SUBIDA DE PRECIOS

Alimentos frescos, saludables y variados: así es la cesta de productos básicos que pide Yolanda Díaz a los supermercados

La vicepresidenta y el ministro de Consumo se han reunido hoy con Carrefour para explorar esta posibilidad

Alberto Garzón y Yolanda Díaz se reúnen con los dirigentes de Carrefour

Alberto Garzón y Yolanda Díaz se reúnen con los dirigentes de Carrefour

3
Se lee en minutos

"Variada, asequible y con productos frescos", así es la cesta de la compra de productos básicos y con los precios congelados que pide a los supermercados la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. Ya el lunes, Díaz propuso topar el precio "de 20 0 30 productos" indispensables para que las familias pudieran alimentarse cada semana pese a la subida de precios. Este jueves, tanto la vicepresidenta como el ministro de consumo, Alberto Garzón, se han reunido con al consejero delegado de Carrefour en España, Alexandre de Palmas, para explorar esta propuesta.

Carrefour ha sido la primera empresa en responder a la petición de Yolanda Díaz anunciando una cesta de la compra de 30 productos básicos a 30 euros que mantendrán su precio congelado desde el 12 de septiembre hasta el 8 de enero para que las familias puedan sortear la inflación durante las navidades. Por su parte, Garzón y Díaz han transmitido a la empresa las pautas que debe seguir esa cesta.

Cinco condiciones

Tal y como ha explicado la vicepresidenta, además de cereales y conservas, esta cesta de la compra debe incluir proteínas y productos frescos: "pescado, huevos, frutas, verduras y hortalizas". "La prioridad es la alimentación que las familias puedan hacer comidas salubres para cuidar de sus hijos e hijas", ha añadido Díaz.

Además, el Gobierno pide que los productos seleccionados para esta cesta roten cada semana para que las familias puedan acceder a "alimentos variados". Y, estos productos deben incluir opciones para "las familias que tengan algún miembro celíaco".

Estos productos deben permitir también que las familias lleven una alimentación saludable y de calidad, ha dicho el ministro Garzón, por lo que debe incluir productos locales, de proximidad y de temporada. Para ello, el Ministerio de Consumo encargará un informe a la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición que valore la selección de productos propuestas por los supermercados.

Para que las familias puedan "sortear las Navidades", la vicepresidenta ha pedido además que estos productos mantenga su precio congelado, al menos, hasta después de las navidades. Esa, creen los ministros, sería la forma de garantizar una alimentación equilibrada a las familias durante un periodo de inflación como el que se vive en este momento.

Por último, se pide a los supermercados que este recorte de precios para el consumidor no salga de las arcas de los pequeños productores y de los agricultores, sino de sus márgenes. Considerando que el precio que se paga por las frutas y verduras se multiplica por cuatro o cinco veces al llegar al supermercado, Díaz considera que "hay márgenes suficientes en las grandes distribuidoras como para hacer este esfuerzo contribuyan a facilitar esta cesta que sea asequible para las familias".

"El planteamiento que hemos hecho es que las grandes distribuidoras lleguen a un acuerdo entre ellas para ser capaces de contribuir con sus márgenes empresariales, tienen márgenes para ello", ha concluido la vicepresidenta.

En principio, los ministros no exigirán que se incluyan productos de higiene o de limpieza, aunque los supermercados podrían hacerlo, ya que creen que la prioridad es la alimentación saludable de las familias y, sobre todo, de los niños, en su vuelta al cole y durante las fiestas.

Ataques de los ministros socialistas

La propuesta de topar los precios de los productos básicos de la cesta de la compra, que todavía están estudiando las grandes distribuidoras, ha sido ya, sin embargo, duramente criticada por algunos miembros socialistas del ejecutivo. La ministra de Defensa, Margarita Robles, acusó a la vicepresidenta de entrar en un área "que no le corresponde" como es la de Alimentación y de "patrimonializar que está con los más vulnerables”.

El propio ministro de Ministro de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de España ha alegado que el responsable de Alimentación es él y que la "intervención de precios" no le parece una medida pertinente ya que "no ayudaría ni a productores, ni a consumidores, ni a los demás eslabones de la cadena". De hecho, el ministro de Alimentación ni siquiera ha acudido a la reunión de Díaz y Garzón con Carrefour.

Ante estas críticas, Yolanda Díaz ha respondido en la rueda de prensa que ha seguido a dicha reunión que “el bolsillo de los españoles compete a todo el Gobierno de España”, por lo que tanto ella como Garzón seguirán reuniéndose con las grandes distribuidoras para convertir esta propuesta en una realidad

Noticias relacionadas