INVASIÓN DE UCRANIA

Pulso de maniobras militares: Rusia y China encaran a la OTAN con unos juegos de guerra conjuntos

  • La OTAN realiza al mismo tiempo maniobras militares Georgia (país fronterizo con Rusia), y en junio llevó a cabo otras en el Mar Báltico

  • "Son un mensaje muy serio para Occidente y Ucrania", apunta el exjemad Fernando Alejandre

  • "Solidifican la relación de los ejércitos de ambos países en los niveles altos de los ejércitos de China y Rusia", dice Matthew Schmidt

29 de agosto de 2022.- Soldados chinos marchan a su llegada al campo de entrenamiento Sergeevsky en Primorskiy Kray, en el este de Rusia.

29 de agosto de 2022.- Soldados chinos marchan a su llegada al campo de entrenamiento Sergeevsky en Primorskiy Kray, en el este de Rusia. / Ministerio de Defensa de Rusia

5
Se lee en minutos

Recuerda el militar Fernando Alejandre que, cuando estaba destinado en el Comando Aliado de la Fuerza Conjunta Brunssum (Países Bajos), la OTAN organizó unas maniobras conjuntas repartidas en Italia, Portugal y España. Él se encontraba con observadores rusos, invitados por la Alianza. Corría el año 2015, rememora el que se convertiría dos años más tarde en jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad).

Siete años después, el panorama es radicalmente distinto. Los países de la OTAN arman y forman al ejército ucraniano en su guerra total contra el invasor ruso. No cabe pensar en la presencia de observadores del Kremlin en las maniobras militares aliadas, rota la confianza tras el 24 de febrero. 

En este contexto de guerra activa en suelo europeo, Rusia lanza junto a China, este jueves y durante una semana, unos imponentes ejercicios militares conjuntos. Se llaman Vostok 2022 (Oriente 2022), y van a participar 50.000 soldados en diversas localidades de la Rusia oriental y del Mar de Japón. Se desplegarán 140 aviones de combate, 60 barcos de guerra y 5.000 unidades de armamento, según el Ministerio de Defensa de la Federación Rusa. 

Moscú dice que pretende mostrar los lazos cada vez más fuertes en cuestiones de Defensa con Pekín. Junto a ellos, habrá también soldados u observadores de otros países aliados, como Argelia, India, Siria, Laos, Mongolia, Azerbaiyán y Nicaragua. "El ejercicio no está dirigido contra ningún país específico o alianza militar y es de naturaleza puramente defensiva", asegura el viceministro de Defensa ruso, Alexandr Fomín, que dice que las tropas regresarán a los cuarteles a finales de septiembre.

“Estos ejercicios son un mensaje muy serio”, opina en conversación con EL PERIÓDICO DE ESPAÑA el exjemad Fernando Alejandre. “Rusia le dice a Occidente y a Ucrania que es capaz de llevar a cabo a la vez una guerra y unas grandes maniobras militares. Esto es algo poco habitual, cuando un país está metido en una guerra no suele derivar recursos a otra cosa”.

Analistas y ministerios de Defensa occidentales creen que las fuerzas rusas en Ucrania están exhaustas y que necesitan ser renovadas, y que ello explica la “pausa operativa” que se ha tomado el ejército ruso en su ofensiva en el este de Ucrania.

Estos ejercicios Vostok 2022 son de menor envergadura que otros similares que se realizaron en la región oriental rusa en 2018. Entonces participaron casi 300.000 efectivos de las Fuerzas Armadas de Rusia, además de varios miles de militares de otros países.

Sergeyevsky (Rusia), 29/08/2022.- Soldados de Mongolia preparan sus vehículos para participar en las maniobras conjuntas con Rusia Vostok 2022, en la localidad de Sergeyevsk, en el este del país.

