Entrevista

Luis Fernández-Vega, uno de los oftalmólogos de referencia en España: “Para investigar no hay que irse a Madrid, pero se necesitan medios”

El profesor asturiano preside el Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, de Oviedo, al que acuden al año más de 100.000 pacientes, desde el cantante Alejandro Sanz o el torero Juan José Padilla, hasta miembros de la realeza

2
Se lee en minutos
Pachi Poncela/María José Iglesias

Famosos como el cantante Alejandro Sanz y el torero Juan José Padilla, jeques árabes, miembros de la Familia Real y un sinfín de pacientes anónimos de diversa procedencia acuden al Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, con sede en Oviedo, para tratarse de la vista. La clínica atiende a más de 100.000 personas al año. Al frente de este buque insignia de la oftalmología que ha convertido Asturias en uno de los destinos nacionales del llamado turismo sanitario se encuentra Luis Fernández-Vega, artífice de un proyecto que demuestra que “para investigar no hay que irse a Madrid”.

Fernández-Vega desbarata una de tantas creencias sin base cierta que lastran a las distintas comunidades, en este caso, que los mejores investigadores están en la capital de España. Precisamente para desmontar este y otros tópicos en campos tan diversos como la gastronomía, la economía o el arte, Prensa Ibérica -grupo al que pertenece este diario- y la empresa tecnológica HONOR han lanzado la campaña “Orgullo se escribe con H”. La rompedora iniciativa, con epicentro en Asturias y apoyo de “La Nueva España, diario de referencia en la región, arrancó con una primera fase en la que se recabó la opinión de los lectores sobre los clichés que operan en varios territorios. Comienza ahora una segunda fase de entrevistas a personalidades cuya trayectoria constituye un motivo de orgullo y la demostración de que ser asturiano es un honor.

Saga de médicos

Luis Fernández-Vega, miembro de la cuarta generación de una saga de médicos que ha tratado desde hace 135 años miles de ojos, desde Asturias para España y otros países, destaca las oportunidades que ofrece la región, y en concreto el instituto que preside, a la hora de desarrollar una carrera científica. "Un investigador hoy día puede estar en cualquier sitio, y mucho mejor en Asturias. Lo que se necesita es tener los medios adecuados para poder investigar. La investigación es muy cara y necesita un compromiso económico por parte de las instituciones; necesita unos equipos y un proyecto de estabilidad para el investigador”, afirma.

Al presidente del Instituto Oftalmológico Fernández-Vega le han tentado muchas veces para echar raíces fuera del Principado, pero siempre ha primado la vocación de permanecer en Asturias. “Cuando llegué de catedrático de Oftalmología a la Universidad de Oviedo, una de las ideas que tenía era hacer un centro importante de investigación. Pensé que enclaves de fama mundial como la Clínica Mayo está en Rochester (Minnesota), un sitio poco atractivo a priori. La ubicación pasa a ser secundaria cuando el centro tiene prestigio. Pero es importante que se mejoren los medios de transporte”.

Desde el nacimiento del Instituto, Fernández-Vega tuvo claro que debía basarse en una triple vertiente: clínica, docente e investigadora. “Primero planteamos las líneas en las que queríamos investigar y luego buscamos a la mejor gente posible en el mundo para dirigir esas líneas”. 

El Instituto ha logrado posicionar Asturias en el mapa. Ahora el deseo de sus promotores es seguir creciendo y desarrollando su actividad en el Principado, conscientes de que “invertir hoy en investigación es conseguir para mañana muchos resultados”.

Noticias relacionadas