GOBIERNO

Las bajas de Darias y Maroto en el Gobierno abren la puerta a nuevos 'ministrables' canarios

Ángel Víctor Torres intenta que Sánchez mantenga la cuota canaria en el Consejo de Ministros con preferencia para ocupar Industria, Comercio y Turismo

Carolina Darias saluda al exministro Juan Fernando López Aguilar en la Fiesta de la Rosa.

Carolina Darias saluda al exministro Juan Fernando López Aguilar en la Fiesta de la Rosa. / EFE

6
Se lee en minutos
Joaquín Anastasio

Los movimientos internos en el PSOE y en el Gobierno central de cara a las próximas elecciones autonómicas y locales de mayo van a tener diversas consecuencias en distintos ámbitos entre ellos, obviamente, la sustitución de las dos ministras llamadas a asumir las candidaturas socialistas a los ayuntamientos de Las Palmas de Gran Canaria y Madrid, Carolina Darias y Reyes Maroto, respectivamente. Son dos bajas en el Ejecutivo de Pedro Sánchez para cuya sustitución se abrirá en muy pocas semanas todo tipo de especulaciones sobre perfiles y nombres pese a que, en ambos casos, su salida del Consejo de Ministros no se producirá muy probablemente hasta muy poco antes del inicio de la campaña electoral en abril.

Es en todo caso el momento en el que se volverá a poner sobre la mesa el juego de las cuotas territoriales en el seno del Gobierno, en este caso el de los ministerios a cargo de la parte socialista del mismo ya que no se prevén cambios en los ministerios en manos del otro socio gubernamental, Unidas Podemos, que mantendrá a sus actuales cinco responsables ministeriales. La operación conllevará la búsqueda de sustitutos para cada una de las ministras, aunque algunas fuentes consideran que el líder socialista tendría ya en mente las personas que deberían hacerse cargo de dos ministerios importantes en el actual contexto político, económico y social del país.

Es en este marco en el que se suscita la incógnita sobre si Sánchez, pese a que prime en su decisión el perfil político y técnico de los futuros candidatos a ministrables, tendrá en cuenta un cierto criterio de cuota territorial en la composición socialista de su Gobierno y si, en este sentido, contará con algún canario para cubrir la plaza de Darias en él. No tendría que ser, obviamente, para una sustitución directa en la cartera de Sanidad, sino para darle entrada en el Consejo de Ministros bien asumiendo el otro ministerio donde la baja de su actual titular ya está confirmada, bien en otro departamento que se pudiera ver afectado si el presidente decidiera aprovechar el momento para una remodelación más amplia del Gobierno con la que abordar la recta final de la legislatura. En ambos escenarios, también cabría la posibilidad de que cualquier cambio interno en los departamentos afectados ofrezca otros puestos de alto rango político, como secretarías de Estado o direcciones generales, para aplicar esa cuota territorial.

Los socialistas canarios y en especial su secretario general y presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, intentarán en este contexto que la salida de Darias del Ejecutivo no suponga una pérdida de la presencia canaria en él, y que Sánchez acceda a colocar a un isleño en cualquiera de los ministerios donde se produzcan cambios. El hecho de que el área de turismo sea una de las llamadas a quedar vacantes con la marcha de Maroto, se entiende desde Canarias como una oportunidad para acceder a la gestión de un ministerio clave en la gestión política de la principal actividad económica del Archipiélago, un cargo que hasta la fecha solo ha llegado a recaer en un canario en el caso de José Manuel Soria entre 2012 y 2016 durante el Gobierno del popular Mariano Rajoy.

La opción Héctor Gómez

Distintas fuentes socialistas consultadas señalan que Torres hará llegar a Sánchez su interés por mantener la ‘cuota canaria’ en el Ejecutivo central así como distintos nombres y perfiles para ocupar algunos de los puestos que finalmente queden vacantes. Se da por hecho que el presidente regional no ‘pujará’ inicialmente por el Ministerio de Sanidad, sino que lo hará precisamente por el de Industria, Comercio y Turismo, y aunque no se baraja aún ningún nombre en este sentido, algunas fuentes señalan al tinerfeño Héctor Gómez como un candidato que contaría con muchas posibilidades de prosperar. El diputado no sólo da el perfil técnico y político para el cargo, dado que profesionalmente está vinculado al sector y estuvo además durante casi un año al frente de TurEspaña, el organismo dependiente de ese departamento encargado de la promoción turística, sino que estaría en la onda política de Moncloa.

Gómez, o cualquier otro candidato canario al ministerio, podría jugar así un papel ‘comodín’ ya que por un lado ocuparía la ‘plaza’ canaria en el Gobierno en sustitución de Darias y en aplicación de la cuota territorial, y accedería a un puesto clave para los intereses de Canarias en la política nacional. Se considera además desde distintos sectores socialistas que Pedro Sánchez se siente en deuda con él tras su sustitución, en julio pasado, como portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, menos de un año después de acceder al cargo, y ser relevado por Patxi López, con perfil más adecuado a las necesidades del Gobierno y al actual contexto político.

Estas fuentes señalan que el propio jefe del Ejecutivo le dejó la puerta abierta para futuras responsabilidades. Gómez ha sido uno de los primeros y más firmes apoyos de Sánchez en las Islas y ambos mantienen desde hace tiempo una estrecha amistad. La opción de un nombramiento como ese no sólo mantendría la presencia canaria en el Gobierno, sino que podría contrarrestar el efecto electoral que haya podido deparar para CC el pacto con los socialistas para el apoyo de esta formación a los presupuestos estatales de 2023, ante el que sectores del socialismo canario, especialmente en Tenerife, han mostrado recelos.

Ministras de agenda canaria

Noticias relacionadas

La operación diseñada por Sánchez con el aval de la dirección federal del PSOE es que Darias y Maroto se mantengan al frente de sus respectivos departamentos hasta última hora con la intención darles toda la presencia pública posible, sobre todo para el caso de la ministra de Industria, Comercio y Turismo por su menor grado de conocimiento en la capital para la que presenta candidatura. Ambas ministras dejarán un vacío importante en el Ejecutivo por razones diferentes. Darias ha gestionado con habilidad y éxito un ministerio que ha tenido que hacer frente a buena parte de la pandemia sanitaria y en especial a toda la campaña de vacunación, y ha sido una ministra discreta y alejada de polémicas políticas que Sánchez valora de manera especial. Como ‘ministra canaria’ ha tenido algún desencuentro con el Gobierno regional precisamente durante la etapa de cierre de fronteras por la pandemia, y asume ahora la candidatura a la alcaldía de la capital grancanaria con disciplina al encargo de Sánchez, pero pesarosa por dejar una responsabilidad en la que se encontraba muy cómoda y desde la que pretendía asumir dentro de un año la cabeza de lista socialista por Las Palmas para el Congreso.

Por su parte, Maroto ha estado muy vinculada a la agenda canaria durante casi todo el tiempo al frente del ministerio de Industria, Comercio y Turismo por los diversos episodios de crisis turísticas vividas en las Islas, desde la quiebra de Thomas Cook en septiembre de 2019, hasta los efectos en el sector del volcán de La Palma, pasando por el ‘cero turístico’ durante casi todo el 2020 por la pandemia sanitaria. Aunque con luces y sombras en esa gestión, aprobando diversos programas de apoyo al sector pero rechazando el gran plan de recuperación que le pedía el sector en las Islas, Maroto deja un ministerio que tendrá en 2023 más de 10.000 millones de presupuesto, un 21 % más que en 2022, y una presencia y protagonismo en la agenda política de la que tenían en etapas anteriores.