REINO UNIDO

Muere la reina Isabel II de Inglaterra a los 96 años en el castillo de Balmoral

Su hijo Carlos ya ha heredado la corona bajo el nombre de Carlos III

La reina Isabel II de Reino Unido.

La reina Isabel II de Reino Unido. / JACOB KING / PA WIRE / DPA

7
Se lee en minutos

"La reina ha muerto en paz en Balmoral esta tarde". Así ha anunciado un comunicado del palacio de Buckingham que la reina Isabel II de Inglaterra ha fallecido este jueves a los 96 años tras 70 años de reinado. Lo ha hecho acompañada de su hijo, Carlos de Inglaterra, que hereda el trono de la corona británica, de sus hijos menores -Ana, Andrés y Eduardo- y de sus nietos, el príncipe Guillermo y el príncipe Enrique.

El rey y la reina consorte permanecerán en Balmoral esta noche y regresarán a Londres mañana", añade el escueto mensaje publicado sobre un sobrio fondo negro, en referencia a Carlos y a su esposa Camila de Cornualles.

La salud de la reina preocupaba ya desde marzo, cuando la Reina Isabel II se vio afectada por el Covid. Aunque la monarca se recuperó, se venía avisando de la fragilidad de su salud. Contaba con problemas de movilidad y había reducido al mínimo los actos en los que participaba, lo que no le impidió estar en los actos políticos más importantes del año o acudir a su jubileo de platino este junio, la celebración de sus 70 años de reinado.

Su último acto oficial tuvo lugar el martes, cuando se reunió con la nueva primera ministra británica, Liz Truss, a la que encargó formar gobierno. La recepción de Truss fue anómala al celebrarse en Balmoral, cuando siempre se ha celebrado en el palacio de Buckingham.

Todas las alarmas saltaron este jueves, cuando el Palacio de Buckingham anunció en un comunicado que los médicos que atendían a Isabel II en el palacio de Balmoral, en Escocia, se encontraban "preocupados" por su estado de salud. En ese momento, la Reina ya se encontraba bajo vigilancia médica y "confortable" en Balmoral. Poco después su hijo y heredero del trono, el príncipe Carlos, viajaba junto a su mujer Camila de Cornualles para "acompañar a su madre" tal y como comunicó la cadena británica BBC.

Poco después, ante la preocupación por al salud de su abuela el príncipe Guillermo tomaba el mismo rumbo, aunque sin la compañía de su esposa, la duquesa de Cambridge Kate Middleton, que decidió no acudir para quedarse con sus hijos en su primer día en un nuevo colegio. Junto a él llegaban también los hermanos del ahora ya rey Carlos, Andrés y Eduardo. Por último, y mostrando unidad y cariño en estos últimos momentos pese a sus evidentes desavenencias con su abuela, el príncipe Enrique tomó un avión privado de urgencia para dirigirse a la finca escocesa.

Poco después al aeropuerto de Aberdeen llegaba un avión con el resto de miembros de la familia real. Para entonces, la preocupación entre los británicos era notable. Centenares de personas comenzaban a congregarse ante el palacio de Buckingham de Londres y ante el castillo de Balmoral en Escocia para velar por la salud de la reina. Junto a ellos, un enorme coro de periodistas se preparaba para la noticia.

En medio de ese ambiente y con una BBC que cancelaba su programación y mostraba presentadores y corresponsales de riguroso luto, eran muchos los que ya especulaban con que el protocolo 'London Bridge is down', la guía de actuación que medios de comunicación públicos y los poderes del Estado debían seguir ante el fallecimiento de Isabel II, estaba en marcha.

La triste noticia

A las 19:30 en punto, las 18:30 horas en Inglaterra, el palacio de Buckingham daba finalmente la tristemente esperada noticia: la reina había fallecido en Balmoral. Lo ha hecho mediante un escueto comunicado difundido en su página web y en redes sociales en el que no se aclaran los motivos del fallecimiento de su majestad. De momento, la web de la familia real permanece en negro con un foto a color de la coronación de Isabel II y las fechas de su nacimiento y fallecimiento.

