Audiencia Nacional

Un problema informático paraliza dos meses el caso Kitchen

  • El juzgado que investigó el espionaje a Bárcenas advierte del "grave perjuicio que puede causar en la marcha de las actuaciones el retraso en la tramitación de los recursos"

  • El instructor ha informado a los abogados de que un problema técnico "impide ejecutar informáticamente el trámite de incoación de los recursos de apelación" y que a día de hoy esa incidencia está pendiente de solución

El exministro del Interior Jorge Fernández Díaz

El exministro del Interior Jorge Fernández Díaz / Marta Fernández Jara

2
Se lee en minutos

Un problema técnico en el sistema informático que utiliza la Audiencia Nacional ha paralizado dos meses la tramitación de los recursos de apelación que han presentado las partes personadas en el caso Kitchen contra la decisión del juez Manuel García Castellón de procesar, entre otros, al exministro Jorge Fernández Díaz y a su número dos, Francisco Martínez, por el espionaje al extesorero del PP Luis Bárcenas, según consta en una diligencia de ordenación de 28 de diciembre del Juzgado Central de Instrucción número 6, a la que ha tenido acceso EL PERIÓDICO DE ESPAÑA.

"Habiéndose detectado un problema técnico en el aplicativo Minerva de tramitación que impide ejecutar informáticamente el trámite de incoación de los recursos de apelación, póngase en conocimiento de las partes personadas en la presente pieza separada, que dicha incidencia se encuentra a día de hoy pendiente de solución tras haberse informado puntualmente a los Servicios Informáticos", explica la comunicación.

El juzgado ha comunicado al equipo informático que se encarga del mantenimiento del sistema Minerva, explica la diligencia, "el carácter urgente de la solución del problema" por el "grave perjuicio que puede causar en la marcha de las actuaciones el retraso en la tramitación de los recursos de apelación y su correspondiente elevación a la Sala de lo Penal de esta Audiencia Nacional".

El 29 de julio

El pasado 29 de julio el magistrado García Castellón propuso sentar en el banquillo a la cúpula del Ministerio del Interior del Gobierno de Mariano Rajoy, por el presunto espionaje y robo de documentos a Bárcenas en 2013 y 2014, que en esos momentos amenazaba con tirar de la manta y reconocer la existencia de una caja B de la que cobraban en negro algunos cargos del PP, entre ellos el propio expresidente del Gobierno.

Además de los mencionados Fernández Díaz y Francisco Martínez, el instructor promovió el procesamiento de la cúpula policial encabezada por el exdirector adjunto operativo de la Policía Eugenio Pino; y los comisarios José Luis Olivera, Andrés Gómez Gordo y José Manuel Villarejo. También el de Sergio Ríos Esgueva, quien en esas fechas era chófer de Bárcenas. Sin embargo, dejó fuera, en contra del criterio de la fiscalía anticorrupción, a la ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal y a su marido, Ignacio López del Hierro.

El 13 de octubre

Sin embargo, siete de los procesados presentaron recursos de reforma (ante la decisión del juez), que fueron desestimados por el magistrado Manuel García Castellón el pasado 13 de octubre. En los autos en los que confirmaba su decisión inicial de procesar a la cúpula policial liderada por el ministro Jorge Fernández Díaz el juez otorgaba un plazo de cinco días para que los abogados defensores y las acusaciones presentaran sus escritos de apelación ante la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional.

Y precisamente el problema informático en el sistema Minerva es lo que ha impedido al Juzgado enviar a los magistrados de la Sala de lo Penal, que son los que tienen la última palabra, los escritos de defensa de los procesados, pero también las conclusiones de las acusaciones, entre ellas la del ministerio público, que consideró precipitada la decisión del juez de finalizar su investigación del espionaje al extesorero del PP.

Noticias relacionadas