Delito contra los derechos y deberes familiares

Detenida una pareja cuando paseaban drogados con su hijo menor por Granada

Los viandantes avisaron a una patrulla de la Policía cuando vieron a los arrestados con evidentes síntomas de embriaguez y drogadicción caminando por la calle

Detenida una pareja cuando paseaban drogados con su hijo menor por Granada
2
Se lee en minutos
EP

La Policía Nacional ha detenido en Granada a una pareja de 47 y 35 años al ser sorprendida caminando por la vía pública "en claro estado de haber ingerido sustancias que mermaban sus capacidades" y supuestamente "poniendo en riesgo la integridad de su hijo de tan solo tres años a quien transportaban en una silla de paseo".

Así lo ha indicado la Policía Nacional, que recibió varios avisos al respecto, en una nota de prensa en que ha detallado que ambos ciudadanos españoles están investigados por la presunta comisión de un delito contra los derechos y deberes familiares.

Pasaban las 22,00 horas cuando una patrulla que se encontraba realizando labores de prevención de la seguridad ciudadana por la zona del Camino de Ronda fue requerida por varios viandantes quienes les advertían de que, por las proximidades, habían visto a una pareja con "evidentes síntomas de embriaguez o de drogadicción los cuales llevaban un carrito en el que viajaba un niño de corta edad, además la pareja se encontraba enfrascada en una discusión" y el menor "no paraba de llorar".

Al mismo tiempo, el 091 comenzó a recibir numerosas llamadas de otros testigos en las que informaban sobre este mismo suceso. Momentos después los policías localizaron a estas personas a quienes observaron un "caminar errático, deambulante y torpe".

En ese momento, el varón se encontraba portando una silla de paseo con un niño de corta edad y la mujer llegó supuestamente a "trastabillar y caer al suelo, del que logró levantarse con bastante dificultad".

El menor, ingresado en un Centro de Menores

Los actuantes comprobaron otros síntomas que presentaban ambos y que venían a evidenciar el estado en el que se encontraban y, al dirigirse a ellos, la mujer directamente se abalanzó hacia uno de los policías, no llegando a realizar ninguna acción contra él debido a su estado.

En vista de la situación de estas personas, claramente incapacitante para el cuidado y mantenimiento de la integridad física del menor, optaron por trasladarles hasta un centro sanitario e iniciar el protocolo de actuación sobre menores en estado de abandono. Posteriormente, ambos detenidos fueron trasladados a las dependencias de la Comisaría Provincial, y han sido puestos a disposición judicial.

Durante la intervención, otros testigos llegaron a manifestar a los agentes cómo, los que resultaron ser los padres del menor, que tan solo contaba con tres años, le habrían estado "desatendiendo claramente, llegando incluso a dejarle solo en la silla invadiendo la calzada mientras ellos bailaban, obstaculizando la circulación de vehículos".

Por su parte, el infante, que presentaba otros síntomas de encontrarse en situación de abandono, quedó momentáneamente ingresado en un Centro de Menores. Además, durante una inspección ocular realizada en la silla de paseo, en la que trasladaban al menor localizaron, oculto en la capota superior, una navaja que fue intervenida.

Noticias relacionadas