/ EFE/EPA/Ministerio de Defensa de Rusia

“Estas maniobras son un escenario diseñado para mostrar a Occidente un frente unitario. Son diplomáticamente importantes porque solidifican la relación de los ejércitos de ambos países en los niveles altos de sus Fuerzas Armadas y construyen la capacidad de China y Rusia de operar juntas”, explica a este EL PERIÓDICO DE ESPAÑA Matthew Schmidt, profesor de Seguridad Nacional de la Universidad de New Haven (Estados Unidos). “Pero no está claro cuánto apoya China la guerra de Rusia en Ucrania. Hasta el momento han hecho lo justo para reafirmar a Moscú, salvo comprar petróleo a precios de derribo. Ni siquiera han vendido armas a gran escala a Rusia. Aunque esto puede cambiar”.

Maniobras de la OTAN

Las maniobras coinciden en el tiempo con las que la OTAN va a realizar en Georgia, país fronterizo con Rusia, que fue invadido por tropas de Moscú en 2008 y que quiere entrar a formar parte de la Alianza junto a Ucrania. Estos ejercicios militares, llamados Noble Partner 2022 y que durarán hasta mediados de septiembre, van a contar con 2.400 soldados de una veintena de países: EEUU, Reino Unido, Turquía, Alemania, Polonia, Lituania, Suecia, Japón y Ucrania. 

La presencia de soldados de este último país, en guerra contra Rusia, es especialmente significativa. También la de Japón, que asiste por primera vez a esta sexta edición de las maniobras en Georgia. Tokio está cada vez más susceptible con la asertividad china en el mar que comparten, y asistió a la cumbre de la OTAN de Madrid, también por primera vez. En ella, se designó a Rusia como principal amenaza y a China como principal desafío de los países aliados.

El pasado junio, la Alianza Atlántica sacó músculo ante Rusia en el Mar Báltico en otros ejercicios militares llamados Baltops 22, un encuentro militar anual que este año se hizo un tercio más grande: 7.000 soldados de 16 países (entre los los candidatos a la adhesión Suecia y Finlandia), 45 barcos y 76 aviones. Se realizaron, en una zona que es fronteriza con la Federación Rusa, operaciones de desembarco anfibio, ejercicios de artillería y de defensa aérea o contra submarinos, entre otros. 

La relación entre China y Rusia

Rusia realiza enormes ejercicios militares cada año. Normalmente, va rotando entre sus cuatro distritos militares: Occidente (Zapad), Sur (Kavkaz), Centro (Tsentr) y Este (Vostok). Los del año pasado, Zapad 2021 (en la región rusa que va desde Finlandia hasta Ucrania), fueron especiales. Se realizaron junto a Bielorrusia entre el 10 y el 16 de septiembre. Pero, a las pocas semanas de que hubieran concluido, la OTAN advirtió: buena parte de los 200.000 soldados que habían participado no habían regresado a sus cuarteles. Vladímir Putin estaba preparando la invasión de Ucrania. 

Los que se celebran ahora con China (Vostok 2022) no serán el comienzo de ninguna incursión real. Pero los analistas de inteligencia occidentales van a estar muy pendientes de cuánta implicación real y qué tipo de contactos mantienen soldados y oficiales rusos y chinos.

Sergeyevsky (Rusia), 29/08/2022.- Vehículos lanzamisiles preparándose para participar en las maniobras militares Vostok 2022

/ EFE/EPA/Ministerio de Defensa de Rusia

Vladímir Putin tiene una buena relación con su homólogo chino, Xi Jinping, y se consideran mutuamente socios estratégicos. En alguna ocasión se ha apuntado a una posible alianza militar de Rusia y China. Esta nunca se ha consumado, pero el líder ruso ha dicho que no debe descartarse en un futuro. 

Noticias relacionadas

Ambas potencias regionales son también competidoras (por influencia y recursos), a pesar de que la retórica muchas veces las alinee. Putin ha comparado el apoyo que Washington da a Ucrania con el que da a Taiwán, una isla independiente que la República Popular China considera parte de su territorio

Además, el Gobierno de Pekín está sintiendo la presión de las potencias occidentales. Estados Unidos consiguió que el resto de los países miembros de la OTAN, en su mayoría europeos, incluyeran varios puntos en el Concepto Estratégico de Madrid poniendo el foco en China. Entre otros asuntos, asegura el documento que China cercena la libertad de tránsito en los mares que pretende controlar con su Armada.