EXTREMADURA

Silveria Martín, la mujer más longeva de Extremadura, cumple 112 años

Siempre se ha dedicado a su familia y a su hogar, "le encantaba cocinar, hacer punto, ganchillo, no podía estar parada en casa, ha sido y es una mujer muy activa", dice su hija, Julia Arroyo Martín

Silvera Martín cumplió 112 años rodeada de sus amigos y familiares.

Silvera Martín cumplió 112 años rodeada de sus amigos y familiares.

1
Se lee en minutos
EPE

Cumplir años siempre es motivo de celebración y si lo haces junto a los tuyos, la alegría es doble. Pero si encima cumples 112 años, la fiesta de cumpleaños tiene que ser triple. Silveria Martín Díaz celebró este lunes en la Residencia de Mayores El Prado, de la localidad cacereña de Villanueva de la Vera, su cumpleaños con su familia y sus amigos. El estado de salud de Silveria Martín es bueno, "con las limitaciones de una persona de 112 años" y es la persona más longeva de Extremadura.

Silveria Martín Díaz, nació el 20 de junio de 1910 en Talavera la Vieja, conocida como Talaverilla, el pueblo cacereño que en 1963 se convirtió en embalse, en el pantano de Valdecañas. Allí pasó su infancia, se casó con el tío José, el Retratista, como le conocían sus vecinos, nacieron sus cinco hijos y vivieron hasta que cumplió los 53 años, hasta que llegó la orden de desalojo del pueblo y la familia tuvo rehacer su vida en otro lugar.

Silveria y su marido pasaron un año en Rosalejo, el municipio de colonización en el que se asentaron el 80 % de los vecinos de Talaverilla, pero luego acabó emigrando a Francia con sus hijos, adonde se marcharon para trabajar.

Silveria Martín, 112 años en unas "condiciones óptimas"

Ella siempre se ha dedicado a su familia y a su hogar, "le encantaba cocinar, hacer punto, ganchillo, no podía estar parada en casa, ha sido y es una mujer muy activa", ha señalado este lunes su hija, Julia Arroyo Martín, que ha afirmado visiblemente emocionada que su madre "ni tiene colesterol, ni azúcar, ni mal la tensión", vamos que está estupenda".

Por su parte, la directora de la residencia donde se aloja Silveria, Sonia Guinea, ha detallado que el hecho de que haya llegado a la edad de 112 años "en unas condiciones óptimas supone un motivo más de alegría para todos".

"Silveria está bien, tranquila, va a terapia todos los días, aunque con las limitaciones de una personas de 112 años", ha apuntado antes de entregarle un diploma "de graduada en experiencia de vida". 

Noticias relacionadas