POSICIONES CONTRAPUESTAS

Podemos e IU se abren a debatir la abolición de la prostitución pese al debate con los comunes

Las diferencias entre prohibicionistas y regulacionistas divide a los morados ante un PSOE que no quiere hacer concesiones

La ministra de Igualdad, Irene Montero, y la secretaria de Estado contra la Violencia de Género, Ángela Rodríguez, participan en la reunión extraordinaria de la Conferencia Sectorial celebrada en el Senado.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, y la secretaria de Estado contra la Violencia de Género, Ángela Rodríguez, participan en la reunión extraordinaria de la Conferencia Sectorial celebrada en el Senado. / EFE/ Juan Carlos Hidalgo

3
Se lee en minutos

La proposición de ley del PSOE para abolir la prostitución materializará el debate interno que existe en Unidas Podemos sobre esta cuestión. Podemos e IU, abiertamente prohibicionistas, aceptarán a trámite la iniciativa impulsada por los socialistas y que hizo peligrar la aprobación de la ley del 'solo sí es sí'. No está claro, sin embargo, qué harán los diputados de En Comú Podem. La formación catalana aboga por la regulación de la prostitución y no ha querido desvelar cuál será el sentido de su voto.

"Esperamos que esta proposición de ley sea admitida a trámite puesto que se sumará a los esfuerzos que el Gobierno viene realizando a la lucha proxeneta", apuntó este lunes la secretaria de Estado de Igualdad y dirigente de Podemos, Ángela Rodríguez. Unas palabras que contrastan con la posición del sector catalán del espacio morado que hace unas semanas amenazó con votar en contra de la Ley de Libertad Sexual si no se retiraba una enmienda introducida por el PSOE que castigaba toda clase de proxenetismo y la tercería locativa.

Esta enmienda, que provocó el rechazo de la gran mayoría de socios del Gobierno, desató el enfado en el seno de Unidas Podemos y en el Ministerio de Igualdad, dirigido por Irene Montero. Sin embargo, ahora los morados no parecen dispuestos a abrir una nueva brecha con sus socios y tramitarán la norma cuyo contenido es principalmente el de la propuesta que tuvieron que retirar. Rodríguez pidió unidad en un tema tan delicado: "No nos podemos permitir las discrepancias, debemos seguir trabajando para llegar a consensos".

La coportavoz nacional de Podemos Alejandra Jacinto también subrayó que el texto socialistas "se suma a los esfuerzos" realizados desde el Ministerio de Igualdad y a construir "un debate sano". Mientras que Podemos e IU anunciaron abiertamente el sentido de su voto, fuentes de los comunes explicaron que siguen debatiendo su posición y que esta no se hará pública hasta este martes. Dada la situación, podría darse por primera vez que Unidas Podemos rompiera su disciplina interna.

Sin cambios

En el PSOE tienen clarísimo que llevarán hasta el final su proposición de ley, sea o no con Unidas Podemos. De hecho, descartan cambios sustanciales en su texto que suponga rebajarlo para "contentar" a sus socios, como dejó bien claro este lunes la vicesecretaria general, Adriana Lastra, quien defenderá la iniciativa, prueba de la relevancia que el partido le confiere. Las tiranteces son evidentes con UP. La número dos reconoció que el PSOE ni siquiera ha hablado con el Ministerio de Igualdad ni hay pretensión de discutir nada con el equipo de Irene Montero porque ya "conocen la posición del PSOE". 

Ferraz confía en sacar adelante su iniciativa con el apoyo del PP, que votó a favor de acabar con la prostitución en una moción del Grupo Socialista de febrero de 2019. Lastra espera que los populares "mantengan su compromiso" de hace tres años y lo cierto es que, por el momento, Génova es partidaria de apoyar la toma en consideración de la propuesta socialista, aunque sigue manifestando dudas por el conflicto entre los dos socios del Ejecutivo.

Posición histórica

Los socialistas recalcan que ellos tienen clara la postura abolicionista "desde hace más de un siglo", desde que así se declaró "en 1891". De modo que "si es un tema que no tienen resuelto [en Unidas Podemos] no es un problema del PSOE". El partido querría que la proposición de ley saliera “tal y como está” redactada, sin cambios, aunque “seguramente es mejorable”. 

¿Pero vamos a renunciar a alguno de nuestros planteamientos para contentar a alguien?", se preguntó Lastra. Y ella misma se contestó: “Ya le digo que no, con la libertad de las mujeres no se negocia. Puede haber matizaciones en algún aspecto de la ley, mejoras de todo tipo, pero sobre la libertad de las mujeres no se negocia, y sobre el lucro con la prostitución ajena, tampoco”. 

Noticias relacionadas