ONCOLOGÍA

Aumenta la supervivencia a cinco años del cáncer en España ¿Cuáles son los que más mejoran?

Un estudio de la Red Española de Registros de Cáncer (REDECAN) indica que la supervivencia a cinco años se incrementó un 3,3% en hombres y un 2,5% en mujeres. Pero estima que habrá 280.101 nuevos casos en este año

Aumenta la supervivencia a cinco años del cáncer en España ¿Cuáles son los que más mejoran?
3
Se lee en minutos
Rebeca Gil

Según los cálculos realizados por la Red Española de Registros de Cáncer (REDECAN), durante este año los nuevos casos de cáncer experimentarán un ligero incremento. Los cálculos de REDECAN lanzan para el 2022 una cifra estimativa que sitúa la previsión en 280.101 nuevos casos

En contraste con estas cifras tan preocupantes hay una buena noticia. Y es que la supervivencia a cinco años de los pacientes con cáncer diagnosticados en España entre los períodos 2002-2007 y 2008-2013 mejoró para la mayoría de los tipos de cáncer, incluso en los de peor pronóstico. 

Así lo recoge un estudio de la REDECAN, que ha publicado la revista Cancers.

El trabajo, en el que han participado distintos grupos de investigación integrados en el área de Epidemiología y Salud Pública del CIBER (CIBERESP), recoge que entre estos dos períodos la supervivencia a cinco años se incrementó un 3,3% en hombres y un 2,5% en mujeres. 

  • "Estas mejoras de supervivencia para la mayoría de grupos de cáncer pueden estar relacionadas con factores muy diversos, incluido un diagnóstico más temprano y mejores opciones de tratamiento", subrayan los investigadores.

El estudio analizó datos de más de 600.000 pacientes con un cáncer primario diagnosticados entre 2002 y 2013, recogidos en 13 registros de cáncer de base poblacional (Asturias, Canarias, Castellón, Ciudad Real, Cuenca, País Vasco, Girona, Granada, La Rioja, Mallorca, Murcia, Navarra y Tarragona), y presenta resultados globales del conjunto de todos los cánceres y por separado de 29 tipos de cáncer. 

Mayor supervivencia entre mujeres con cáncer de tiroides

Considerando el conjunto de todos los canceres, la supervivencia neta a los cinco años tras el diagnóstico fue mayor en las mujeres (61,7%) que en los hombres (55,3%). 

Más allá de los datos globales, existen grandes diferencias según el tipo de cáncer, dándose las mejores expectativas de supervivencia a cinco años para las mujeres en el cáncer de tiroides (93,1%) y para los hombres en el cáncer de próstata (89,6%). 

En el otro extremo, se encuentran los porcentajes de supervivencia para el cáncer de páncreas entre mujeres y hombres, que se reduce a un 10% y un 7,2%, respectivamente.

Leucemia mieloide crónica, mieloma y cáncer de colon y recto, entre los que más mejoran

Al hacer un análisis comparativo de los pacientes diagnosticados en 2002-2007 y 2008-2013, la leucemia mieloide crónica y el mieloma fueron los tipos de cáncer que mostraron los mayores aumentos en la supervivencia, un incremento que puede deberse principalmente a la mejora en los tratamientos. 

Y entre los tumores malignos más frecuentes, los mayores incrementos de supervivencia se observaron en los cánceres de colon y recto, posiblemente por avances en el diagnóstico temprano y mejora en el manejo de los pacientes. 

También mejora la supervivencia en el cáncer de mama, para el que existen programas de cribado bien establecidos en todas las Comunidades españolas.

Se observó muy buen pronóstico para los cánceres de tiroides, próstata, testículo, mama femenina, melanoma cutáneo y linfoma de Hodgkin, todos ellos con supervivencias a cinco años superiores al 80%, y que representan el 29% de todos los casos de cáncer en España. 

Cáncer de páncreas, esófago, pulmón e hígado los de peor pronóstico

Otros cánceres frecuentes, como los de colon, recto, vejiga o útero también presentan buen pronóstico, situándose la supervivencia a 5 años entre el 60 y el 79%. 

Sin embargo, los cánceres de páncreas, esófago, pulmón e hígado presentaron expectativas a 5 años menores del 20%, si bien con mejoría entre los dos periodos, posiblemente debido a los avances en diagnóstico y tratamientos. 

Respecto a estos cánceres con mal pronóstico, los autores subrayan la necesidad de fortalecer la prevención primaria y el diagnóstico temprano, siempre que sea posible.

Noticias relacionadas