ELECCIONES EN ANDALUCÍA

El Ejido no es Saint-Denis: el PP ataca el retrato de Vox de la inseguridad y la delincuencia

  • Moreno advierte contra "experimentos" y reclama que Almería vuelva a ser el bastión de los populares. En el municipio ejidense el PP gobernó con Vox y el pacto saltó por los aires a los pocos meses, dejando una relación imposible.

  • El ayuntamiento de El Ejido aprobó el jueves una moción contra Olona por sus declaraciones en el debate electoral en RTVE comparando el pueblo con Saint-Denis tras los sucesos en la final de la Champions.

El Ejido no es Saint-Denis: el PP ataca el retrato de Vox de la inseguridad y la delincuencia

Carlos Barba/ EFE

5
Se lee en minutos

Un día antes de que el candidato del PP, Juan Manuel Moreno, tomara la palabra en el parque municipal de El Ejido, su ayuntamiento aprobó una moción en el pleno del Ayuntamiento contra Macarena Olona. La registró el PSOE y la apoyó el PP; Cs se abstuvo. Condenaban las declaraciones de la candidata de Vox en el debate el pasado lunes en la RTVE en las que aseguró que “la única diferencia entre Saint-Denis, El Puche o El Ejido es que en Andalucía todavía no se ha celebrado una Champions”.

Hubo un tiempo en el que el PSOE andaluz sacaba rédito a las declaraciones de líderes nacionales del PP caricaturizando Andalucía, hablando de subsidios, de subdesarrollo, de niños analfabetos... Ya no. Ahora los populares usan el retrato que de Andalucía hace Vox para apelar a los andaluces. Moreno pidió que todo el que hable de El Ejido primero venga, se empape, conozca una tierra por la que hace 30 años “nadie daba un duro y hoy es un referente” y, después, hable con “orgullo”. El que él siente, explicó, cuando coge un tomate cuando viaja a cualquier lugar del mundo y ve su origen, Almería.

No se puede hablar desde Madrid de una tierra en la que no has venido ni a sentarse en una terraza a tomarte una coca-cola”, sentenció. El presidente, que va señalando el marcador de visitas a cada provincia, se apuntó un tanto: 52 visitas a Almería durante su mandato.

La pelea con Vox en el Poniente almeriense es a cara de perro. Se notó con claridad. Moreno reclamó que Almería vuelva a ser el bastión que fue. El PP cuenta con sacar 5 ó 6 diputados, tiene 4. Vox tiene 2, pero puede obtener tres o cuatro. La competición de las derechas en las últimas generales la ganó el partido de Santiago Abascal. Fue una de las cuatro provincias en las que dieron el ‘sorpasso’, junto a Cádiz, Huelva y Sevilla. En concreto, en El Ejido, el único pueblo de Andalucía donde Vox fue el más votado en las anteriores elecciones autonómicas (29,51% frente a 26,91%), la extrema derecha volvió a quedar muy por delante en las generales de noviembre de 2019 (36,31% frente al 27,61%).

Moreno alertó del peligro de caer en un gobierno atrapado en “los debates estériles” y pidió evitar “experimentos”. Dijo el candidato del PP andaluz que se siente identificado con el regidor ejidense, “nos parecemos, por nuestro carácter amable, nuestra forma de ser”. El alcalde ejidense Francisco Góngora conoce bien a Vox y ha alertado a Moreno en primera persona de lo que supondría meter a este partido en la Junta de Andalucía. En su gobierno hubo siete concejales de este partido tras las últimas municipales. El experimento duró meses. Desde mayo de 2019 hasta febrero de 2021. La experiencia, como en Roquetas, otro municipio vecino, acabó como el rosario de la aurora. Ahora gobierna en minoría con acuerdos puntuales con el PSOE.

Basta remontarse a aquel divorcio loco para ver en qué piedra tropezaron. “Es evidente que ha habido diferencias, notables y públicas: violencia de género, alineación del PP con los progresistas, la bandera LGTBI, el Día de la Mujer, los cargos de confianza... Es una suma de todo”, declaró el portavoz de Vox, Juan José Bonilla. Acabó fuera de Vox por discrepancias con el partido hace un año, fue la gran apuesta, es huérfano del agricultor degollado en los graves incidentes xenófobos de febrero de 2000.

En las palabras del alcalde de El Ejido como telonero del candidato del PP afloraba el resquemor con ese partido, al que no mencionaron en ningún momento. “Otros se dedican a hablar mal de El Ejido y a estigmatizarlo. Ya está bien de hablar mal que es un pueblo próspero y lleno de gente trabajadora. Nos estamos jugando muchísimo”, dijo el alcalde. “No vamos a permitir bajo ningún concepto que se hable mal de El Ejido, a El Ejido se le respeta, vengas de donde vengas”, mención incluida a Salobreña, añadió el presidente de la Diputación de Almería, Javier Aureliano García. El PP está convencido de que la campaña de Olona resta y demuestra un profundo desconocimiento de Andalucía.

EL EJIDO: MIGRACIÓN Y PLÁSTICOS

El Ejido, 84.000 habitantes, 25.712 extranjeros, la mayoría marroquíes, tiene la tasa más alta de inmigración en el censo de toda Andalucía, un 29%, muy por delante del 7,7% de Andalucía y del 20% de la provincia almeriense. Este municipio se convirtió en motor económico de la provincia y de Andalucía con su apuesta por la agricultura intensiva, que le dan un aspecto feo, entre mares de plásticos, a muchas zonas del término municipal, pero tremendamente productivo. Es un prodigio económico desde que en los años 60, en un desierto de pobreza, los agricultores decidieron pasar de cultivar uva al plástico. Lo curioso es que pese a una bajísima tasa de paro (16,7%), seis puntos por debajo de la media andaluza (22%), la renta per cápita (18.904) está por debajo de la andaluza (19.658).

Santiago Abascal ha visitado ya varias veces Almería esta campaña y volverá el martes con Olona. Aquí ambos presentaron el informe de su fundación Disenso que vincula inmigración y delincuencia, uno de los fuertes del discurso de la candidata, con datos no oficiales para el Ministerio de Interior. Abascal azuzó en Almería “el miedo” en los barrios más pobres “por el aumento de agresiones, violaciones, bandas, ocupaciones y narcotráfico”. Olona pidió la expulsión de los inmigrantes que cometan un delito y el fin de las políticas multiculturales.

“No ha funcionado en Suecia, ni en Francia, ni en Bélgica y tampoco va a funcionar en España. Con VOX en San Telmo asumiendo la Presidencia, la situación va a cambiar radicalmente y seremos foco de esperanza para toda España”, sostuvo una candidata que copia el discurso de Le Pen en Francia y vincula la inmigración con los delitos sexuales, asegurando que son una amenaza para la libertad de las mujeres y los homosexuales.

“Nunca en España una mujer anduvo en España con tanto riesgo como ahora”, señaló. En una banco a algunos metros donde Moreno daba su mitin, un grupo de mujeres vigilaban a sus hijos jugando en el parque, todas ataviadas con su hiyab y sin prestar atención ninguna a lo que estaba ocurriendo. Moreno gritaba recordando que Almería tenía que volver el bastión del PP que fue.

Noticias relacionadas