Elecciones autonómicas

Soria Ya! irrumpe con fuerza con tres procuradores en Castilla y León

  • Solo esta candidatura de la España Vaciada ha logrado representación. En Burgos, Valladolid, Palencia y Salamanca no han obtenido ningún escaño

  • La candidatura se ha hecho con más del 42% de los votos y tres de los cinco escaños que reparte la provincia

El candidato de Soria Ya!, Ángel Ceña, en el centro de la imagen.

El candidato de Soria Ya!, Ángel Ceña, en el centro de la imagen. / EP

1
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez

"Nos van a tener que oír", ha clamado el candidato de Soria Ya!, Ángel Ceña, entre estribillo y estribillo de la canción "No nos podrán parar" del pucelano grupo Celtas Cortos, para celebrar los tres procuradores que han logrado en las Cortes de Castilla y León. Al ritmo de la música y entre gritos de 'Sí, sí, sí, Soria ya está aquí' y 'menos promesas y más cosas hechas', este funcionario reconducido a político ha señalado que Soria Ya! se ha hecho con más del 42% de los votos y tres de los cinco escaños que reparte este territorio, el más despoblado de toda España.

"Hemos sumado más que el segundo y el tercero juntos", ha continuado Ceña dando rienda suelta a su alegría en referencia a PP y PSOE . Y es que, con sus más de 18.000 votos, han puesto de manifiesto el poder de la España despoblaba que, en estas elecciones, se ha articulado a través de distintos partidos. No obstante, solo Soria Ya! ha logrado representación. Las candidaturas de la España Vaciada en Burgos, Valladolid, Palencia y Salamanca no han obtenido ningún escaño.

En mitad de un ambiente festivo, Ceña ha subrayado que los resultados en Soria son "un toque de atención a los dos partidos políticos tradicionales" y que los ciudadanos les están diciendo claramente que "estaban haciendo las cosas mal". "Estamos hartos de mentiras, de promesas incumplidas", ha sentenciado levantando una vez más el clamor de un centenar de simpatizantes que celebraban pese a la lluvia.

Abiertos al diálogo

Aun así, Ceña ha señalado que mañana estará listo para dialogar con cualquier partido que les llame, aunque ha dejado claras sus reticencias a entenderse con Vox. "Me parece muy difícil que se quieran poner ellos en una foto con nosotros", ha dicho tras recordar que los dirigentes ultras les han insultado a lo largo de la campaña.

Noticias relacionadas