REINO UNIDO

¿Cómo será la coronación del príncipe Carlos de Gales como rey de Inglaterra?

La última vez que el sucesor de Isabel II tuvo una ceremonia de estas características fue el 1 de julio de 1969, cuando tenía 19 años y se convirtió en el heredero al trono

Isabel II, junto a su familia en el balcón del palacio Buckingham.

Isabel II, junto a su familia en el balcón del palacio Buckingham.

3
Se lee en minutos

Tras la muerte de la Reina Isabel II de Inglaterra a los 96 años, el primero en la línea de sucesión y el heredero de la corona es el príncipe Carlos de Gales, el mayor de los cuatro hijos de la reina y del príncipe Felipe de Edimburgo.

La reina ha fallecido esta tarde en el castillo de Balmoral, en Escocia, acompañada por sus hijos y por el segundo en la línea de sucesión, el príncipe Guillermo. Un comunicado del palacio de Buckingham emitido a mediodía anunciaba que los médicos se encontraban "preocupados" por su estado de salud y que la reina estaba "cómoda" en la que durante años fue su residencia de verano.

Muchos expertos reales británicos apuntaron que el hecho de que se publicase ese comunicado era ya preocupante, ya que Buckingham no habría publicado nada si la situación no fuese grave. Pero las alarmas se desataron definitivamente entre la población cuando toda la familia real, se desplazó hasta el castillo escocés para acompañar a Isabel. De hecho, hasta las verjas de este castillo se desplazaron centenares de personas. A sus 73 años, el príncipe Carlos de Gales se convertirá en el nuevo rey.

La sucesión de la corona

La muerte de Isabel II, que acarreaba varios problemas de salud desde que en abril superase el covid, implica que el príncipe Carlos de Gales será, si no hay ningún contratiempo, quien tome posesión del trono de Inglaterra y convirtiéndose, a sus 73 años, en el monarca de Inglaterra de mayor edad en el momento de su nombramiento.

Tras los nueve días de luto oficial que decreta el protocolo 'London Bridge is down', la guía de actuación que deben seguir medios de comunicación, políticos y estados ante el fallecimiento de la reina, la primera medida ha sido la proclamación del hijo de la monarca como rey de Reino Unido y líder de los países de la Mancomunidad de Naciones.

Si se repitiese la misma ceremonia que encumbró a su madre, el acto se realizaría en la Abadía de Westminster, como hace 70 años. La coronación sería sencilla y con un coste menor de los que le han sucedido. A continuación, se procedería a efectuar el traslado del recién coronado príncipe a la residencia del palacio de Buckingham como rey. En su lugar, el príncipe Guillermo, su hijo mayor, se trasladaría a Windsor, llegado el momento.

Por otra parte, Isabel II anunció en abril de este mismo año que la duquesa de Cornualles, Camilla, sería la persona que la sucediese como reina consorte, por lo que dejaría su título como princesa. Un nombramiento que se produciría a la vez que el del Príncipe Carlos de Gales.

El último acto de coronación de Carlos

La última vez que el príncipe Carlos de Gales tuvo un acto de coronación fue cuando la reina Isabel II le invistió como príncipe de Gales. La ceremonia se celebró el 1 de julio de 1969. Durante el acto, más de 500 millones de personas sintonizaron sus televisores para ver el momento en el que Carlos, con tan solo 19 años, asumía el cargo que su madre le estaba otorgando en el castillo de Caernarfon (Gales), convirtiéndolo en el heredero al trono británico.

La despedida del príncipe de gales

Noticias relacionadas

Tras conocerse la noticia del fallecimiento de la reina Isabel II, la primera ministra británica, Liz Truss se ha pronunciado para dar las condolencias a la familia real y al pueblo: "El Reino Unido está devastado por la muerte de Isabel II", expresaba. Durante su intervención, ha confirmado que le sucederá 'Carlos III' como nuevo monarca británico. Aunque existían dudas sobre cuál sería el nombre de la coronación, finalmente se ha decantado por la opción más natural (Carlos III), descartando la opción de coronarse como Jorge VII, en honor a su abuelo.

El monarca expresaba así su dolor por la muerte de su madre en un comunicado de la Familia Real: