CANAL HORECA

LaLiga acelera su estrategia de venta directa de TV con el negocio de los bares

  • Los establecimientos de hostelería podrán contratar el fútbol a través de paquetes ofertados por las principales telecos, pero también de forma independiente

  • El canal denominado LaLigaTV Bar servirá como banco de pruebas para un horizonte en el que Tebas aspira a vender los derechos de TV sin la mediación de las telecos

LaLiga acelera su estrategia de venta directa de TV con el negocio de los bares
4
Se lee en minutos

LaLiga ha completado con el negocio de los bares el proceso de venta de sus derechos de televisión en España para las cinco próximas temporadas. Tras resolver la adjudicación de la Primera y la Segunda División para el mercado residencial, el organismo que preside Javier Tebas ha cerrado la venta del llamado Canal Horeca, el destinado a la explotación del fútbol por parte de locales de hostelería. Y la gran novedad es que, desde ya mismo, los bares podrán contratar el fútbol de manera directa, sin necesidad de recurrir a las telecos, que seguirán siendo agentes activos como alternativa.

Al igual que ocurre con el resto de paquetes, LaLiga estaba obligada por el Real Decreto Ley 5/2015 a lanzar un concurso público para la adjudicación de los lotes relativos a la emisión del fútbol en locales de restauración, para su emisión en régimen de exclusividad. Dicho concurso, sin embargo, se cerró sin que ningún operador presentara ofertas. En ese momento, LaLiga podía recurrir a lanzar un segundo concurso u optar por la comercialización directa, que fue la vía finalmente elegida.

Fuentes de LaLiga consideraron la resolución fallida de ese concurso como una oportunidad para incrementar sus ingresos y para evolucionar en su modelo de negocio. Ya entonces, como informó EL PERIÓDICO DE ESPAÑA, estudiaron una doble vía para la comercialización del fútbol en bares: la venta tradicional a diferentes operadores para que lo incorporaran en sus ofertas y la venta directa a los establecimientos a través de una OTT propia, en alianza con Mediapro. Y, finalmente, también con Mahou-San Miguel.

Champions, Fórmula 1, MotoGP...

Para preparar ese terreno, LaLiga alcanzó un acuerdo con Dazn para comprar la explotación en bares de los derechos de televisión que posee la OTT británica: Fórmula 1, MotoGP, Premier League, Champions femenina y Euroliga de baloncesto. También incorpora a su oferta todas las competiciones europeas (Champions, Europa League y Conference), cuyos derechos para hostelería estaban en poder de Mediapro.

Con todos esos contenidos, el equipo de Tebas y la operadora de Roures han creado el canal LaLigaTV Bar, que explotará a través de dos vías. Por un lado, ha alcanzado acuerdos individuales con Movistar, Orange, Agile y Avatel (además de la propia Mediapro) para que estos operadores integren en sus ofertas a bares el fútbol de Primera y Segunda División. Por el otro, ofrecerá a los establecimientos la posibilidad de contratar directamente el canal, sin necesidad de asociarlo a otros productos.

LaLiga va así preparando el terreno para un futuro en el que baraja vender todos sus derechos de televisión sin intermediarios, más allá de un socio audiovisual para la producción como es Mediapro. En esa línea, desde hace unos años cuenta con LaLiga Sports TV, una OTT que emite competiciones deportivas como la Liga Asobal de balonmano, la Liga Nacional de fútbol sala o la LEB Oro, segunda competición del baloncesto español. Un banco de pruebas en el que desarrollar y pulir la tecnología necesaria para, en el futuro, poder satisfacer las necesidades de un producto con una demanda mucho mayor a la de las competiciones que emite hasta ahora.

Fuera de España, LaLiga también ha comenzado a explorar la comercialización autónoma e independiente. En abril, el equipo de Tebas lanzó LaLiga Pass en Indonesia y Tailandia, una app de suscripción directa para los usuarios de esos países, a imagen de lo que viene haciendo la NBA desde hace años.

Tarifas diferentes

Otra de las novedades inminentes en el negocio de los bares será que LaLiga dará respuesta a una de las demandas históricas de los establecimientos de hostelería: que no todos paguen lo mismo. Hasta ahora, las tarifas mensuales eran lineales, es decir, pagaba lo mismo un pequeño bar de pueblo que un gran establecimiento en el centro de Madrid o Barcelona.

Las cuotas mensuales se calcularán ahora en función de tres criterios: la tipología del establecimiento (las casas de apuestas serán las que más paguen, pues son las que más se lucran), el tamaño de la población en el que esté radicado y su aforo. Una tarificación que solo se aplicará en la comercialización directa, dado que los operadores que han comprado el canal tienen, como es lógico, plena libertad para fijar los precios que consideren oportunos.

Los acuerdos alcanzados con los operadores externos son por una temporada, aunque prorrogables. La idea es que los contratos se alarguen durante las cinco próximas y LaLiga prevé ingresar unos 120 millones de euros anuales de media por cada una de ellas. Cifras que se sitúan en el umbral de lo que ganaban los clubes con esta vía de negocios antes de la pandemia.

Noticias relacionadas