Guerra de Ucrania

El Consejo de Seguridad de la ONU aborda la impunidad de Rusia

No se esperan resoluciones ni acciones del órgano, en el que Moscú tiene derecho de veto

La embajadora de EEUU ante la ONU, Linda Thomas-Greenfield, conversa con el secretario general, António Guterres.

La embajadora de EEUU ante la ONU, Linda Thomas-Greenfield, conversa con el secretario general, António Guterres. / Reuters

2
Se lee en minutos

“Es fundamental acabar con la impunidad para crímenes internacionales”. La frase la ha pronunciado este jueves el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, en una reunión del Consejo de Seguridad que está abordando la situación en Ucrania y los últimos acontecimientos en el conflicto abierto por Rusia.

El portugués ha denunciado el “impacto inaceptable de la guerra en los derechos humanos” y ha repasado lo que ha llamado un “catálogo de la crueldad”, en el que ha incluido ejecuciones sumarias, violencia sexual, tortura y otros tratos inhumanos y degradantes de civiles y prisioneros de guerra. “Los últimos informes de fosas en Izium son extremadamente alarmantes”, ha declarado Guterres, que ha hablado justo antes de que se dirigiera al Consejo Karim Khan, el fiscal jefe del Tribunal Penal Internacional, que ya ha abierto una investigación con la que Guterres ha pedido "total colaboración".

Sin acción

El encuentro lo había convocado Francia, que ostenta la presidencia de turno mensual, aprovechando la celebración de la Asamblea General para poner el foco sobre la guerra, aunque esta ya está dominando todo el cónclave en Nueva York. Pero la reunión ha cobrado aún más fuerza después de que Vladimir Putin anunciara el miércoles la movilización de reservistas y lanzara amenazas nucleares directas. Pero los diplomáticos no tienen previsto adoptar resoluciones ni acciones, algo que se vería condenado al fracaso por el derecho de veto de Rusia.

“Los últimos acontecimientos son peligrosos y alarmantes”, ha dicho también Guterres al abrir el encuentro, en el que ha denunciado el impacto a nivel global del conflicto. “Ha sobrecargado una triple crisis de alimentos, energía y finanzas; está arrastrando a millones de personas más a la pobreza y el hambre extremos y haciendo retroceder años de avances en desarrollo”, ha lamentado.

El portugués también ha puesto parte de su foco en la amenaza nuclear. “Es totalmente inaceptable que haya vuelto siquiera la idea, que fue impensable, de conflicto nuclear”, ha dicho Guterres, que también ha asegurado que la “situación en Zaporiyia sigue siendo causa de grave preocupación” y ha recordado que “el mundo no se puede permitir una catástrofe nuclear”.

En el encuentro se esperan 24 intervenciones, incluyendo la del ministro ruso de Asuntos Exteriores, Sergei Lavrov; la del de China, Wang Yi y la del secretario de Estado de Estados Unidos, Anthony Blinken. También hablará como invitado el ministro de exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba.

Cerrará las intervenciones el responsable de diplomacia de la Unión Europea, Josep Borrell, que la víspera organizó un encuentro de los ministros de Exteriores de la Unión Europea en Nueva York donde se buscó potenciar una línea de unidad y se plantearon nuevas sanciones. “Naciones Unidas esta semana tiene que reaccionar”, dijo Borrell.

Noticias relacionadas