Contenido ofrecido por:

Agua

Día Mundial contra la Sequía: el turismo se bebe el agua de España

Cada español consume 127 litros al día, pero un turista puede llegar a usar 800 litros diarios

Día Mundial contra la Sequía: el turismo se bebe el agua de España
3
Se lee en minutos
J. L. Ferrer/Redacción

El turismo constituye el segundo sector que más está secando los recursos hídricos de España, aunque supone el 13% del PIB, señala el director de la Fundación We Are Water, Carlos Garriga, con ocasión del Día Mundial de lucha contra la desertificación y la sequía.

España es uno de los países industrializados con más estrés hídrico del mundo, recuerda Garriga, quien sin embargo se pregunta si realmente hay conciencia sobre la falta de agua.

«Somos el tercer país de la Unión Europea con más superficie agrícola utilizada, para la que necesitamos entre el 70 y el 80% del agua. Y, aunque la mayoría de los riegos se realizan por goteo, aún hay terrenos que se riegan con sistemas que desperdician el agua», señala.

Además, «según datos del Gobierno, más de la mitad de los acuíferos presentan un alto grado de contaminación por nitratos», agrega el directivo de la fundación We Are Water en un artículo publicado en Efe. Esta es “una situación de la que prácticamente no sabíamos nada, hasta que vimos los desastres ecológicos provocados en la turística zona de la Manga del Mar Menor este pasado verano, donde las fotos y los vídeos de las aguas turbias y de los peces muertos inundaron las páginas de los diarios y todas las redes sociales”.

El turismo se bebe el agua de España

El turismo es otro de los sectores con mayor consumo de agua, pues «si un español medio consume 127 litros de agua al día, el gasto por turista oscila entre los 450 y los 800 litros» y se estima que, tras la pandemia, se vuelva pronto «a los 50 millones de personas que visitan nuestro país; la mayoría, en la estación más seca del año, el verano».

Las piscinas consumen mucha agua / Preferente

Precisamente, hace pocos días se ha sabido que en el caso de Baleares el turismo se bebe uno de cada cuatro litros del agua existente en el archipiélago. Un estudio de la UIB ha calculado por primera vez cuánta agua consume el turismo en Baleares: un 24,2% de media en el archipiélago o, lo que es lo mismo, uno de cuatro litros. Este cálculo, llevado a cabo por un grupo de investigadores de la Universitat y publicado en la revista científica Journal of Sustainable Tourism, ha sido posible gracias al confinamiento que entre abril y junio de 2020 cerró las islas a la llegada de turistas. 

"Pese a todas las implicaciones negativas que ha tenido la covid, durante el confinamiento nos encontramos con un escenario ideal para llevar a cabo el estudio porque no hay datos desagregados por meses de consumo de agua en las islas", ha señalado el doctor Cels García, del departamento de Geografía de la UIB.

"Conseguimos datos mensuales de consumo de agua en 2019 y 2020 en nueve municipios de Baleares, lo que nos permitió establecer un patrón en el descenso del consumo que era más evidente en las localidades más turísticas. Gracias a los datos de pernoctaciones, establecimos un modelo matemático y observamos una relación lineal muy clara entre descenso de pernoctaciones y del consumo de agua. Y conseguimos un valor medio del descenso de consumo de agua del 24,2%", ha explicado Enrique Morán, también doctor del departamento de Geografía de la UIB. 

Paisaje en Contreras (Valencia) / FERNANDO BUSTAMANTE

"¿Con qué podemos comparar este dato?", se ha preguntado García. "En Baleares el consumo doméstico de agua entre 2013 y 2019 representó 133 millones de metros cúbicos cada año de media. Si una cuarta parte le corresponde al turismo, podemos decir que el turismo se bebe 33,2 millones de metros cúbicos. Una cifra comparable al agua subterránea que utiliza el regadío en Baleares", ha valorado. 

“Todos somos responsables”

Carlos Garriga se refiere al lema del Día de la Lucha contra la Desertificación y la Sequía 2022 (‘superando juntos las sequías’) para recordar que «todos somos responsables de la conservación y el uso sostenible del agua y de la tierra, y que debemos actuar pronto para evitar consecuencias desastrosas para la humanidad y los ecosistemas del planeta».

Garriga recuerda además que el agua y el saneamiento conforman el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 6 de las Naciones Unidas, pero que, «si leemos los demás, este bien tan valioso está en la base de todos los ODS, para poner fin a la pobreza, para conseguir la igualdad de género o para conservar la vida de los ecosistemas terrestres».

....

Contacto de la sección de Medio Ambiente: crisisclimatica@prensaiberica.es

Noticias relacionadas