La producción nacional de vehículos mejora por primera vez en 2022

La producción nacional de vehículos mejora por primera vez en 2022
2
Se lee en minutos

Brotes verdes en la industria automovilística española. Tras un inicio de año complicado por la crisis de los chips, la escasez de componentes y las complicaciones generadas por la guerra de Ucrania, las fábricas españolas cerraron mayo en positivo, con una producción total de 183.830 unidades, un 0,5% más respecto al mismo mes del año pasado, según datos aportados por la patronal Anfac. Pese a la mejora, entre enero y mayo fueron las 902.680 unidades las fabricadas en el país, un 12,6% menos respecto al año pasado y un 30% menos respecto a 2019.

Del total de vehículos fabricados en mayo, 159.608 fueron turismos, un 1% más, mientras que 24.222 fueron vehículos comerciales e industriales, un 2,6% menos. Por propulsión, los vehículos alternativos -eléctricos, híbridos, híbridos enchufables e híbridos de gas- volvieron a dispararse, consolidando su tendencia positiva en un contexto generalizado de caída, con 26.108 unidades, un 25,4% más, alcanzando ya una cuota productiva del 14,2%.

De los 26.108 vehículos alternativos, los vehículos enchufables contabilizaron 23.570 unidades producidas, un 32,3% más, lo que supone una cuota productiva del 12,8%. En el acumulado del año son 105.394 los vehículos eléctricos e híbridos enchufables ensamblados en España, un 19% más.

Según explica José López-Tafall, director general de Anfac, la mejora en los datos de producción se debe “a una ligera mejora en el aprovisionamiento de materiales que ha ayudado a empujar de manera moderada la producción”. No obstante, López-Tafall pide precaución porque “las cifras de producción son inferiores a las de prepandemia y hasta 2023 no asistiremos a una recuperación plena de la industria”.

Las exportaciones caen

Pese a la mejora de la producción en las plantas españolas, la exportación de vehículos cayó un 0,7% el mes pasado hasta las 156.497 unidades, lo que agrava la cifra del total del año, en el que se han exportado 765.866 vehículos, un 13,4% menos. Anfac atribuye el descenso de mayo al comportamiento de los mercados europeos, importadores de siete de cada 10 vehículos españoles, que “siguen sin registrar cifras positivas a las anteriores de la pandemia por la escasez de vehículos y la inestabilidad política y económica del entorno”.

En ese sentido recuerda que tanto el mercado francés, como el británico o el italiano, muy importantes para el vehículo español, registraron caídas de más del 10% el mes pasado que afectaron negativamente a las exportaciones. Por contra, las exportaciones al mercado alemán, el principal para el vehículo nacional, subieron un 8,4%. También mejoraron las exportaciones a otros destinos como Turquía, los Países Bajos, Bélgica o Sudáfrica, mercados importantes pero lejos en cuanto a volumen en comparación con los grandes mercados europeos.

Noticias relacionadas