Tribunales

El tío del menor asesinado en Lardero valora el juicio: "Es un día triste para sus padres"

El familiar de la víctima lamenta que el presunto asesino de Álex se haya negado a declarar ante el juzgado, la última vez, el pasado mes de abril

El tío del menor asesinado en Lardero valora el juicio: "Es un día triste para sus padres"
3
Se lee en minutos
EP

Gonzalo Martín, el tío de Álex, el niño asesinado en la localidad riojana de Lardero el pasado mes de octubre, ha valorado este miércoles las declaraciones en el juzgado de dos menores relacionados con el caso, aunque ha afirmado que "días como éste de hoy son muy muy duros" para los padres del pequeño.

Martín ha acudido esta mañana al Palacio de Justicia de Logroño, donde están declarando dos menores que estuvieron en el parque en la tarde que mataron a Álex, la del día 28 de octubre de 2021.

"No cualquier persona se ofrece voluntaria para este fin, que no es poco", ha dicho el tío del pequeño, quien ha mostrado su apoyo a estas familias "que son una gente maravillosa, porque ellos nos están apoyando también".

Ha resaltado que "están mal, sé que los están tratando psicológicamente, porque están muy muy mal desde el día que pasó todo, y, aunque el tiempo va pasando, ahora tienen que volver a revivir otra vez toda una situación que ellos han estado viviendo, desde los días previos al asesinato de Álex hasta los días posteriores".

Martín ha lamentado que el presunto asesino del pequeño, Javier Almeida, se haya siempre negado a declarar ante el juzgado, la última vez, el pasado mes de abril, "en un momento en el que también los padres de Álex vinieron a declarar".

Precisamente, preguntado por los medios de comunicaciones sobre el estado de ánimo de los padres, el tío del pequeño ha dicho también que los padres "están mal, tiran para adelante porque hay un crío más pequeño, y se han volcado en ese hijo, no es fácil sacarlo adelante".

También se ha referido al hermano pequeño de Álex, porque "la falta de su hermano no la va a sustituir nadie en el mundo, por cien años que viva, unas criaturas que ahora tendrían que estar acabando el curso y pensando en cómo pasar las vacaciones de verano con sus padres, pero a Álex, por desgracia, ya no lo tenemos".

Especialmente irritado se ha mostrado Gonzalo Martín con unas declaraciones que trascendieron hace unos días del presunto asesino de su sobrino, según las cuales, habría hablado con el capellán de la cárcel de Segovia, en la que está internado, pidiendo dinero. "Qué facilidad para pedir, algo que mi sobrino no puede hacer, porque está muerto", ha lamentado.

"¿Cómo van a estar los padres con todo eso? Pues están mal, muy mal, tienen que tirar para adelante por el hijo pequeño, pero les va a costar, porque el tiempo va pasando, pero esto de hoy es otro golpe muy duro, anoche estuve hablando con ellos y están muy mal, la verdad", ha concluido.

El asesinato de Álex

Álex, de 9 años, fue asesinado en la tarde noche del 28 de octubre de 2021 en Lardero, cuando estaba en un cumpleaños en un merendero situado en un parque próximo a la vivienda del presunto asesino.

Sobre las 20,25 horas se recibió una llamada a través de 112 manifestando la desaparición del menor. Varios testigos manifestaron cómo "un hombre se llevaba al niño mediante engaño".

Posteriormente, Guardia Civil y Policía Local de Lardero se dirigieron hacia el lugar y, a los pocos minutos, la patrulla de Guardia Civil de Villamediana dio aviso y pidió una ambulancia "al encontrar al menor en estado muy grave e inconsciente junto a un varón" en el interior de un portal.

Una vez que llegó la ambulancia al lugar intentaron reanimar al menor sin conseguirlo, falleciendo en el lugar de los hechos.

El presunto autor de los hechos, al que se le acusa de un delito de homicidio, es un hombre de 54 años, vecino de Lardero. Tiene antecedentes por agresión sexual en 1993 (delito por el que se le sentenció a siete años de prisión); y por asesinato y agresión sexual en agosto de 1998, cuando fue sentenciado a veinte años y diez años, respectivamente.

En 2020, según confirmó la Delegación de Gobierno, fue trasladado desde otra prisión al Centro Penitenciario de Logroño y obtuvo la libertad condicional el 8 de abril de 2020. La condena se extinguía el 17 de agosto de 2023.

Noticias relacionadas