UNIÓN EUROPEA

Von der Leyen, partidaria de abrir el debate sobre la vacunación obligatoria

La presidenta de la Comisión Europea alerta de que un tercio de los europeos todavía no están vacunados y pide campañas masivas de inmunización

4
Se lee en minutos

La irrupción de la variante ómicron ha añadido un elemento más de preocupación a una situación epidemiológica muy complicada en Europa debido al repunte de casos de Covid-19 que ha llevado a los gobiernos europeos a imponer nuevas restricciones, incluida la prohibición de vuelos con siete países del sur de África. Ante este panorama, la Comisión Europea ha reclamado este miércoles a los Estados miembros que redoblen la vigilancia frente a la nueva variante, con revisiones diarias de las restricciones de viaje, y un acelerón urgente en las campañas de vacunación y la administración de la dosis de refuerzo a todos los adultos. Según Ursula von der Leyen, en estas circunstancias es "comprensible" lanzar el debate sobre la vacunación obligatoria.

Tenemos el 77% de los adultos en la UE vacunados, el 66% de la población global. Esto significa que un tercio de los europeos no están vacunados: 150 millones de personas. Es mucho. Y no todos pueden vacunarse, hay niños muy pequeños o personas con ciertas enfermedades, pero la gran mayoría puede”, ha alertado la presidenta de la Comisión Europea ante una realidad que no es homogénea y que preocupa cada vez más en Bruselas. Mientras que en algunos Estados miembros el porcentaje de adultos vacunados supera el 70%, en otros no llega al 24%. Y, lo más preocupante, sostiene el último análisis del Ejecutivo comunitario, en algunos países de la UE hasta el 65% de la población mayor de 65 años no tiene todavía la pauta completa. 

Por ello, la Comisión Europea ha vuelto a hacer un llamamiento a los gobiernos para que aceleren con urgencia las campañas de vacunación, particularmente de las personas no vacunadas, así como la administración de las dosis de refuerzo entre las personas que ya tienen la pauta completa, empezando por los grupos más vulnerables, para mantener un nivel de protección elevado frente a la variante ómicron.


/ .

La ex ministra de defensa alemana, médico de profesión, ha reconocido que en estas circunstancias es “es comprensible y adecuado” pensar en cómo mejorar los niveles de vacunación. “Es una competencia exclusiva de los Estados miembros y no soy yo quien deba dar ningún tipo de recomendación. Pero si me preguntan por mi opinión personal al respecto, hace 2 o 3 años nunca habría pensado asistir a lo que estamos viendo ahora mismo. Esta pandemia horrible en la que tenemos vacunas que salvan vidas pero que no se usan adecuadamente en todas partes.

Esto lleva un coste sanitario enorme”, ha advertido von der Leyen abriendo la puerta al debate sobre la vacunación obligatoria que ya han decidido imponer países como Austria y que se plantean otros como Alemania ante las resistencias de parte de la sociedad a la vacuna . “Hay que debatir esta cuestión de la vacunación y llevar a cabo el debate sobre la vacunación obligatoria en Europa”, ha respondido von der Leyen interrogada sobre la obligatoriedad.

Según el diagnóstico de la UE, “está claro que la vacunación reduce la probabilidad de infección y es muy eficaz para reducir la enfermedad grave y la muerte. La vacunación no ofrece una protección completa contra la infección y las personas vacunadas, si se infectan, pueden seguir transmitiendo la enfermedad. Pero es mucho más probable que la infección en personas vacunadas dé lugar a un caso relativamente leve de covid-19”, defiende Bruselas.

La presidenta también ha confirmado que la Unión Europea (UE) dispondrá a partir del próximo 13 de diciembre de vacunas adaptadas para niños a partir de 5 años, que ya han sido aprobadas por la Agencia Europea del Medicamento (EMA). "He hablado con BionTech-Pfizer y hay buenas noticias. Pueden acelerar y las vacunas para niños estarán disponibles a partir del 13 de diciembre", declaró. Según la presidenta de la Comisión, la UE dispondrá de cantidades suficientes de vacunas de ARN mensajero para poner la dosis de refuerzo en el primer trimestre de 2022. "Tendremos 360 millones de dosis de vacunas de ARN mensajero que se entregarán en primer trimestre de 2022", ha dicho.

Más vigilancia de ómicron

Además de reforzar la vacunación, Bruselas ha pedido a los gobiernos europeos que no descuiden la vigilancia, que pongan en marcha medidas “proporcionadas” para contener la propagación del virus. “La aparición de la variante ómicron hace que se deba prestar especial atención a la aplicación y comunicación de medidas específicas sobre los contactos durante el periodo de fin de año”, recomienda la Comisión que también pide a los gobiernos que aumenten la capacidad de secuenciación genómica del virus, que realicen más pruebas generalizadas de las aguas residuales y que den más apoyo a países del sur de África para realizar estudios clínicos sobre la nueva variante.

Bruselas también considera crucial mantener un sistema de rastreo efectivo y que todos los Estados miembros se doten de formularios obligatorios de viaje con información sobre los viajes. "Sin una información clara sobre los países visitados por todos los viajeros en los 14 días anteriores a su llegada a la UE, es más probable que un deterioro de la situación requiera una prohibición total de viajar desde fuera de la UE para los viajeros no esenciales, y unos requisitos de cuarentena más estrictos para los viajeros esenciales", avisa la Comisión que anuncia la presentación de un enfoque coordinado de los formularios de localización de pasajeros.

Noticias relacionadas