Demografía

El tamaño de la familia influye en el envejecimiento cerebral de los padres

Tener tres hijos o más adelanta el deterioro cognitivo en la vejez

El tamaño de la familia influye en el envejecimiento cerebral de los padres
3
Se lee en minutos
Redacción T21

Tener tres o más hijos adelanta 6.2 años el deterioro cognitivo de los padres cuando se hacen mayores. El efecto es similar en hombres y mujeres y tiene que ver con el esfuerzo económico, el impacto laboral y el estrés que implica la crianza.

Tener tres o más hijos tiene un efecto negativo en la cognición durante la vejez, ha descubierto un estudio realizado por la Escuela de Salud Pública Mailman de la Universidad de Columbia (Estados Unidos) y por la Universidad Paris-Dauphine (Francia).

El estudio asegura incluso que el efecto negativo de tener tres o más hijos en el funcionamiento cognitivo equivale a 6,2 años de envejecimiento.

Los resultados, publicados en la revista científica Demography, muestran también que este efecto es más acusado en el norte de Europa, donde una mayor fertilidad disminuye los recursos financieros, pero no aumenta los recursos sociales disponibles para las familias.

Este estudio es el primero en analizar el efecto causal de la alta fertilidad en la cognición de la vejez. Hasta este momento, la fecundidad no había recibido mucha atención como posible factor de predicción de la cognición en la vejez, en comparación con otros factores, como la educación o la ocupación.

Muestra de población

Los investigadores analizaron los datos de la Encuesta sobre Salud, Envejecimiento y Jubilación en Europa (SHARE, por sus siglas en inglés) para comprobar en qué medida tener tres o más hijos frente a dos afecta causalmente a la cognición en la última etapa de la vida.

Basándose en métodos econométricos avanzados, capaces de desentrañar la causalidad de las asociaciones simples, los datos sugieren que tener tres o más hijos frente a dos está relacionado con una peor cognición en la última etapa de la vida. También descubrieron que este efecto es similar para hombres y mujeres.

La fertilidad puede afectar a la cognición tardía a través de varias vías. En primer lugar, tener un hijo más suele suponer un coste económico considerable, reduce los ingresos de la familia y aumenta la probabilidad de caer por debajo del umbral de la pobreza.

En estas condiciones, disminuye el nivel de vida de todos los miembros de la familia y posiblemente provoca preocupaciones e incertidumbres económicas, lo que podría contribuir al deterioro cognitivo posterior.

Mercado laboral

Otra vía por la que el número de hijos puede afectar a la cognición en la vejez tiene que ver con el hecho de que tener un hijo más implica una menor participación de las mujeres en el mercado laboral, menos horas trabajadas y menores ingresos.

Como tercera vía, destaca el hecho que tener hijos puede ser estresante, influir en los comportamientos de riesgo para la salud y afectar negativamente al desarrollo cognitivo de los adultos.

Los padres con más hijos pueden experimentar más estrés, tener menos tiempo para relajarse y para invertir en actividades de ocio cognitivamente estimulantes. Esto puede implicar la privación de sueño para el padre o la madre, con el consiguiente impacto en la salud.

Sin embargo, no todo son desventajas: los investigadores destacan que tener hijos disminuye el riesgo de aislamiento social entre las personas mayores, que es un factor de riesgo clave para el deterioro cognitivo y la demencia, y a menudo aumenta el nivel de interacción y apoyo social, que puede ser protector contra el deterioro cognitivo a edades avanzadas.

Implicaciones sociales

Los investigadores concluyen que la disminución de la proporción de europeos que tienen tres o más hijos puede tener implicaciones positivas para la salud cognitiva de la población mayor.

Los investigadores destacan al respecto que comprender los factores que contribuyen a una cognición óptima en la vejez es esencial para garantizar un envejecimiento exitoso a nivel individual y social, particularmente en Europa, donde el tamaño de las familias se ha reducido y las poblaciones envejecen rápidamente.

Añaden que la salud cognitiva en la vejez es esencial para mantener la independencia y ser socialmente activa y productiva, y que garantizar la salud cognitiva de la población mayor es esencial asimismo para extender la vida laboral y reducir los costos y las necesidades de atención médica.

Referencia

Does Childbearing Affect Cognitive Health in Later Life? Evidence From an Instrumental Variable Approach. Eric Bonsang; Vegard Skirbekk. Demography 9930490. DOI:https://doi.org/10.1215/00703370-9930490

Noticias relacionadas