COMBUSTIBLES

Las gasolineras avisan a los conductores de lo que pasará a partir de febrero

Desde febrero queda prohibida la importación de derivados del petróleo procedentes de Rusia

Las gasolineras avisan a los conductores de lo que pasará a partir de febrero
1
Se lee en minutos
A. V.

En atención a la medida adoptada por la Unión Europea el pasado mes de junio, desde el 5 de febrero queda prohibida la importación de cualquier producto petrolífero procedente de Rusia. En consecuencia, se espera un incremento del precio del gasóleo a nivel internacional e, incluso, a medio plazo, podría haber tensiones por escasez en algún país.

La prohibición se enmarca dentro de las sanciones a Moscú por la guerra e invasión de Ucrania y llega después de que en diciembre ya se vetara el petróleo ruso.

Además, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, firmó a finales del pasado mes de diciembre un decreto en el que prohíbe a partir del 1 de febrero de 2023 exportar petróleo a aquellos países que apliquen un tope a los precios del crudo ruso.

La medida, que responde al tope de 60 dólares por barril impuesto al crudo ruso por la Unión Europea, el G7 y Australia debido a la campaña militar rusa en Ucrania, se aplicará hasta el 1 de julio.

En el caso de los productos derivados del petróleo, la fecha en la que se introducirá la prohibición la decidirá el Gobierno ruso, aunque no será nunca antes de febrero próximo.

Noticias relacionadas

Como las gasolineras están advertidas de la situación, es posible que la nueva prohibición no se vea repercutida de forma inmediata en el precio del combustible por el acopio de reservas que habrán hecho, pero a medida que las compras realizadas por éstas en previsión del veto se vayan agotando es más que posible que el impacto de la medida llegue al bolsillo del consumidor.

No hay que olvidar que hasta la mitad del combustible diésel que actualmente llega a Europa tiene procedencia rusa.

Temas

Bancos Ahorro