Arqueología

Descubierta en Noruega la piedra rúnica más antigua del mundo

Tiene casi 2.000 años de antigüedad y muestra varias inscripciones escritas en la ancestral lengua nórdica

Descubierta en Noruega la piedra rúnica más antigua del mundo
3
Se lee en minutos
Redacción T21

La piedra rúnica más antigua del mundo ha sido descubierta en Noruega. Tiene casi 2.000 años de antigüedad y muestra varios tipos de inscripciones, escritas en una forman temprana de la antigua lengua nórdica, que intrigan a los arqueólogos.

En el otoño de 2021, los arqueólogos del Museo de Historia Cultural de Oslo investigaron un campo de tumbas de Tyrifjorden en Ringerike, un municipio de la provincia noruega de Buskerud. En una de las tumbas descubrieron una piedra con varias inscripciones rúnicas.

El hallazgo se ha hecho público ahora, después de que una datación por radiocarbono de otro material encontrado en la tumba junto con la piedra rúnica mostrara que estos artefactos datan de algún tiempo entre 0-250 EC. Eso significa que pertenecen a lo que se llama la Edad del Hierro romana.

Los huesos quemados y el carbón de la tumba revelan que las runas se inscribieron entre los años 1 y 250 d.C., por lo que la piedra rúnica ahora descubierta es la más antigua conocida.

Hasta ahora, las piedras encontradas en Noruega y Suecia entre los años 300 y 400 d.C. se consideraban las piedras rúnicas más antiguas.

Hace 2000 años

Las inscripciones de esta nueva piedra tienen hasta 2000 años de antigüedad y se remontan a los primeros días de la enigmática historia de la escritura rúnica. La piedra lleva el nombre del lugar del descubrimiento y ahora se llama piedra Svingerud, revela el citado museo en un comunicado.

En algún momento entre hace 1.800 y 2.000 años, alguien se paró cerca de Tyrifjorden y talló runas en uno bloque de 31 x 32 cm de piedra arenisca Ringerike de color marrón rojizo.

Esa persona hablaba una forma temprana de la antigua lengua nórdica, que es la lengua ancestral de las lenguas nórdicas modernas que se hablan en Escandinavia en la actualidad, explica el museo.

¿Una mujer llamada Idibera?

En la piedra de Tyrifjorden se puede leer la inscripción "Idiberug", que probablemente estaba destinada a rendir homenaje a los difuntos enterrados en la tumba.

Pero se desconoce si el nombre inscrito en la piedra es el de la persona que está enterrada allí.  En la cara frontal de la piedra, ocho runas se destacan claramente entre otras inscripciones.

¿La piedra está hecha "para Idibera"? ¿O la intención era escribir el nombre 'Idibergu' o el nombre de parentesco 'Idiberung'? Los investigadores no lo saben.

Las formas de escribir las inscripciones de runas más antiguas variaban mucho, y el idioma ha cambiado considerablemente desde el momento en que se tallaron estas runas hasta la era vikinga y la Edad Media. Por lo tanto, interpretar los mensajes en la piedra es un desafío, reconoce el museo.

¿Escritura lúdica?

La piedra tiene varios tipos de inscripciones. Algunas líneas forman un patrón de cuadrícula, hay pequeñas figuras en zigzag y otras marcas interesantes.

No todos tienen sentido lingüístico, y los investigadores suponen que alguien ha imitado, explorado o jugado con la escritura. Quizás el tallador estaba en el proceso de aprender a tallar runas.

Todavía queda mucha investigación por hacer sobre la piedra Svingerud, pero sin duda, los estudiosos obtendrán un conocimiento valioso sobre la historia temprana de la escritura rúnica y la costumbre de hacer piedras rúnicas, señala el Museo.

Un alfabeto propio

Las runas son la forma de escritura más antigua conocida en Noruega. Estuvieron en uso continuo desde el comienzo de la era común y durante la era vikinga y la Edad Media.

El alfabeto rúnico se llama futhark, porque las primeras seis runas son "fu th ar k". En la piedra Svingerud también se descubrió una inscripción con las tres primeras runas del alfabeto rúnico.

Las runas son signos escritos que representan diferentes sonidos. Algunas parecen letras mayúsculas latinas, como ᛒ (B). Otras se parecen también a las letras latinas, pero representan un sonido diferente: ᛖ = e. Otras no se parecen a los caracteres que usamos hoy: ᛈ denota p.

La escritura rúnica puede estar inspirada en el alfabeto latino, pero su origen exacto es incierto. Quienes inventaron el guion dieron a las runas su propio giro y cambiaron el orden de los caracteres, concluye el Museo.

 

 

Noticias relacionadas