INVESTIGACIÓN

La Policía política presionó al abogado de Bárcenas para que no destapara la caja 'b' del PP

  • Los agentes que organizaron la Operación Kitchen contra el extesorero del PP investigaron, al margen del juez, si Javier Gómez de Liaño había cobrado en negro 5,5 millones de un mafioso ruso

  • Villarejo anotó en su diario que un confidente tenía datos que podían perjudicar al exmagistrado de la Audiencia Nacional: "Sahitaj Halit: sujeto interesante. Dice que pagó personalmente mucho dinero en efectivo a Liaño"

El abogado Javier Gómez de Liaño en septiembre de 2013 visita en prisión a Luis Bárcenas

El abogado Javier Gómez de Liaño en septiembre de 2013 visita en prisión a Luis Bárcenas / Kote Rodrigo

10
Se lee en minutos

La Policía política que organizó el espionaje a Luis Bárcenas presionó al abogado que defendió en 2013 y 2014 al extesorero del PP, Javier Gómez de Liaño, para que su cliente no destapara la Caja B de la formación política entonces presidida por Mariano Rajoy. Así consta en los diarios del comisario jubilado José Manuel Villarejo que fueron interceptados por la Unidad de Asuntos Internos de la Policía, y ha podido confirmar EL PERIÓDICO DE ESPAÑA tras reclamar información a varias de las personas conocedoras de los hechos.

Estos hechos, a juicio de las fuentes consultadas, podrían completar las pesquisas conocidas hasta el momento sobre la denominada Operación Kitchen. La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional tendrá que decir en las próximas semanas si se sigue investigando el espionaje a Bárcenas, como pide la fiscalía anticorrupción, o se manda a juicio sin procesar a la ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal y su marido, Ignacio López del Hierro, como ha acordado el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón.

Sin embargo, estas nuevas pruebas muestran que los integrantes de la Policía política, entre los que se encontraba el comisario José Manuel Villarejo, hurgaron en las cuentas privadas de Gómez de Liaño con la intención de encontrar dinero negro que le comprometiera. Para ello se pusieron en contacto con uno de los antiguos clientes del exmagistrado, que había sido condenado en 2010 a siete años de cárcel por su pertenencia al crimen organizado ruso. En las agendas del comisario constan numerosas anotaciones en las que se muestra cómo la trama Kitchen investigó, sin orden ni mandato judicial, el supuesto cobro en 'b' por parte de Gómez de Liaño de hasta 5,5 millones de euros que habrían sido abonados por Zakhar Kalashov, un criminal de origen ruso.

Fugado de España

Este mafioso había sido detenido en el marco de la Operación Avispa, que había investigado el magistrado de la Audiencia Nacional Fernando Andreu. Sin embargo, Kalashov logró escapar de España, aunque fue arrestado poco después en Dubai (Emiratos Árabes Unidos), país que le entregó de nuevo a las autoridades españolas.

Al contactar con este mafioso ruso, que estaba interno en la prisión madrileña de Estremera, los integrantes del Ministerio del Interior que organizaron la operación Kitchen pretendían presionar, siempre según las pruebas y los testimonios de las fuentes consultadas, al abogado de Bárcenas, partidario de aportar al juez Pablo Ruz, el encargado de la investigación sobre la caja B del PP, todas las pruebas sobre la caja B del PP.

En las agendas aparecen numerosas anotaciones en las Villarejo sostiene que el abogado Óscar Jiménez Rubia, integrante entonces del despacho del letrado Javier Iglesias, acudió a la prisión de Estremera (Madrid) para entrevistarse con Zakhar Kalashov. Años después este condenado, que había sido reclamado por la República de Georgia, fue extraditado a Rusia. Del contenido de la reunión en la prisión dio cuenta el propio abogado a Villarejo, quien pretendía obtener información comprometida sobre Gómez de Liaño. EL PERIÓDICO DE ESPAÑA ha contactado con Jiménez Rubia llamando a uno de los números telefónicos apuntados por el comisario en su agenda. Este letrado ha confirmado que se vio en la cárcel con Kalashov. Sin embargo rechaza que el motivo de la reunión tuviera que ver con Gómez de Liaño.

"Fue una reunión muy breve y vi que estaba muy bien asesorado por sus abogados. Ni se habló ni se trató nada sobre Gómez de Liaño. Era un tema de una extradición que tenía. Me sorprende que Villarejo diga eso, no tengo conocimiento de nada de eso", ha respondido a las preguntas de este diario.

