ELECCIONES EN ANDALUCÍA

Bendodo y Bravo, los hombres de Moreno en Génova, tendrán escaño en el Parlamento andaluz

Las listas del PP depuran a los 'casadistas' y premian con los números uno a los miembros del Gobierno con la promesa de la dirección de que habrá al menos veinte escaños más en Andalucía

Macarena Olona y Juanma Moreno Bonilla en la Feria de Sevilla.

Macarena Olona y Juanma Moreno Bonilla en la Feria de Sevilla. / EDUARDO BRIONES.

5
Se lee en minutos

Los andaluces elegidos por Alberto Núñez Feijóo para formar parte de su equipo en Génova, Elías Bendodo y Juan Bravo, repetirán en las listas andaluzas en puestos que les garantizan un escaño en el Parlamento andaluz en la próxima legislatura. El coordinador general del PP, que dejará su puesto de hombre clave en el Gobierno en la Consejería de Presidencia, irá de número tres en la lista del PP de Málaga, que encabezará el presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno. Las listas electorales en Andalucía son cremalleras y paritarias, tal y como obliga la propia ley andaluza.

El PP modera la euforia interna y da por hecho ante los suyos que contarán "al menos" con veinte diputados más en el Parlamento andaluz respecto a las últimas elecciones. Entonces Moreno cosechó el resultado más exiguo de su partido en unas autonómicas, con 26 diputados. Aún sumando veinte escaños más, el PP quedaría lejos de la mayoría absoluta (55 diputados) y necesitaría a Vox para formar gobierno. La aspiración que repite Moreno es poder gobernar en solitario y quedar por delante de la suma de toda la izquierda para hacer que Macarena Olona, candidata de Vox, ceda a apoyar su investidura sin pedir contraprestaciones al próximo Ejecutivo. Lejos, claro, de lo que pretende el partido de la extrema derecha, que insiste en que tendrán una vicepresidencia.

Juan Bravo, vicesecretario de Economía del PP, encabezará la lista del partido por Jaén. A diferencia de Bendodo, que saldrá del Gobierno andaluz para tener plena dedicación a la dirección nacional del PP, fuentes del Ejecutivo trasladan que Bravo sí seguirá como consejero de Hacienda en el próximo gabinete de Moreno. Hasta ahora esta compatibilidad estaba en el aire. Feijóo quería hacer una oposición con un gran peso económico y había dudas de que Bravo pudiera seguir en Andalucía. Finalmente, el líder nacional habría autorizado ese doblete y Moreno confirmado a su titular de Hacienda que seguirá contando con él en el próximo Gobierno. Al buscar nombres para su equipo, Feijóo se rodeo de perfiles potentes y que preferiblemente no tuvieran que cobrar sueldo del partido.

El PP ha dado a conocer este martes los números uno de las listas electorales. Entre el 11 y 16 de mayo es el plazo legal para registrar las candidaturas para las elecciones del próximo 19 de junio. El PP ya ha desvelado los cabezas de lista por cada provincia, dando el máximo protagonismo a todos los consejeros del Gobierno andaluz. Bravo irá por Jaén, Patricia del Pozo (Cultura) por Sevilla, Carmen Crespo (Agricultura) por Almería, Jesús Aguirre (Salud) por Córdoba y Mari Fran Carazo (Fomento) por Granada. Por Málaga figuran Moreno y Bendodo. La número uno por Huelva será la secretaria general del PP andaluz, Loles López, y por Cádiz lidera la candidatura la delegada de la Junta, Ana Mestre. Cinco mujeres y tres hombres, seis de ellos miembros del Gobierno.

La salida de Nieto

La sorpresa en las listas populares ha sido la salida del portavoz parlamentario, José Antonio Nieto, que ha ejercido un papel protagonista en la Cámara en una legislatura nada fácil sometida a negociaciones permanentes con Vox, en el primer tramo de la legislatura, y con el resto de partidos de la Cámara una vez que el partido de extrema derecha decidió dejar de sostener a PP y Cs y darle la espalda al Presupuesto andaluz. Nieto, que debería ir por Córdoba, estaría obligado a concurrir en el puesto séptimo, por detrás del consejero de Salud, el presidente del PP cordobés, Adolfo Molina, y Antonio Repullo, una apuesta personal de Moreno y Bendodo en el último congreso regional y coordinador general del PP andaluz.

A nadie se le escapa que el actual portavoz parlamentario, que se ha despedido ya públicamente de la Cámara autonómica, mostró su apoyo público a Pablo Casado en la guerra interna e incluso fue propuesto como mediador o persona de consenso al frente de una gestora interna para tratar de resolver la crisis cuando ya Moreno y Bendodo participaban abiertamente en una operación para aupar al poder a Feijóo. Según ha podido saber este periódico, fue Nieto, que ocupó el cargo de número dos de Interior durante el ‘procés’ en el Gobierno de Mariano Rajoy y antes fue alcalde de Córdoba, quién preguntó a Moreno hace un par de meses qué encaje iba a tener en las futuras listas electorales, anticipando que no iba a abrir ninguna crisis en su provincia. Bendodo le comunicó que contarían con él en el puesto séptimo, cuando en la provincia de Córdoba el PP prevé sacar hasta el seis, con lo que su escaño quedaba en el aire. Su futuro estará posiblemente en las listas de las elecciones generales como número uno al Congreso por su provincia.

La lista de Sevilla está encabezada por Patricia del Pozo, consejera de Cultura, y no por la presidenta del PP provincial, Virginia Pérez, que protagonizo con Génova el pulso más duro en Andalucía a Moreno durante los últimos congresos provinciales. Pérez era la apuesta de Casado mientras que el líder andaluz trató, sin éxito, de aupar al alcalde de Carmona, Juan Ávila, que ocupa ahora como premio un puesto de vocal en la nueva Junta Directiva Nacional del PP. Junto a él está Beltrán Pérez, que era el candidato de Moreno a la alcaldía de Sevilla antes de que la anterior cúpula del PP impusiera al actual alcaldable, José Luis Sanz, quien iba a ser además líder del PP andaluz hasta que Rajoy eligió a Moreno a dedo en 2014.

Noticias relacionadas