PRESIÓN ASISTENCIAL

Los hospitales privados ofertan 7.500 camas para reducir a la mitad las listas de espera en la pública

  • La Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE) señala el modelo de Castilla y León como el modelo a seguir tras anunciar el gobierno autonómico un plan de choque que contaría con conciertos.

  • "La crisis del covid-19 ha generado una demanda embolsada que ha comenzado a aflorar y a atenderse en 2021", asegura la patronal.

  • España destina aproximadamente el 11% de su gasto sanitario a conciertos, un importe cercano a 8.000 millones de euros.

Un hospital privado en Barcelona.

Un hospital privado en Barcelona. / Ricard Cugat

5
Se lee en minutos

De la crisis del covid se ha pasado "a la crisis asistencial" y, en este escenario, no contar con la sanidad privada para aligerar las listas de espera es "una irresponsabilidad". Así lo ha señalado esta mañana en Madrid Carlos Rus, presidente de la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE). La patronal -que agrupa al 56% del total de hospitales y al 32% de las camas existentes en España-, ha ofertado hoy un 15% de esas camas -7.500- para "aliviar" las listas de espera de la sanidad pública, que augura no pararán de crecer y reducir así a la mitad los tiempos de demora. Castilla y León, que ya ha anunciado que recurrirá a conciertos privados en su plan de choque para reducir esas listas, es el modelo a seguir para la sanidad privada.

En un encuentro informativo, Luis Mendicuti, secretario ceneral, y Carlos Rus, presidente, dieron a conocer un informe que ha preparado ASPE para evidenciar que "la crisis del covid-19 ha generado una demanda embolsada que ha comenzado a aflorar y a atenderse en 2021. Actualmente las listas de espera quirúrgicas (LEQ) superan el récord en 20 años", indican. Por eso, consideran necesario "actuar con urgencia ante una problemática que, de forma predecible, puede ocasionar el agravamiento de muchos diagnósticos".

Pacientes más enfermos

Tanto es así que Carlos Rus afirmó que, en las puertas de Urgencias de los hospitales privados -"nuestro sistema de entrada", puntualizó- los centros han registrado la llegada de más personas cuya salud ha empeorado tras la pandemia. "Cuando hacemos un triaje, la clasificación de los pacientes es de 1 a 5. Pues, según los datos que barajamos, se ha incrementado en un 80 % el número de personas a las que se les clasifica entre 4 y 5; es decir, con una situación más grave y que necesitan un tratamiento más complejo", señaló el presidente de ASPE.

Por eso, la patronal ha vuelto a reivindicar el papel que la sanidad privada puede jugar para adelgazar esas listas de espera en la pública que, según los datos que han aportado, en base a los publicados publicados recientemente por el Ministerio de Sanidad, constan de un total de 706.740 pacientes que estaban a día 31 de diciembre de 2021 a la espera de que les llamasen para ser operados.

Luis Mendicuti y Carlos Rus, directivos de ASPE.

/ ASPE

Siempre con esos datos, el tiempo medio de espera se ha incrementado hasta los 123 días, con casuísticas por encima de los 180 días, máximo legal en algunas comunidades autónomas. Además, el tiempo medio de espera a nivel nacional para consultas externas es de 89 días. Desde ASPE aluden constantemente al freno que ha supuesto la pandemia de covid para continuar con las intervenciones quirúrgicas y, también, para solapar a pacientes que han permanecido "ocultos y ahora han comenzado a aflorar".

Listas con más pacientes

Con información del Proyecto Venturi, que analiza esos datos, en 2020, al descender la demanda, se redujeron las intervenciones quirúrgicas hasta un 22,5%. Por tanto, según las estimaciones de la patronal, aunque en 2021 se ha recuperado en parte la actividad quirúrgica (+7,6%), aún se encuentra lejos de la actividad de pre-pandemia, concretamente 1,3 millones de intervenciones quirúrgicas menos que en 2019 (-16,6%).

La previsión, continúan, es que en junio de 2022 las listas de espera quirúrgicas sean aún superiores debido al incremento de 600.000 pacientes en espera de primera consulta de especialidades que se han sumado entre junio y diciembre de 2021 (+27%, de 2,2 millones a 2,8). Según el Proyecto Venturi, deberían haberse realizado en el todo el sistema hasta 6,84 millones de intervenciones quirúrgicas, 2,35 millones más (+52%) que las realizadas, según la estimación de operaciones para 2021 (4,49 millones). 

Camas disponibles para conciertos

Es ahí, donde la patronal da un paso adelante. Carlos Rus recordó que disponen del 56% del total de centros hospitalarios -431 hospitales diseminados por toda la geografía- y el 32% de las camas existentes en España, además de 12.000 centros extrahospitalarios. "Tenemos disponibles en torno al 15% de las camas (7.500), lo que se traduce en la capacidad de realizar 300.000 intervenciones más anuales. Si se utilizaran, el tiempo se reduciría a la mitad", apuntó. En ese sentido, valoró que Castilla y León haya anunciado un plan de choque que permita reducir en seis meses esas demoras en el ámbito hospitalario hasta conseguir que la media baje en 21 días y que contemplaría conciertos con la sanidad privada.

ASPE apunta a comunidades como Aragón que "han mostrado su rechazo absoluto" a concertar camas privadas.

"Ya lo hace tarde pero bien. Antes lo hizo Andalucía", ha apuntado Carlos Rus que, añadió, es el modelo a seguir. En contrapartida, apuntó a otras comunidades, como Aragón, a la cabeza de las autonomías "con mayor disponibilidad de plazas privadas disponibles y listas de espera altas, pero que han mostrado su rechazo absoluto a concertar con la privada", apuntaló.

Tiempo máximo de espera

En esa línea, ASPE aludió a la garantía de respuesta asistencial que es el compromiso público establecido por cada comunidad autónoma según la Ley 16/2003 de Cohesión y Calidad del SNS y establece cuándo se excede el tiempo máximo para que un ciudadano reciba asistencia médica. Si la espera supera el tiempo máximo, las consejerías de sanidad están obligadas a ofrecer la posibilidad de recibir la prestación en un centro concertado a solicitud del interesado, recordó la patronal. "La realidad es que no se están cumpliendo en miles de casos los periodos máximos de garantía tanto en intervenciones quirúrgicas, como en especialistas y pruebas diagnósticas", reseñaron desde la Asociación.

En cuanto a las tarifas, la patronal asegura que los precios medios para intervenciones como cataratas o cadera o rodilla, entre otros, son entre un 25% a un 69% menores.

Asimismo, ASPE resaltó que España destina aproximadamente el 11% de su gasto sanitario a conciertos, un importe cercano a 8.000 millones de euros. "El sistema de conciertos opera en condiciones significativamente más ventajosas en costes que a precio público. Los precios medios concertados de procedimientos como cataratas, intervenciones de cadera o rodilla, entre otros, son entre un 25% a un 69% menores", destacaron desde la patronal.

El 95% de los hospitales privados "necesitan enfermeras" y un 58%, carencias en médicos de ciertas especialidades.

Finalmente, el presidente de ASPE también admitió que el 95% de los hospitales privados "necesitan enfermeras" y un 58% de esos mismos hospitales registran carencias en médicos de ciertas especialidades. Por eso abogó porque se resuelve de forma "más rápida" el tema de la homologación de títulos de facultativos extracomunitarios o que las comunidades pongan "menos trabas" a que los especialistas puedan compatibilizar su ejercicio en el ámbito público y privado.

Noticias relacionadas