LA VIDA CONTIGO

Las 7 tendencias que van a definir las citas en 2023

Un investigación con 14.300 usuarios de Bumble de todo el mundo desvela qué se va a llevar en el amor

La app para ligar Bumble 

La app para ligar Bumble 

6
Se lee en minutos
EPE

La app de citas Bumble acaba de publicar las principales siete tendencias que definirán las citas en 2023. Este año ha traído consigo el regreso de parejas icónicas, la moda flow2000, la obsesión por el barbiecore rosa y muchos amores y desamores entre el mundo del famoseo que nos han mantenido pegados a la pantalla, pero ¿qué pasa con nuestra propia vida de pareja? 

Este 2022, las tendencias se han centrado en el redescubrimiento (la pandemia nos ha traído nuevos hábitos); la búsqueda de una mayor transparencia, conocida como hardballing; el auge de las "citas 0% alcohol”; y la necesidad de hacer que las aficiones formen parte de nuestras citas para conocer a alguien. 

"Mirando al futuro, parece que este año nos ha enseñado algunas lecciones sobre lo que queremos y cómo podemos articular mejor nuestras necesidades y límites en las citas y relaciones. Tras el año de redescubrimiento de 2022, el informe de Bumble sugiere que el próximo año se centrará más en desafiar el statu quo y en encontrar más equilibrio en nuestras relaciones y en la manera en que salimos y tenemos", explican.

Lo que se llevará en citas el nuevo año

La popular aplicación de citas nos anima a ser optimistas sobre las citas en 2023, ya que el 70% de las personas aseguran sentirse positivas sobre los nuevos romances que llegarán según su investigación, que utilizó datos internos y sondeos en septiembre de 2022 con una muestra de 14.300 usuarios en todo el mundo, incluyendo España.

En lo que respecta al próximo año, Bumble sugiere que estas son las tendencias que deparan las citas en 2023:

1. “Tener tipo” ya no se lleva: es hora de acabar con los requisitos de alto, moreno y guapo, ya que la búsqueda estrecha de nuestro "tipo" físico no nos sirve. Esto implica que uno de cada tres personas (38%) están ahora más abiertas a quienes consideran que deben salir más allá de su "tipo" y uno de cada cuatro (28%) pone menos énfasis en salir con personas que los demás "esperan". ¿Qué buscamos? La inmensa mayoría de las personas (63%) se centra ahora más en la madurez emocional que en los requisitos físicos.

2. Sabemos lo que (no) queremos: con el regreso de la cultura de oficina y las apretadas agendas sociales, la mayoría de las personas se sienten abrumadas en estos momentos. Esto nos ha obligado a priorizar nuestras banderas rojas y verdes y más de la mitad (52%) ha establecido aún más límites en el último año. Incluye ser más claros en cuanto a nuestras necesidades emocionales (63%), ser más reflexivos e intencionales en cuanto a cómo nos exponemos (59%), y no comprometernos en exceso socialmente (53%).

3. Balance amor-trabajo: se ha producido un cambio en la forma de pensar y valorar nuestro trabajo y el de nuestra pareja. Los días en los que nuestros títulos de trabajo y nuestras exigentes jornadas laborales se consideraban un símbolo de estatus han quedado atrás, ya que ahora, la mitad de las personas priorizan el equilibrio entre el trabajo y la vida privada (49%). Cuando se trata de su pareja, más de la mitad de las personas se preocupan más por este equilibrio que por su estatus profesional (54%). En el último año, más de la mitad de las personas (52%) se encuentra creando activamente más espacio para las pausas y el descanso y más de uno de cada diez (13%) ya no saldrá con alguien que se encuentre en un trabajo con demasiadas exigencias. 

4. Wanderlove, amor en tiempos de nómadas digitales: parece que estamos tras un momento de "comer, salir, amar" con uno de cada tres (33%) personas en Bumble diciendo que ahora están más abiertos a viajar y a relacionarse con personas que no se encuentran en su ciudad actual. La flexibilidad post-pandémica que ha traído el teletrabajo significa que 1 de cada 8 (14%) de nosotros ha explorado la idea de ser un "nómada digital" abriendo la forma de pensar sobre quién y dónde salimos.  

5. Masculinidad Moderna: Año nuevo, vida nueva. Las conversaciones sobre expectativas y normativas de género se han posicionado en el punto de mira. En el último año, tres de cada cuatro (74%) hombres afirman haber examinado su comportamiento más que nunca y tener una comprensión más clara de la "masculinidad tóxica" y de lo que no es aceptable. Más de la mitad de los hombres en Bumble (52%) desafían activamente los estereotipos que sugieren que los hombres no deben mostrar emociones, por miedo a parecer débiles. Uno de cada tres (38%) habla ahora más abiertamente de sus emociones con sus amigos varones, y la mitad (49%) de los hombres está de acuerdo en que romper los roles de género en las citas y las relaciones también es beneficioso para ellos. De hecho, en España, casi uno de cada cuatro españoles (24%) prefiere que sean las mujeres las que den el primer paso.

6. La nueva era de las citas: al igual que nuestra famosa Queen B, muchos de nosotros nos encontramos ante un nuevo resurgir con 1 de cada 3 (39%) personas en Bumble que han terminado un matrimonio o una relación seria en los últimos dos años. Estas personas están ahora saltando a su segundo capítulo con 1 de cada 3 (36%) usando aplicaciones de citas por primera vez, aprendiendo a navegar a través de un nuevo lenguaje y códigos de citas.

7. Sex-ploración ética: la forma en que hablamos, pensamos y practicamos el sexo está cambiando. Cada vez somos más los que abordamos el sexo, la intimidad y las citas de forma abierta y exploratoria (42%) y el sexo ha dejado de ser un tabú, ya que más de la mitad estamos de acuerdo en que es importante hablar de los deseos y necesidades sexuales desde el principio (53%). En el último año, 1 de cada 5 (20%) ha explorado más su sexualidad y 1 de cada 8 (14%) se plantea una relación no monógama. Sin embargo, esto no significa que todos tengamos más sexo. 1 de cada 3 personas (34%) no tiene relaciones sexuales en la actualidad y está de acuerdo con ello, especialmente entre la generación Z (39%). 

Equilibrio entre trabajo y amor

Alba Durán, responsable de marketing de Bumble en España, explica que "2022 fue un año de formación con el regreso de los viajes, el drástico aumento de nuestra vida social y nuestros compromisos, junto a una serie de turbulentos acontecimientos mundiales. Sin embargo, para algunas personas este cambio post-pandémico les hizo sentir fuera de control. En respuesta a esto, hemos visto que las personas en la app están dando prioridad a identificar y articular claramente sus límites".

Noticias relacionadas

Estos límites pueden ser tanto emocionales, como ser honestos con lo que quieren o reconocer las green y las red flags, como físicos, como asegurarse de no comprometerse en exceso o fomentando conversaciones sinceras sobre temas que antes eran tabú. 

"Todos estos cambios están modificando la forma en que las personas reflexionan sobre lo que buscan y en cómo equilibrar mejor nuestras relaciones, el trabajo y la vida. A medida que nos adentramos en el nuevo año, nos sentimos alentados por las diversas formas en las que los solteros están desafiando el ‘statu quo’ y tomando el control de lo que significa para ellos una relación sana", concluye Alba Durán.