CONGRESO DEL PP DE MADRID

Ayuso lanza otro incendiario discurso contra Sánchez y pide a Feijóo dar la batalla cultural

La presidenta del PP dedica el grueso de su alocución a un Gobierno que ve "infantiloide", "autoritario" y "subvenciona la pobreza"

2
Se lee en minutos

Isabel Díaz Ayuso ha cerrado este mediodía de sábado el congreso del PP de Madrid con un discurso muy duro contra el Gobierno de Pedro Sánchez y sus socios, los de Unidas Podemos y también los independentistas y nacionalistas. En el escenario, pocos minutos antes, Alberto Núñez Feijóo, el máximo líder de los populares le había pedido que no entrara a debates estériles, pero ella se ha justificado en su estrategia de atacar al jefe del Ejecutivo y seguir siendo clave en la labor de oposición al Gobierno. “Todo el mundo habla de España para mal. ¿Cómo no vamos a hablar de España desde Madrid?”, ha lanzado.

Burla de la pareja Montero-Iglesias

La dirigente madrileña considera que "el sanchismo busca problemas donde no los hay para fabricar una realidad paralela" y ha asegurado que en el Ejecutivo están "los amigos de las narcodictaduras de las dictaduras populistas", en referencia a los nexos entre Unidas Podemos y Venezuela. A una de las ministras de los morados, Irene Montero (Igualdad), le ha acusado de dar "lecciones de feminismo" cuando su "mayor éxito político es ser la pareja de...", por Pablo Iglesias. El plenario del congreso del PP ha aplaudido largamente.

La presidenta dice que los independentistas catalanes se han "inventado una nación" y son "una fábrica de expulsar a jóvenes y empresas".

Ayuso ve al Ejecutivo de Sánchez como un "Gobierno infantiloide", que llena la cabeza de sus ideas "a personas bienintencionadas". "Es el Gobierno más autoritario y menos leal a los españoles", ha afirmado. "El socialismo subvenciona la pobreza: no acaba con ella. Y no gestiona servicios públicos: gestiona sentimientos y hace a la gente manipulable", ha continuado.

Tras esa descripción de la realidad, le ha pedido a Feijóo, que le escuchaba en primera fila, que no ceda y dé la batalla cultural. "El centro-derecha no puede dejar que la izquierda pervierta hasta las palabras y pasar después solo a arreglar solo después la economía mientras se asientan las transformaciones ideológicas de la izquierda. El PP ha de dejar su sello, el de sus convicciones e ideas en la realidad", ha reclamado.

Los nacionalistas

“No sabemos en qué momento empezaron a odiar ser españoles. Lo que sabemos es que han profesionalizado su afán por debilitar a España y han encontrado la oportunidad", ha señalado Ayuso antes de concretar sus ataques en los Gobiernos de Navarra, Baleares y Catalunya sus críticas. A los soberanistas catalanes les ha dicho que se han "inventado una nación" y ve a la Generalitat como "una fábrica de expulsar a jóvenes y empresas".

"Tabernarios", firmes

Antes de bajarse de la tribuna, la nueva dirigente del PP madrileño ha querido dejar claro que su objetivo es volver a ganar en las autonómicas del año que viene y que su deseo es que Feijóo haga lo propio en España. Ayuso quiere que se acaben las suspicacias mediáticas sobre su supuesta competición interna con el nuevo líder. "Tendrás a este equipo de tabernarios a tu entera disposición, presidente", le ha espetado.

Fuentes cercanas a la presidenta han mostrado su interés por que no se señalen las diferencias en las formas y el fondo entre Feijóo y Ayuso. Esas fuentes han subrayado que el tono del discurso "ha sido el de siempre" y han negado que los dos estilos "chirríen". Ha dicho "lo mismo que otras veces".

Noticias relacionadas