Carlos III era ya, oficialmente, rey del Reino Unido y el principal líder de la Mancomunidad de Naciones y su hijo, el príncipe Guillermo pasará a ser el nuevo heredero al trono. Con sus 73 años, se convierte así en el rey de mayor edad coronado en el país y reinará junto a su esposa, Camila de Cornualles, como reina consorte.

Su primer acto en la posición ha consistido en lanzar un comunicado, firmando ya con el título de "Su Majestad, el Rey", sobre las consecuencias del fallecimiento de Isabel II para su familia: "La muerte de mi querida madre, Su Majestad la reina, es un momento de gran tristeza para mí y para todos los miembros de mi familia. Estamos inmersos en un profundo luto por una muy querida soberana y una madre muy amada. Sé que su pérdida será profundamente sentida a lo largo y ancho del país, los reinos y la Commonwealth y por innumerables personas de todo el mundo. Durante este período de luto y cambio, a mi familia y a mí nos consolará y sostendrá saber el profundo respecto y afecto con el que la reina era ampliamente considerada".

A su comunicado se ha unido también el del Rey Felipe VI, que ha trasladado su más sentido pésame y el de todo el Gobierno español tanto al rey Carlos como a todos los británicos: "Sin duda, Su Majestad la Reina Isabel ha presenciado, escrito y dado forma a muchos de los capítulos más relevantes de la historia de nuestro mundo durante las últimas siete décadas. Su sentido del deber, compromiso y toda una vida dedicada al servicio del pueblo del Reino Unido e Irlanda del Norte fue un ejemplo para todos nosotros y permanecerá como un legado sólido y valioso para las generaciones futuras. La Reina Letizia y yo enviamos a Su Majestad ya toda la Familia nuestro cariño y nuestras oraciones. Todos estáis en nuestros corazones y pensamientos. La vamos a echar mucho de menos"

También se ha sentido profundamente la pérdida de la Reina en Gibraltar donde el Ministro Principal, Fabián Picardo, anunciaba un periodo de luto nacional por el que se cancelan los tradicionales actos del Día Nacional. "El Pueblo de Gibraltar llorará a Su Majestad como una monarca que ha reinado con sabiduría y con una dedicación incomparable a lo largo de todo el período de nuestro surgimiento en la posguerra como parte de la familia británica de naciones" reza el comunicado.

Isabel II, la reina eterna

Isabel II, una de las figuras históricas más importantes del Siglo XX, ha sido Reina de Inglaterra y la principal figura política de los cincuenta y cuatro países miembros de la Mancomunidad de Naciones durante los últimos 70 años. Durante la II Guerra Mundial fue la personificación del esfuerzo bélico británico y, en 1952, cuando asumió el trono tras la inesperada muerte de su padre, Jorge VI, lideró al país para sortear las consecuencias del conflicto.

Noticias relacionadas

En su extenso reinado, el más largo de Inglaterra tras superar en edad y en años de mandato a la Reina Victoria, Isabel II ha pasado por la Guerra Fría, la distensión, la caída del telón de acero, varias crisis económicas y la entrada y salida de Reino Unido de la Unión Europea. Una reina que sobrevivió al tiempo, a la Historia y a los escándalos, como el de la muerte de Lady Di o las sospechas de abusos sexuales a menores que pesan sobre el príncipe Andrés y que, pese a ello, mantuvo una popularidad robusta hasta el final.

Durante todo ese periodo ha recibido a 15 primeros ministros, desde el célebre Wiston Churchill hasta Liz Truss, la sustituta de Boris Johnson y a la que la monarca recibió esta misma semana. Los británicos la consideraban una reina eterna, querida y mediadora en la política. Pero, de ahora en adelante, será el príncipe Carlos, su sucesor, el encargado de lidiar con los primeros ministros británicos.