COMUNIDAD VALENCIANA

Los pasos judiciales de Mónica Oltra tras renunciar a su acta de diputada

La creación de una pieza separada secreta, con información recabada en la Conselleria de Igualdad, podría demorar su declaración

Los pasos judiciales de Mónica Oltra tras renunciar a su acta de diputada
4
Se lee en minutos
Laura Ballester - Carlos Alós | @carlosalos1

Mónica Oltra, hasta el martes vicepresidenta, portavoz del Consell y consellera de Igualdad, presentó este jueves el escrito en el que renuncia formalmente al escaño de diputada autonómica por la circunscripción de València, para el que fue elegida en las elecciones de abril de 2019. Oltra acudió ayer personalmente a las Corts por la mañana, acompañada de sus colaboradores más cercanos, para presentar el documento, registrado a las 12.17 horas. Un trámite que realizó dos días después de anunciar su dimisión de todos los cargos en una rueda de prensa en la sede de Compromís y cinco días después de que el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) decidiera investigarla por la gestión de su conselleria, junto a trece funcionarios y trabajadores del centro Niño Jesús, en el caso de los abusos sexuales de su exmarido a una menor tutelada. El escrito presentado ayer por Mónica Oltra va dirigido al presidente de la institución Enric Morera y comunica de forma breve su renuncia. Su cese como vicepresidenta, portavoz y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas aún no se ha hecho efectivo ya que el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV) no ha publicado el decreto del president de la Generalitat con su cese, a petición propia. 

La renuncia formal a su acta de diputada supone, como ya informó Levante-EMV, que Oltra deja de estar aforada, por lo que el TSJ ya no es competente para investigarla. De esta manera la declaración de Oltra fijada por el TSJ para el próximo 6 de julio no se celebrará, según confirman fuentes oficiales del TSJ. A partir de ahora el Alto Tribunal valenciano debe enviar un oficio a las Corts para que confirme y certifique que Oltra ha dejado de ser diputada y aforada. A partir de ahora entran en juego los tiempos judiciales o, como asegura un destacado jurista, el "parsimonioso proceso penal español".

Una vez enterado el TSJ de la pérdida del aforamiento de Mónica Oltra, el Alto Tribunal valenciano deberá dictar una resolución en la que comunique la pérdida de competencia sobre toda la causa, que había asumido al completo, incluidos los trece funcionarios y trabajadores del centro de acogida de menores Niño Jesús, para que ésta vuelva al Juzgado de Instrucción 15 de València que ha investigado estos hechos desde el 19 de junio de 2021, cuando decidió abrir diligencias tras la denuncia de la menor que sufrió los abusos, representada por el abogado ultra y líder de España 2000, José Luis Roberto. A esta denuncia se sumó como acusación popular la de la asociación Gobierna-te, representada por el abogado de Francisco Camps y el partido de extrema derecha Vox.

Cuánto puede durar este proceso y cuándo se volverá a citar a Mónica Oltra para que declare ante el Juzgado de Instrucción 15 de València aún es una incógnita. La defensa de la exvicepresidenta podría acelerar estos trámites presentando la documentación que acredita su renuncia a las Corts y anticiparse al juez de instrucción y solicitar su declaración, como prevé el artículo 400 de la ley de enjuiciamiento criminal. "El procesado podrá declarar cuantas veces quisiere, y el juez le recibirá inmediatamente la declaración si tuviese relación con la causa". Aunque la defensa de Oltra también puede esperar al "ritmo de oficio" del TSJ y del juzgado de Instrucción 15. Previsiblemente, el viaje de vuelta de la causa a Instrucción 15 será más sencillo que el de ida, que se prolongó dos meses y medio: desde el 1 de abril (cuando el magistrado de Instrucción envió su exposición razonada para que el TSJ asumiera la causa y citara a Oltra) hasta el 16 de junio, cuando el TSJ asumió toda la investigación y decidió citarla a declarar. Un periodo de tiempo que se prolongó porque, según fuentes jurídicas, hubo problemas con la personación de algún procurador, al enviarse la causa faltaba un tomo y también se produjo "de forma espontánea", en palabras del TSJ, la comparecencia de la defensa de Mónica Oltra para personarse en la causa.

No obstante, fuentes jurídicas señalan que lo lógico es que la primera diligencia que decida el titular del juzgado de Instrucción 15 sea la citación de Oltra. Aunque la exvicepresidenta se enfrenta ahora a un situación procesal novedosa que se desconocía cuando fue citada por el TSJ: la pieza secreta abierta por el juzgado de Instrucción 15 para incorporar la documentación recabada por la Policía Judicial el pasado lunes, comisionada para personarse en la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas y recabará el expediente original relativo a la menor que sufrió los abusos sexuales, "con certificación de su autenticidad" expedido por la funcionaria habilitada para ello en este departamento. Un "trámite" que se prolongó ocho horas, según adelantó Levante-EMV, en su edición digital del miércoles. El consejo habitual de cualquier miembro de la abogacía a su defendido o defendida es evitar la declaración hasta conocer toda la información incorporada a la causa. Si se retrasara su comparecencia hasta que esta pieza sea accesible para las partes, la declaración de Oltra podría trasladarse hasta después del verano. Un retraso que juega en contra de la confianza expresada por dirigentes de Compromís de que esta causa judicial se resuelva antes de las elecciones municipales y autonómicas, previstas para mayo de 2023.

Noticias relacionadas