PARTIDO POPULAR

Feijóo busca arrinconar a Sánchez con su plan económico: “No puede decir que no a todo”

  • La estrategia pasa por entregar este viernes en Moncloa un documento sólido, trabajado y viable para que el Gobierno tenga muy difícil explicar que no lo acepta

  • Tanto la patronal como los dirigentes reconocen el nuevo rumbo de la oposición del PP y coinciden en que Sánchez se va a ver en un brete con Feijóo

Feijóo busca arrinconar a Sánchez con su plan económico: “No puede decir que no a todo”
3
Se lee en minutos

Van a pasar 16 días desde la reunión que mantuvieron el presidente del Gobierno y Alberto Núñez Feijóo hasta que la propuesta económica del PP llegue, este viernes, a la Moncloa. El PP está cerrando los últimos flecos después de haber trabajado internamente el documento, con exministros y ex altos cargos del Gobierno de Mariano Rajoy, dirigentes actuales, y haber expuesto la propuesta a organizaciones empresariales y sindicatos. El compromiso de Feijóo con Pedro Sánchez fue que le haría llegar un documento sólido, que tendrá memoria económica y datos muy específicos.

Distintas personas que conocen el contenido del documento acreditan que “está muy elaborado” y que pretende poner en un verdadero aprieto al Gobierno. “Va a ser muy difícil que diga a todo que no. Y si lo dice va a tener difícil explicarlo”, aseguran a este diario. 

También en el entorno de la patronal reconocen que la reunión con el presidente del PP fue muy positiva y la sensación general es que la propuesta sí pondrá en un brete al presidente del Gobierno después de mucho tiempo en el que la oposición no conseguía trasladar un mensaje de credibilidad.

En el PP reconocen que “las cosas han cambiado mucho en muy poco tiempo” y que la forma de trabajar de Feijóo supondrá un punto de inflexión para las relaciones entre los dos grandes partidos. O, como mínimo, para que el Ejecutivo sí tome conciencia de que ahora hay una alternativa sólida. A esa conclusión también han llegado los empresarios tras verse con el nuevo líder popular, al que ya conocían mucho como presidente de la Xunta de Galicia. 

Hasta el Viernes Santo la dirección nacional estuvo pidiendo informes internos para seguir apuntalando el plan económico y recabando datos de cara a las reuniones que iba a tener con Cepyme, CEOE, UGT y CCOO. En Moncloa trasladaron una cierta decepción cuando, al término del encuentro con Sánchez hace dos semanas, Feijóo no había aportado ningún papel. Pero en el PP insisten en que el presidente nacional no tiene intención de dejarse marcar los tiempos y trabajará de una forma distinta, más pausada, sin prisas, y con propuestas maduradas

Aunque los detalles llegarán este viernes, Feijóo trasladó los principales titulares del plan económico a sus dirigentes en el comité ejecutivo nacional de miércoles en Génova. Todos los dirigentes consultados por este diario coinciden en que está enfocado a ponerle las cosas difíciles al Gobierno, hasta el punto de que algunos dirigentes ven tintes "socialdemócratas" en algunos aspectos.

En la rebaja fiscal “selectiva y temporal” la propuesta más importante es bajar el IRPF a las rentas inferiores a los 40.000 euros por tres vías: deflactando la tarifa en los tres primeros tramos (para compensar el exceso recaudado por culpa de la inflación), ajustando las retenciones para que la bajada se note de forma inmediata y promoviendo una ayuda directa que oscilaría entre los 200 y 300 euros para aquellos salarios por debajo del umbral que obliga a realizar la declaración de la renta: 17.000 euros.

Además de la rebaja en el IVA de la luz y el gas y en tributos específicos por sectores (transporte, industria o ganadería) que Feijóo viene defendiendo desde hace semanas, en el PP ponen el acento en su propuesta de actuar sobre el Impuesto de Sociedades para que sean las empresas las que decidan cómo amortizar sus inversiones en eficiencia energética o transformación digital. Este punto, explican en el entorno del nuevo vicesecretario económico, Juan Bravo, es fundamental para incentivar las inversiones en sectores estratégicos. Entienden que el Gobierno debe trabajar en esa dirección con urgencia.

Parte de esas medidas, afirman en Génova, se podrían canalizar a través de los fondos europeos con una autorización de la Comisión Europea que ya han puesto en marcha otros países vecinos. De hecho, el objetivo del PP es dejar claro al Gobierno que su propuesta es viable en los términos planteados y que tienen en cuenta las directivas europeas y el camino que habría que emprender en Bruselas. “La propuesta es la que haría Feijóo si gobernara. Se la cede a Sánchez”, explican en el primer partido de la oposición.

El viernes será cuando el partido haga llegar el documento final a Moncloa y no descartan que haya un segundo encuentro entre partidos a otro nivel tras la reunión de los líderes. 

Noticias relacionadas