CRISIS DEL PP

Díaz Ayuso evita coincidir con Pablo Casado en la protesta de las organizaciones policiales de Madrid

La presidenta madrileña muestra su apoyo a policías nacionales, guardias civiles y policías locales pero no participa en la manifestación por "labores institucionales"

Díaz Ayuso evita coincidir con Pablo Casado en la protesta de las organizaciones policiales de Madrid
3
Se lee en minutos

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha evitado coincidir con el presidente del PP, Pablo Casado, en la protesta organizada por organizaciones policiales contra la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana, conocida como ley mordaza. Ambos líderes populares mantienen un enfrentamiento, a pesar de negarlo públicamente, en relación a la presidencia del partido en la región.

Díaz Ayuso ha justificado su ausencia en la manifestación, a la que sí ha acudido Casado, por problemas de agenda ("labores institucionales", ha señalado), pero sí ha querido mostrar su apoyo a las organizaciones de policías nacionales, guardias civiles y policías localesque se han manifestado este sábado en Madrid. Así lo ha manifestado en declaraciones a los medios en la Puerta del Sol antes de la manifestación convocada por Jusapol.

"Tengo una labor como presidenta de la Comunidad de Madrid y creo que es mejor atender a mis labores de representación institucional. Igual que no he visto bien cuando ministros han estado a la cabeza de manifestaciones por motivos políticos", ha justificado la dirigente popular.

En este sentido, ha advertido de que va a hacer unas declaraciones a los medios "para después dejar que la protesta siga su curso": "Teniendo labores institucionales creo que es mejor hacerlo así".

La foto de Díaz Ayuso y Casado es una de las más buscadas en medio del pulso abierto por el control del PP de Madrid. Ambos no posan juntos ante los fotógrafos desde el pasado 19 de octubre, cuando fueron a un acto juntos, al que también asistió el alcalde de la capital, José Luis Martínez Almeida.

Ayuso y Casado defienden a los manifestantes y atacan a Sánchez

Antes de la manifestación, Díaz Ayuso ha defendido que la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana es un "ataque directo" al Estado de Derecho, a la libertad de todos los ciudadanos y que "pone en tela de juicio" la labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que, a su juicio, "son de las mejores del mundo, de las más profesionales, más queridas, modernas y que ayudan precisamente para combatir la ley del más fuerte contra el débil".

"Una minoría resentida no puede poner en tela de juicio la seguridad de todos los españoles. Esto es la ley de la selva del fuerte contra el débil", ha criticado.

Asimismo, Ayuso ha alertado de que lo que "intenta" hacer el entorno del Gobierno de Sánchez y sus socios "es dejar amordazados a los agentes". "Es una ley mordaza contra los que nos defienden", ha concluido.

Por su parte, en un encuentro de presidentes provinciales e insulares en León, Casado ha dado todo su apoyo a las fuerzas de seguridad y ha avisado: "El Gobierno prepara que se va a la oposición y va a incendiar la calle".

El presidente del PP ha calificado de "insólito" que "por primera vez en democracia, aquellos que se juegan la vida por proteger se tengan que manifestar porque se les deja desprotegidos": "No hay derecho a lo que están haciendo".

Por su parte, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha subrayado que hay un Proyecto de Ley que está tramitando el Gobierno de Pedro Sánchez "en el cual no es una cuestión de abandonados sino que los dejan prácticamente desarmados frente a todos aquellos que quieren romper nuestra convivencia".

"El problema es un Pedro Sánchez que le es indiferente dejar a los mejores servidores públicos a los pies de los caballos con tal de poder seguir en La Moncloa", ha criticado el popular en declaraciones a los medios antes de la manifestación organizada por Jusapol.

Noticias relacionadas