Fuentes conocedoras de la actuación del ex secretario de Estado Francisco Martínez confirman a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA que Villarejo trató de entrevistarse en numerosas ocasiones con Kalashov, una intención que habría prohibido el Ministerio del Interior en varias ocasiones. Las mismas fuentes rechazan que desde el Ministerio de Jorge Fernández Díaz se intentara presionar a Gómez de Liaño.

"Dinero en efectivo a Liaño"

En su búsqueda de los presuntos trapos sucios del abogado de Bárcenas Villarejo contactó con Sahitaj Halit, con quien habría mantenido una conversación el 4 de abril de 2014. Villarejo escribió: "Sujeto interesante. Dice que pagó personalmente mucho dinero en efectivo a Liaño". Fuentes conocedoras de los hechos han explicado a este diario que Halit había actuado como intermediario de Kalashov. Las notas muestran que el comisario se habría reunido hasta dos veces con él: la primera en un hotel de Zaragoza y la segunda en Madrid.

Unos días después, el 10 de abril de 2014, Bárcenas, que permanecía en prisión preventiva, debía declarar en la Audiencia Nacional ante el juez Pablo Ruz, que esperaba que el extesorero del PP tirara de la manta y destapara la caja B de la formación conservadora, que incluía a Mariano Rajoy como uno de los perceptores del dinero negro procedente de las donaciones de empresarios, muchos de ellos contratistas de los Gobiernos del PP.

Precisamente, en el sumario de la pieza separada de los papeles de Bárcenas consta un informe de la Oficina Antifraude (ONIF) de Hacienda que avisaba al juez Pablo Ruz de que una hermana de la mujer de Bárcenas, Arminda Iglesias, había abonado en 2013 una minuta de 65.000 euros a Gómez de Liaño. Según Hacienda, el envío de ese dinero podía tener trascendencia “a efectos de localizar posibles rentas ocultas” del extesorero del PP. Sin embargo, el magistrado no había reclamado ese documento.

No lo pidió el juez

Ya desde octubre y noviembre de 2013 la agenda de Villarejo incluye anotaciones sobre los supuestos pagos que Bárcenas había realizado a Gómez de Liaño. Tampoco el juez Ruz reclamó esta investigación a la Policía Judicial, que dirigía en secreto el inspector Manuel Morocho. Sin embargo, el operativo de la Policía política organizado desde el Ministerio del Interior bautizado por Villarejo como "operación Kitchen" se centró en investigar las cuentas de Gómez de Liaño.

En concreto el comisario escribe, en relación a una información que le había proporcionado el chófer de Bárcenas, Sergio Ríos Esgueva, quien había sido captado como confidente a cambio del pago de 2.000 euros mensuales procedentes de los fondos reservados del Ministerio del Interior: "Malas sensaciones contra Liaño. 500 cada visita y 8.000 cada recurso". Después Villarejo puso en conocimiento del secretario de Estado Francisco Martínez, uno de los máximos responsables del espionaje a Bárcenas, el abono de 54.000 euros al exmagistrado de la Audiencia Nacional.

La Policía política también habría contactado con otras personas, quienes se habrían relacionado con Kalashov. El 28 de marzo de 2014 Villarejo apunta, tras conversar con el abogado Javier Iglesias: "José Aliste Martín. Juzgado de Instrucción 20. DP/135/2006. Con abogado José Luis Moreno Cela. Tema Kalashov (que llevó Andreu). Se reparten 4 millones con Liaño. Hay sociedades uruguayas que usaron". Este letrado no ha contestado a las preguntas de EL PERIÓDICO DE ESPAÑA.

"Colocar un micro a Liaño"

Ese mismo 28 de marzo de 2014 Villarejo informa al secretario de Estado de Seguridad sobre la posibilidad de colocar "un micro" a Liaño e incluso de la opción "Kalashov". Y unos días después, el 1 de mayo de 2014, Villarejo transcribe en su diario sus impresiones sobre una supuesta conversación que habría mantenido de nuevo con Sahitaj Halit: "Corrupción Cospe. 20 millones por compra del Aeropuerto C. Real, fondo Luxemburgo. Origen mafia rusa [...] Liaño 5,5 millones de euros en condado de Zut (Suiza). También en Uruguay. Pagos por Bélgica (pasa dinero en coche y en Francia, hija de la mujer lo recoge)".

El 30 de junio de 2014 Villarejo escribe que el abogado Jiménez Rubia le había hecho un comentario sobre el intermediario del mafioso ruso: "Dice que dispone de datos sensibles sobre Liaño. Trajo documentos para analizar". Después asegura que Halit le había dicho que Liaño le había llamado enfadado "por la visita del abogado". Un mes después Jiménez Rubia mostraba su preocupación por la posibilidad de que Halit informara a Liaño sobre quien le estaba persiguiendo.

