DISCRIMINACIÓN LABORAL

CCOO y UGT se unen para blindar al colectivo LGTBI en los centros de trabajo

Los sindicatos piden reforzar la ley trans y LGTBI en materia laboral porque su redacción es un "brindis al sol"

Unai Sordo y Pepe Álvarez rubrican el acuerdo por el que CCOO y UGT se comprometen a combatir la discriminación laboral que padece el colectivo LGTBI

Unai Sordo y Pepe Álvarez rubrican el acuerdo por el que CCOO y UGT se comprometen a combatir la discriminación laboral que padece el colectivo LGTBI / EPE

3
Se lee en minutos

La discriminación del colectivo LGTBI en el ámbito laboral exige una respuesta urgente. La magnitud de esta desigualdad ha llevado a UGT y CCOO a rubricar un acuerdo "histórico e inédito" para unificar su actuación para combatir la discriminación que padecen en el empleo las personas gais, lesbianas, bisexuales, trans e intersexuales.

El objetivo del acuerdo es incluir la igualdad de trato y oportunidades para las personas LGTBI en el ámbito laboral en la negociación de los convenios, en el impulso de planes de igualdad en las empresas y en la puesta en marcha de protocolos contra el acoso destinados a la protección de este colectivo.

"Hemos visto que los derechos se consiguen, se disfrutan y desgraciadamente se pierden y somos plenamente conscientes de que en España vivimos un momento especialmente importante desde el punto de vista de la consecución de derechos. Para que esos derechos tengan un carácter permanente, queremos poner un grano de arena para que la igualdad y los derechos de las personas LGTBI lleguen a los centros de trabajo de la mano de estos sindicatos, formen parte del derecho laboral y sean reconocidos como tal en la legislacion laboral y a través de los convenios colectivos", ha explicado el secretario general de UGT, Pepe Álvarez.

El secretario general de CCOO, Unai Sordo, ha adelantado que tratarán de cursar medidas efectivas a través del diálogo social y la negociación colectiva para disminuir y erradicar las desigualdades y discriminaciones que el colectivo LGTBI sufre en los lugares de trabajo. "La defensa de la igualdad es una prioridad en las organizaciones sindicales", ha subrayado.

¿Y en qué se va a traducir esa actuación sindical "conjunta y coordinada" en favor de la igualdad y la diversidad en las empresas?

En primer lugar, se incidirá en esta dimensión en la negociación de los convenios colectivos. Se incluirán protocolos de acoso por orientación sexual o identidad de género que establezcan mecanismos de investigación, régimen disciplinario y protección del trabajador afectado.

La igualdad en los procesos de selección y contratación, acabar con sesgos discriminatorios, garantizar que las familias diversas puedan disfrutar de derechos y beneficios sociales que les corresponden, mejorar la empleabilidad del colectivo o sensibilizar a las empresas en materia de diversidad serán algunos puntos en los que trabajarán los sindicatos.

"Era importante que desde el sindicalismo diéramos este paso adelante para que aquellos que pretenden quitarnos estos derechos sepan que nos van a encontrar enfrente a las organizaciones sindicales", ha sostenido Álvarez.

Sordo ha alertado del peligro de una "ofensiva reaccionaria a nivel mundial" que "viene en serio" a acabar con los derechos de igualdad adquiridos. Se trata, ha dicho, de "movimientos atrasistas, medievales y con discursos reaccionarios" que no sólo se ven en un partido de ultraderecha, sino que su retórica está impregnando las tertulias televisivas e inspirando sentencias judiciales.

Ante esta situación, ha dicho Sordo, hay que "recuperar la calle", la iniciativa política y la "ofensiva discursiva" para defender los derechos civiles conquistados.

Necesidad de reforzar la ley trans y LGTBI

En el día en que el Gobierno ha aprobado en Consejo de Ministros el proyecto de ley para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos de las personas LGTBI, tanto CCOO como UGT han coincidido al apuntar que el texto se queda corto y que sería necesario mejorarlo en su trámite parlamentario para que la ley ponga las bases para acabar con la LGTBIfobia en el empleo.

El responsable del área LGTBI confederal de UGT, Toño Abad, ha calificado las medidas laborales de la ley de "brindis al sol" y ha denunciado que su redacción actual no servirá para combatir la discriminación. Para lograr que sea eficaz, ha precisado, se debe pasar de un contenido programático, dispositivo y voluntario a medidas obligatorias.

También la secretaria confederal de Mujeres, Igualdad y Condiciones de Trabajo de CCOO, Carolina Vida, ha solicitado medidas imperativas en la ley.

Noticias relacionadas