anuncio del jefe del Ejecutivo, la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE) -que agrupa al 56% del total de hospitales y al 32% de las camas existentes en España-, ofertaba un 15% de esas camas -7.500- para adelgazar las listas de espera de la sanidad pública y, precisamente, apuntaba a Castilla y León, que ya ha asegurado que recurrirá a conciertos privados en su plan de choque para reducir esas listas, como el modelo a seguir para poner a salvo el sistema público de salud.

De aprobarse la ley convertiría a España en el único país de la UE "que excluye al sector empresarial sanitario de su sistema nacional de salud", critica ASPE.

Este lunes, la patronal ha mostrado "su inquietud" ante la aprobación que, asegura, de aprobarse, convertiría a España en el único país de la Unión Europea "que excluye al sector empresarial sanitario de su sistema nacional de salud". ASPE cree que la pretensión de llevar a cabo acciones como derogar la Ley de Formas de Gestión 15/1997 para revertir los conciertos de salud "son propuestas sustentadas únicamente en razones ideológicas y que ignoran totalmente criterios objetivos que miden, en base a las estadísticas del propio Ministerio de Sanidad, la eficacia del modelo colaborativo en materia de salud".

Los conciertos con la sanidad pública optimizan los recursos y a tarifas entre un 25% y un 69% menores, defienden desde ASPE.

Asimismo, continúan desde la patronal, "es pasar por alto la Ley General de Sanidad de 1986", que contempla y regula las fórmulas colaborativas para desahogar listas de espera, campañas de atención médica puntual, el sistema de mutualidades de funcionarios o las concesiones administrativas para la gestión de determinados complejos sanitarios. En ese punto, ASPE advierte: valorará jurídicamente si se infringe la Constitución "y si al derogar la Ley de Formas de Gestión para revertir conciertos sanitarios "se ignoran criterios objetivos que demuestran la eficacia de la cooperación en salud". Y añaden: los conciertos con la sanidad pública optimizan los recursos asistenciales para atender sus necesidades puntuales y a tarifas entre un 25% y un 69% menores.

Resultados sanitarios

En la misma línea se ha pronunciado el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Fundación IDIS), entidad constituida por la mayoría de las empresas sanitarias de titularidad privada. Cita el artículo primero del proyecto de ley de equidad, universalidad y cohesión que establece "la gestión pública directa como forma preferente para la prestación y gestión de servicios sanitarios y sociosanitarios, y regula el procedimiento de gestión de los servicios sanitarios públicos, no impidiendo la concertación de servicios con el sector privado, sino protocolizándolo; un planteamiento que la Fundación IDIS considera respetable".

Un hospital privado en Madrid.

/ EPE

Al sector sanitario privado, aseguran desde IDIS, "le es indiferente el modelo que elija la autoridad política correspondiente para la gestión de los servicios sanitarios; lo que siempre ha defendido es que se gestione de manera eficiente y bajo criterios profesionales". Además, indican que el texto incorpora "la necesidad de implementar indicadores de resultados sanitarios de acuerdo con las comunidades autónomas, otro aspecto destacable" y que consideran "clave para fomentar estrategias de mejora en los procesos y de libertad de elección de los pacientes".

IDIS habla habla de un Sistema Nacional de Salud "acechado por la rigidez y la falta de dotación y recursos".

Dicho esto, IDIS saca a la palestra "los problemas del sistema sanitario: aumento desproporcionado de las listas de espera para diagnóstico y tratamientos, falta de cohesión entre comunidades autónomas, desigualdades en el acceso a nuevas tecnologías o fármacos ya aprobados, etc". Por ello, considera que las manifestaciones (del presidente del Gobierno) ante la aprobación de este anteproyecto no son acordes a la realidad y habla de un SNS "acechado por la rigidez y la falta de dotación y recursos".

"Los problemas reales que tiene el sistema sanitario público están llevando a los pacientes a recurrir a la sanidad privada", aseguran desde IDIS.

Para esta entidad, "estos problemas reales que tiene el sistema sanitario público, de hecho, están llevando a los pacientes a recurrir a la sanidad privada en cualquiera de sus formas de aseguramiento y provisión para tener una atención sanitaria que, de otra forma, se está haciendo inaccesible". Se remiten a una encuesta de la propia Fundación que señala que el 95,2% de los entrevistados considera "importante" que el Gobierno incremente la financiación de la sanidad, que un 94,9% "ve muy necesario, bastante necesario o necesario" que exista colaboración entre sectores y en el que el 96,4% de la población considera esencial que exista equidad de acceso a pruebas diagnósticas, tratamientos y terapias novedosas independientemente del territorio en que se viva.

Un aliado estratégico

"Es urgente ya pasar página al discurso demagógico y sectario que no aporta y ver en el sector privado un aliado estratégico cada vez más imprescindible para atender las necesidades de la población. No parece justo que, después del papel que la sanidad ha jugado durante la pandemia, se mantenga el mismo discurso que antes", indican desde IDIS que, recuerda, en el sector se realiza entre el 27% y el 39% de la actividad hospitalaria. "Lo importante e imprescindible es sumar voluntades y multiplicar esfuerzos, con una estrategia consensuada, y sinérgica", añaden.

La patronal de hospitales resalta su papel en la pandemia: uno de cada tres hospitalizados por covid fue atendido en la sanidad privada.

Noticias relacionadas

En la misma línea, desde la patronal de hospitales ponen en valor su papel durante la pandemia: uno de cada tres pacientes hospitalizados por covid en España fue atendido en la sanidad privada, bien sea por seguros, mutuas o derivados de la pública: 63.800 hospitalizados sobre 211.064 -con datos a 31 de diciembre de 2020-, es decir, el 30,2%. Además, el 29% de los afectados que han requerido asistencia en UCI (5.302 pacientes sobre 18.251) fueron atendidos en sus centros, remarcan.

Según consta en el 'Informe Sanidad privada, aportando valor' -presentado en abril- y que detalla la contribución del sector al sistema global, en España, el gasto privado en sanidad ha ido aumentando de forma persistente en las últimas décadas y ya supone casi el 30% del total. Con los mismos datos, que se recogen en la actualización de 2022, ha ido creciendo hasta alcanzar los 33.398 millones de euros, lo que supone el 2,7% del PIB que, sumado al 0,66% del gasto sanitario público dedicado a atención sanitaria en centros privados (conciertos, concesiones y mutualismo), suma un total del 3,36% del PIB.