"Sus relaciones con Liaño"

Para investigar las actividades de Gómez de Liaño el operativo de Kitchen también habría recurrido al abogado José Aliste, quien defendió a Kalashov. Según el letrado Javier Iglesias, a quien el comisario jubilado consideraba una persona de la máxima confianza del presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, este tenía intención de hablar de sus "relaciones con Liaño a cambio de quitar su imputación por delitos fiscales". EL PERIÓDICO DE ESPAÑA ha tratado sin éxito de conocer la versión de este letrado después de llamar a los cuatro números telefónicos que se incluyen en las agendas de Villarejo.

El 20 de agosto de 2014 Jiménez Rubia traslada a Villarejo, según las anotaciones, que Gómez de Liaño estaba en Suiza "recibiendo dinero de Bárcenas". Villarejo también redacta que el presunto intermediario del mafioso ruso, Sahitaj Halit, le reclamó un favor a cambio de dar datos sobre el abogado del extesorero del PP: "Informó de que tenía un problema de "busca-captura con Georgia".

En el espionaje al abogado de Bárcenas también habría participado el exchófer del extesorero del PP. De hecho Sergio Ríos informa a Villarejo el 11 de abril de 2014 que Rosalía Iglesias, la mujer de Bárcenas, había entregado información a Gómez de Liaño: "Hoy entregó maletín y bolsa cerrada con bastante documentación". Unos meses después, el 4 de septiembre de 2014, Villarejo comunica a Francisco Martínez que el confidente Sergio Ríos Esgueva le había asegurado que Liaño "recibía dinero en Suiza".

Javier Gómez de Liaño se hizo cargo de la defensa de Bárcenas el 11 de julio de 2013, cuando el extesorero del PP llevaba ya dos semanas en la cárcel y se sentía traicionado por el PP. Y ese mismo 11 de julio Villarejo anotó en su agenda las supuestas instrucciones que le había dado el entonces secretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez: "Plan contra LB [Luis Bárcenas]. Interv. comunicaciones, registros y citación de mujer e hijo". El 15 de julio también Martínez también reclama "un plan estratégico para salir del caso LB [Luis Bárcenas].

El despacho de Liaño

El 23 de julio de 2013 el comisario plasma de nuevo en su diario que la mujer del extesorero del PP, Rosalía Iglesias, había acudido "al despacho de G. Liaño", y que este letrado era quien suministraba información a la prensa.

Fuentes cercanas al exmagistrado confirman a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA que Gómez de Liaño, desde que se hizo cargo de la defensa de Bárcenas, detectó movimientos sospechosos de varias personas que hicieron que su trabajo fuera muy "incómodo". En este sentido, durante el registro realizado el 6 de octubre de 2020 a la vivienda del exchófer del extesorero los agentes de Asuntos Internos descubrieron un ‘pendrive’ con imágenes sobre seguimientos realizados al bufete profesional de Gómez de Liaño.

Viaje a Uruguay

El 22 de octubre de 2013 Villarejo escribe que el número dos del Ministerio del Interior le "propone hacer gestiones para ver si Liaño viajó a Uruguay estos días". Y el 25 de octubre redacta el contenido de la conversación que habría mantenido ese mismo día tras hablar con el letrado Javier Iglesias: "Viaje reciente de Liaño a Uruguay vía Londres. Se hospedó junto a Rodríguez Ponga en el Hotel La Marina de Montevideo. En estos días se han movido 23 millones de euros. [...] Apuntan a que hay más, hasta 100 millones".

En enero de 2015, tras dos años de investigaciones sin respaldo judicial y seguimientos presuntamente ilegales, Gómez de Liaño abandonó la defensa de Bárcenas, que cambió su estrategia. Pasó de culpar al PP y reconocer la existencia de una caja B a negar de nuevo su existencia. El 22 de enero de 2015, al salir de la cárcel tras abonar una fianza de 200.000 euros, el exsenador dijo, de forma literal: "El PP no tiene nada que temer de mí, pero yo he asumido mi cuota alícuota de responsabilidad, y las responsabilidades las tenemos que asumir todos”.

Con el paso de los años y las sucesivas condenas Luis Bárcenas ha recrudecido su discurso contra el PP, ya que pasó de retirar su denuncia contra el partido por el borrado y destrucción de los discos duros de sus ordenadores a culpar de forma directa a Mariano Rajoy de la caja B, cuya existencia ha confirmado el Tribunal Supremo.

Noticias relacionadas