PETICIÓN DE LA SANIDAD PRIVADA

Universidades agilizará la homologación de títulos de 464 sanitarios ucranianos refugiados en España

  • Según datos del Ministerio de Inclusión, 464 refugiados ejercían profesiones relacionadas con la salud en Ucrania antes de que estallara el conflicto bélico: 175 médicos, 154 enfermeras, 56 farmacéuticos y 79 de otras categorías sanitarias.

  • Del total de sanitarios, la gran mayoría son mujeres: el 83% de los 175 médicos; el 98% de las 154 enfermeras y el 96% de las farmacéuticas.

Una furgoneta con refugiados procedentes de Ucrania, a su llegada a España.

Una furgoneta con refugiados procedentes de Ucrania, a su llegada a España. / EFE

4
Se lee en minutos

El Ministerio de Universidades, que preside Joan Subirats, agilizará la homologación de los 464 profesionales sanitarios que, según datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, han llegado a España como refugiados desde Ucrania. Del total de profesionales, 175 son médicos, 154 enfermeras, 56 farmacéuticos y 79, de otras categorías sanitarias. Universidades responde así a la reclamación realizada por la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE) de agilizar los trámites de homologación de estos profesionales para poder contratarlos tal y como han hecho países de nuestro entorno, como Italia.

Desde ASPE aseguran que la incorporación de personal sanitario cualificado contribuirá a reducir "el profundo déficit de profesionales (sanitarios) de nuestro país". Tras las misivas enviadas desde esta patronal el pasado 30 de marzo a los titulares de las carteras de Sanidad, Carolina Darias y de Universidades,  Joan Subirats, en las que se expresaba la necesidad de adoptar medidas que permitieran evaluar "con equidad y prontitud" si los refugiados ucranianos reunían los requisitos de acceso a una profesión sanitaria, el departamento que encabeza Subirats ha trasladado a la patronal su compromiso de "facilitar el proceso de homologación y equivalencias de títulos universitarios extranjeros para el caso de los refugiados de Ucrania acogidos a la protección temporal".

Casi 500 sanitarios

Según los últimos datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, que ha habilitado una página web de actualización quincenal con información profesional recogida en los Centros de Recepción, Atención y Derivación (CREADE), del total de personas atendidas hasta el 31 de marzo, 464 ejercían profesiones relacionadas con el ámbito de la salud en Ucrania antes de que estallara el conflicto bélico: 175 médicos, 154 enfermeras, 56 farmacéuticos y 79, de otras categorías sanitarias.

El 83% de los 175 médicos que han llegado como refugiados a España son mujeres y tienen una edad media de 42 años.

Del total de sanitarios, el 83% de los 175 médicos son mujeres y presentan una edad media de 42 años. En el caso de las enfermeras, el 98% son mujeres y su edad media es de 40 años. Respecto a las 56 farmacéuticas, el 96% son mujeres, con una edad media de 35 años. Completan el colectivo 79 de otras categorías sanitarias, con una edad media de 41 años y entre los que figura un mayor porcentaje de hombres de un 13%. El 46% de estos últimos profesionales tienen estudios superiores y algo más del 40% tienen formación profesional o bachillerato.

Un primer paso su incorporación

Para el secretario general de ASPE, Luis Mendicuti, que estos profesionales puedan ejercer en nuestro país es "un primer paso necesario e importante. Agradecemos la receptividad del Ministerio, ya que es la manera de que España, como ya ha hecho Italia, tenga una pronta reacción a la crisis humanitaria que afecta, en este caso específico, al colectivo de sanitarios ucranianos que ante la imposibilidad de regresar a su país no pueden si quiera ejercer su profesión", señala.

Uno de los argumentos expuestos por ASPE en sus cartas a los ministerios de Sanidad y Universidades fue precisamente el caso de Italia. Este país aprobó el pasado 21 de marzo un decreto ley de medidas urgentes para contrarrestar los efectos económicos y humanitarios de la crisis de Ucrania, activando el Pasaporte Europeo de Cualificaciones para Refugiados, por el cual, mediante un sistema de evaluación y entrevistas, los refugiados van a poder ejercer las profesiones sanitarias al menos hasta marzo de 2023 en territorio italiano.

ASPE estima que existe una lista de espera de alrededor de 3.000 médicos extracomunitarios pendientes de la homologación de su título.

ASPE reseña que, esta incorporación de personal sanitario ucraniano "puede contribuir a reducir el profundo déficit de profesionales en el sistema sanitario español y que afecta de forma significativa a la sanidad privada". A pesar de haber aumentado un 6,6%, sus plantillas "en el complejo contexto de la pandemia", añaden, el sector sigue precisando de la incorporación de nuevos profesionales, con una necesidad media-alta de enfermería en el 95% de los hospitales y de médicos en el 58%. La misma asociación estima que, en España, existe una lista de espera de alrededor de 3.000 médicos extracomunitarios pendientes de la homologación de su título.

Requisitos

En esta línea, según informan desde ASPE, Universidades ha confirmado la puesta en marcha efectiva de determinados procedimientos de activación. Primero ha habilitado una dirección de correo electrónico específica para posibilitar la revisión de oficio de todas las solicitudes recibidas. Asimismo, se ha detallado que se pueden acoger a este proceso agilizado quienes se encuentren en alguna de estas situaciones: residentes en Ucrania antes del 24 de febrero de 2022 o apátridas y nacionales de terceros países distintos de Ucrania que gozaran de protección internacional o de una protección nacional equivalente en este país antes de esa fecha o miembros de las familias de las personas a las que se refieren esos apartados.

Un momento de la apertura del centro de acogida de refugiados ucranianos en la Fira de Barcelona, el pasado 18 de marzo.

/ ELISENDA PONS

Además, podrán acogerse, entre otros, ucranianos que se encontrasen en situación de estancia en España antes del 24 de febrero de 2022 que, como consecuencia del conflicto armado, no pueden regresar a su país o de terceros países o apátridas que residieran legalmente en Ucrania sobre la base de un permiso de residencia legal válido (sea permanente o de otro tipo, como estudiantes) expedido de conformidad con el derecho de este país y no pueden regresar de forma segura y duradera a su país o región. También personas que se encontraban en situación irregular en España antes del 24 de febrero y que, como consecuencia del conflicto armado, no pueden regresar a este país.

Noticias relacionadas