POR EL TEXTO DE LA LEY AUDIOVISUAL

El Gobierno irrita a ERC con el pacto de Netflix y pone en peligro los presupuestos

Gabriel Rufián expresa su malestar por que el blindaje del catalán no incumba a las plataformas extranjeras de streaming

El portavoz del PSOE, Héctor Gómez, se reunirá este miércoles con su homólogo independentista

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián.

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián. / Ricardo Rubio (EP)

6
Se lee en minutos

ERC ha dicho "basta". Conocer durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que la cuota del 6% para proteger las lenguas cooficiales en el catálogo de las plataformas audiovisuales no afectará a Netflix, HBO o Prime Video ha enfadado mucho a la formación independentista, hasta el punto de que el portavoz del grupo en el Congreso, Gabriel Rufián, ha amenazado con votar en contra de los presupuestos en el trámite que se ha abierto en el Senado.

Es una opción que ha puesto encima de la mesa, aunque no la ha concretado. "Todos los escenarios están abiertos", ha enfatizado, incluso uno más ambicioso que podría, de consumarse, afectar a la legislatura. Peligraría la mayoría parlamentaria que sostiene la agenda legislativa del Gobierno de coalición.

Lo que sí ha precisado el diputado independentista es que, o cambia esa novedad sobre las plataformas radicadas fueras de España o el proyecto de Ley Audiovisual no contará con el visto bueno de los 13 diputados de ERC, que son claves para que salga adelante.

El enfado es mayúsculo en Esquerra. Rufián ha acusado al PSOE de estar haciendo "trampas". "Podíamos prever que el PSOE iba a hacer trampas; siempre lo prevemos", han sido sus palabras en la rueda de prensa improvisada que ha convocado tras ver en los medios que el Gobierno, en el texto provisional de la ley audiovisual que va a enviar este mismo martes al Congreso, excluye del cumplimiento del blindaje de las lenguas cooficiales a las plataformas extranjeras. Sólo atenderán al porcentaje del 6% de los catálogos de Movistar, MiTele o Filmin.

El exportavoz de ERC en el Congreso de los Diputados, Joan Tardà.

/ EFE / Kiko Huesca

A Esquerra le llueve sobre mojado. Durante los últimos dos meses se han sucedido los desencuentros entre socialistas e independentistas a pesar de que son aliados preferentes en el Congreso. Con el proyecto de ley de memoria democrática sucedió algo similar. El Gobierno se abrió a revisar la ley de amnistía en una fase preliminar de la negociación, pero su objetivo actual es dejarla como está. Lo dijo el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, en Onda Cero. Para ERC, si no se toca esa norma de hace más de 40 años no habrá acuerdo. Hoy mismo Rufián ha dicho que el acercamiento parece "imposible".

"Tocar las narices a ERC en un asunto como el de la lengua es un mal negocio", ha advertido el portavoz parlamentario de los independentistas, quien, a pesar de todo, ha reconocido que su grupo usará todos los recursos a su alcance para desalojar de la norma esa exclusión de Netflix o HBO en el cumplimiento del impulso a las lenguas cooficiales, no sólo el catalán.

El "no" a los presupuestos en el Senado: efectos limitados

El proyecto de ley audiovisual, tras aprobarlo el Consejo de Ministros, en lo que ha sido clave precisamente el pacto que PSOE y ERC lograron la semana pasada, antes del "ok" de la Cámara a los presupuestos, será calificado por la Mesa el martes que viene y lo residenciará en la comisión correspondiente. Entrará en una fase de presentación de enmiendas, el cual puede prorrogarse siempre que dos grupos presentes en la propia Mesa así lo decidan. Es un proceso que puede durar semanas, meses o años, en función de la voluntad política de la mayoría.


/ EPE

Esta norma, por exigencias de una directiva europea, tendría que haber estado ya en vigor, y esto ha merecido un apercibimiento de la UE. La idea del Gobierno es acelerar el proceso todo lo que pueda e intentar que la ley esté aprobada antes de fin de año. Ajustarse al plazo es complicado. ERC pretende recurrir a la fase de enmiendas para reconducir el acuerdo que logró con el PSOE, o al menos, negociar con el grupo socialista que en el proyecto se incluya literalmente dicho acuerdo.

Este trámite del Congreso coincidirá con el trámite de los Presupuestos en el Senado. Por reglamento, es un procedimiento que no puede durar más de dos mes. Aprobadas las cuentas en la Cámara Baja, el Gobierno tenía en mente acelerar el máximo el paso por la Cámara Alta.

El Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, durante un Pleno del Congreso.

/ David Castro/EPC

Aunque no lo ha concretado, ERC, que tiene 16 senadores, incluidos los de EH Bildu, podría presentar una enmienda a la totalidad o apoyar alguna de las que se prevé que registre el PP. Vetar las cuentas en el Senado no es tan fácil como en el Congreso: requiere mayoría absoluta, es decir, 133 votos. El PP tiene 100; ERC y EH Bildu, 16. Harían falta 17 parlamentarios más para asestar semejante revés al Gobierno. Y aun y así la ley volvería al Congreso para que ratifique el rechazo o lo levante, lo que puede obrarse con mayoría simple.

El "no" a la ley audiovisual: efectos más lesivos

Gabriel Rufián ha sido tajante en la comparecencia ante los medios: "Si el PSOE quiere respetar el acuerdo alcanzado con Esquerra y la mayoría que le permite sacar adelante la agenda legislativa, le conviene cumplir con Esquerra".

En caso de que el grupo socialista continúe con la reserva de ese cupo de lenguas cooficiales para las plataformas nacionales, los 13 diputados de ERC votarán en contra de la ley audiovisual. Este supuesto, de confirmarse, tumbaría la norma, lo que a ojos de la UE no es una buena noticia. Porque más allá de Esquerra y de la implicación del socio del PSOE en el Gobierno, Unidas Podemos, no hay hoy por hoy apoyos suficientes.

El PNV, de hecho, no está muy contento con la norma, según han señalado fuentes del grupo parlamentario. Su idea es negociar algunas mejoras, y no sólo en lo que concierna a las lenguas cooficiales, sino también a las televisiones autonómicas, en este caso la ETB.

El portavoz de ERC ha insistido en varias ocasiones de que el divorcio en la ley audiovisual tendrá onda expansiva, pues se resentiría la mayoría actual. La mayoría que, gracias a 188 votos, sacó adelante los presupuestos en el Congreso. Hace cinco días.


/ EPE

Rufián también ha sido muy crítico con la presión de las plataformas, y así, ha destacado que en un Estado democrático "no hay multinacional que le tenga que susurrar las leyes a un gobierno, sobre todo si es un gobierno supuestamente progresista". Ha lamentado, en este sentido, que al PSOE le cueste "tanto" impulsar la norma y defenderla, justo por esa presión de las plataformas. Pero "ninguna multinacional tiene aquí a 13 diputados" y ERC sí.

Habrá este jueves una reunión con la dirección del grupo socialista. Fuentes del PSOE en el Congreso han confirmado que hablarán los portavoces, Héctor Gómez y el propio Rufián, en la Cámara. El diputado catalán ha puesto el foco en Unidas Podemos, de cuyos diputados ha criticado su silencio.

Noticias relacionadas