EN SOLO SIETE DÍAS DOS ACTOS

De evitarse al reencuentro doble: Casado y Ayuso coinciden en el libro de Rajoy y el 6-D en el Congreso

El reencuentro ha sido difícil y tardó en llegar un mes y medio, pero al final en menos de siete días Casado y Ayuso coincidirán en dos actos. El primero será mañana en el Casino de Madrid durante la presentación del nuevo libro de Mariano Rajoy y el próximos lunes ambos estarán en el Congreso por el Día de la Constitución.

De evitarse al reencuentro doble: Casado y Ayuso coinciden en el libro de Rajoy y el 6-D en el Congreso

José Luis Roca

4
Se lee en minutos

Tras varias semanas en las que parecía imposible un reencuentro público, Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso se volverán a ver dos veces en menos de una semana. Como publicó EL PERIÓDICO DE ESPAÑA, los dos coincidirán el 6 de diciembre en el Congreso por el Día de la Constitución. Pero mañana, finalmente, se verán en la presentación del nuevo libro de Mariano Rajoy, que lleva por título 'Política para adultos' en el Casino de la calle Alcalá de Madrid, a escasos metros de la sede del gobierno regional. En apenas seis días compartirán dos actos, según confirman tanto en Génova como en Sol.

El acto de este miércoles contará con muchísimos dirigentes del PP. Casado estará justo antes de empezar una agenda internacional en Grecia y Chipre. La semana que viene estará en América Latina, pero hará un salto el lunes para pasar esa jornada en Madrid en el acto que cada año tiene lugar en la Cámara Baja, y al que también suelen acudir presidentes autonómicos. La dirigente madrileña también estará, como en años anteriores, tal y como confirman en su equipo. En todo caso, mañana habrá un primer reencuentro.

El último acto que compartieron fue el 19 de octubre, hace un mes y medio, durante la inauguración de la torre que albergará la sede de la IE University que presidió el Rey. Desde ese momento las agendas han evitado coincidir en todo momento. El próximo viernes 3 de diciembre, la Comunidad de Madrid albergará su tradicional acto por el Día de la Constitución en la Real Casa de Correos (siempre lo organizan unos días antes de la festividad) y Casado nunca había faltado a la cita. Sin embargo, en Génova aclararon hace unos días que el líder popular no podía asistir porque se encontraría ya en Atenas, ya que el fin de semana participará en el congreso político de Nueva Democracia, el partido del primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, que también estuvo en la convención nacional del PP valenciano.

La falta no sería tan llamativa si no se sumara a tantas otras en las últimas semanas. El sábado pasado hubo otro ejemplo claro. Después de que el PP hubiera anunciado con bastante antelación que Casado encabezaría la delegación del partido en la protesta de la Policía Nacional y la Guardia Civil por la derogación de la ‘ley mordaza’, su asistencia quedó en el aire días atrás porque cerró una reunión en León con todos sus presidentes provinciales para el mismo sábado. El primer síntoma de que podía faltar se produjo el miércoles cuando Casado apareció en la concentración previa que las fuerzas de seguridad hicieron frente a la Delegación del Gobierno. En su equipo lo confirmaron: “Ha querido venir hoy por si el sábado al final no llega”.

Ayuso ya había confirmado su presencia en la manifestación, igual que el alcalde madrileño, José Luis Martínez-Almeida. Al final, la presidenta dio su apoyo a los manifestantes desde la Puerta del Sol, pero no se sumó a la marcha. Almeida estuvo de principio a fin y Casado llegó a tiempo, pasada la una de la tarde, para hacer acto de presencia junto al regidor. Otros dirigentes de la cúpula nacional también participaron, pero no coincidieron con la presidenta regional, que no se unió a la delegación popular. 

Ejemplos no faltan en las últimas semanas. En los congresos de Castilla-La Mancha y Andalucía, los dos fines de semana anteriores, Ayuso participó con el resto de presidentes autonómicos y líderes regionales. En ambas citas, en Puertollano (Ciudad Real) y Granada respectivamente, se convirtió en el principal reclamo de la militancia. Casado clausuró los dos cónclaves en domingo y no llegó a verse con la presidenta, y eso que los días previos estuvo por la zona con su familia.

A eso se suman desayunos informativos, entregas de premios y otros actos en los que podían haber coincidido y no lo hicieron. De hecho, en este tiempo, Casado se ha visto con Almeida en varias ocasiones (la semana pasada, por ejemplo, en unos premios jurídicos organizados por el Grupo Pelayo). También el alcalde ha tenido agenda compartida con la presidenta de la Comunidad madrileña, empezando por festividades como La Almudena, donde además mostraron su complicidad con las cámaras delante y coincidiendo con la guerra desatada entre Génova y Sol. También presidenta y alcalde compartieron una comida privada para intentar buscar soluciones a la crisis del PP de Madrid sin mucho éxito. Y previsiblemente, volverán a encontrarse el viernes 3 en el acto institucional de la Comunidad en la Puerta del Sol para celebrar el Día de la Constitución, precisamente, el que Casado va a perderse.

El 29 de octubre fue otro de los puntos de inflexión con la celebración de una junta directiva del PP de Madrid, en la sede de Génova, donde se constató el alcance del conflicto. La idea era que Teodoro García Egea hubiera estado, pero finalmente el nacimiento de su hijo hizo imposible la asistencia. El último acto conjunto entre Casado y Ayuso fue el día 19 de octubre, y días antes, el 12 de ese mes, Fiesta Nacional, también se vieron en el desfile presidido por los Reyes y el posterior saludo en el Palacio Real. A partir de ahí todo han sido idas y venidas en las agendas para evitar una foto conjunta a toda costa.

Tanto este miércoles como en el Día de la Constitución será inevitable que se vean, aunque está por ver cómo será realmente el reencuentro, dado que lo previsible es que acudan otros muchos dirigentes del PP a ambas citas.

Noticias relacionadas