Contenido ofrecido por:

¿Por qué los Reyes Magos no deberían regalar carbón a los niños traviesos?

Este castigo puede afectar la salud mental de los pequeños y choca con los mensajes que reciben sobre el peligro de la emergencia climática

¿Por qué los Reyes Magos no deberían regalar carbón a los niños traviesos?
4
Se lee en minutos
Ramón Díaz

Los psicólogos y los pedagogos insisten mucho a los padres en no excederse en regalos a los niños. Subrayan que el exceso de juguetes devalúa el regalo, genera aburrimiento y es poco educativo. Ahora, algunos expertos han dado un paso más y han solicitado a los Reyes y a Papá Noel que no ‘regalen’ carbón a los niños que no se han portado bien. Este castigo, muy extendido en los países anglosajones y menos, aunque también conocido, en el mundo latino, puede tener un impacto negativo en la salud de los pequeños... y en el medio ambiente.

"Papá Noel debería eliminar el carbón como castigo en los calcetines navideños". Es el elocuente titular de un artículo publicado por la ‘Revista Médica Británica’, firmado por la pediatra Tamsin Holland Brown y sus hijas Lilas y Marigold.

Aparte del posible daño psicológico que puede causar la decepción de no hallar los regalos esperados sino carbón, aunque sea dulce, los niños que reciben ese castigo reciben mensajes contradictorios: se les está transmitiendo continuamente el peligro que supone la emergencia climática, pero a la vez se les entrega combustible fósil, así que para ellos significa "que son los Reyes y Papá Noel los que están siendo los malos".

"Los ambiciosos objetivos globales, como el tratado de no proliferación de combustibles fósiles, dependen de la reducción del consumo de combustibles fósiles. El carbón es un combustible fósil no renovable; su extracción y combustión exacerban la crisis climática", resalta el artículo.

"En la escuela, los niños aprenden sobre la sostenibilidad y la responsabilidad individual para proteger el medio ambiente", apuntan las autoras, que reclaman dejar al carbón en las minas. "Los niños necesitan cuidados, no carbón", claman.

Fomentar las amistades positivas

La pediatra tiene meridianamente claro que entregar carbón a los niños en Navidad como castigo "no mejorará el llamado comportamiento travieso, pero sí podría tener un impacto negativo en el bienestar mental".

Un bienestar mental severamente afectado en los últimos años por la pandemia de covid-19, la guerra, la crisis económica y la emergencia climática. Contra todo ello, la experta aconseja dedicar tiempo a "fomentar las amistades positivas", así como "las conexiones entre las diferentes generaciones". Porque con esas acciones "mejora la autoestima y pueden combatir la ansiedad".

Mina de carbón a cielo abierto en Estercuel (Teruel). / Jennifer Woodard Maderazo

"Ser travieso es bueno para el planeta", recoge el documento. "Los jóvenes de 10 a 24 años constituyen una cuarta parte de la población mundial, por lo que su voz colectiva es fuerte", indican las autoras, que citan como ejemplo a seguir a la estudiante sueca Greta Thunberg ecoactivista ambiental, "que ha llamado la atención de los adultos en el poder con sus apasionados discursos sobre la emergencia climática".

"Reconociendo que los niños no pueden salvar el mundo siguiendo las reglas, Thunberg inspiró a millones de niños y jóvenes a participar en huelgas escolares y a asistir a marchas climáticas", indican la pediatra y sus hijas, que resaltan que esos niños merecen estar "en la lista de los buenos no en la de los malos".

También lanzan un consejo: "Para aliviar la ansiedad por la crisis climática, se puede alentar a los niños a crear u obtener obsequios reciclados o reciclados, ampliar sus opciones dietéticas probando alimentos a base de plantas y realizar caminatas o paseos en bicicleta en la naturaleza (ecoterapia)", apuntan las autoras.

Un castigo "muy duro e innecesario"

Otros obsequios que podrían apoyar el bienestar de los niños incluyen, según el informe, "novelas con cuentos que inspiren o tranquilicen y, posiblemente, para aquellos que estén listos para asumir la responsabilidad, una pequeña mascota, como un insecto palo".

Su conclusión es clara: "Papá Noel debería eliminar el carbón". "La sugerencia de que los niños incluidos en la 'lista traviesa’ solo merecen carbón está desactualizada y es potencialmente dañina para el medio ambiente y para la salud de los niños", apuntan.

"Hacer o elegir regalos que conecten a los niños con personas de todas las edades, la naturaleza y los animales puede fomentar el bienestar emocional, físico y mental durante los periodos vacacionales y podría marcar una diferencia (en los niños) para toda la vida".

Psicólogos y pediatras piden no 'regalar' carbón a los niños. / Getty Images

No es Tamsin Holland Brown la primera profesional que desaconseja a los Reyes Magos que entreguen carbón a los niños. "Regalar carbón es regodearse en el fracaso, un castigo emocional muy duro e innecesario", resaltaba hace un par de años el psicólogo Miguel Martínez.

Otros profesionales han señalado, incluso, cuáles son los mejores regalos. Muchos apuntan que los libros, los buenos libros, al considerarlos ventanas a nuevos mundos y guías para el tránsito a la vida adulta. Pero la mayoría resalta que entre los mejores obsequios que los padres pueden entregar a sus hijos es enseñarles a ser solidarios con las personas que más lo necesitan.

Artículo de referencia: https://www.bmj.com/content/379/bmj.o2970

Noticias relacionadas

........

Contacto de la sección de Medio Ambiente: crisisclimatica@prensaiberica.es