COMPROMETIDAS EN SUS PROPIOS PRESUPUESTOS

Almeida incumple su promesa: se resiste a tramitar este año las ayudas para el IBI

  • Nueve meses después de haber aprobado las ayudas para las viviendas de menor valor catastral, en el gobierno municipal alegan que las subvenciones para compensar el IBI no son jurídicamente viables.

  • Recupera Madrid ha puesto sobre la mesa de Hacienda otra alternativa para aplicar la subvención comprometida.

  • Las ayudas con este fin ya se aplicaron en legislaturas pasadas

José Luis Martínez Almeida durante la presentación de Solar 360 en Madrid.

José Luis Martínez Almeida durante la presentación de Solar 360 en Madrid. / EUROPA PRESS / Carlos Luján.

6
Se lee en minutos

Prometieron unas ayudas para compensar el impuesto del IBI a las viviendas de valor más bajo y ahora dicen que no tienen claro cómo tramitarlas. Nueve meses después de haber aprobado los presupuestos generales del Ayuntamiento que incluían esta medida, el equipo de José Luis Martínez Almeida no ha encontrado la forma de hacerlo. Y en apenas 10 días, los madrileños van a tener que empezar a pasar por caja para pagar la segunda cuota de este impuesto, que debe ser abonada entre el 1 de octubre y el 15 de noviembre. Así que es probable que este año estas ayudas queden solo en promesa.

Un informe interno de la Delegación de Hacienda al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO DE ESPAÑA argumenta que no sería legal conceder subvenciones a los propietarios de inmuebles con un valor catastral inferior a 300.000 euros, tal y como se acordó y aprobó en los presupuestos generales. Y si los servicios jurídicos y la intervención ponen "reparos" para la aplicación de estas ayudas, fuentes de Hacienda confirman que no se podrán ejecutar en este ejercicio.

De hecho, en el área que dirige Engracia Hidalgo están ya trabajando en una respuesta a este incumplimiento de los presupuestos vigentes: recuperar la propuesta inicial del PP, una rebaja generalizada del IBI. "Nuestro compromiso es que, en los presupuestos de 2023, incluyamos nuestra propuesta original y acumular la rebaja que no hemos podido hacer en 2022, llevando el tipo de gravamen general del IBI al mínimo legal del 0,4%", según informan fuentes del departamento. ¿Por qué? Porque las dudas jurídicas, alegan, solo pesan sobre la aplicación de la rebaja a un colectivo concreto, no así si se generalizan para toda la población.

Gallardón ya aplicó estas ayudas, pero no se concedían en función del valor catastral de la vivienda sino de la renta de los propietarios

Esta ayuda a las viviendas de valor catastral inferior a 300.000 euros fue crucial para la aprobación definitiva de los presupuestos a finales de 2021. Almeida y la vicealcaldesa, Begoña Villacís, perdieron el apoyo de Vox y se vieron obligados a negociar contrarreloj con el único grupo municipal que parecía dispuesto a sentarse, los entonces cuatro ediles del grupo mixto.

La medida fue una de las líneas rojas que impusieron los llamados carmenistas que conformaban aquel grupo y tras llevar las conversaciones al límite, hasta casi saltar por los aires, por fin el equipo de Almeida claudicó. Quedaron aprobados los presupuestos que tanto ansiaban y necesitaban para llevar a cabo las inversiones post pandemia, dijeron sí a estas ayudas, a nombrar a Almudena Grandes hija predilecta de la ciudad, al autobús público gratuito en determinados días del año y a incorporar, entre un total de 60 medidas, unas ayudas de hasta 500.000 euros para las fiestas del Orgullo y otras cuantías para colectivos LGTBI+.

Más de 660.000 beneficiarios

Pero a las puertas de tener que negociar los siguientes presupuestos, en la Delegación de Hacienda dicen que las ayudas prometidas no se pueden conceder como estaba previsto en los presupuestos. Esto es lo que rezaba la nota de prensa oficial del consistorio tras la aprobación en el Pleno: "Estas cuentas permitirán avanzar en el compromiso del equipo de Gobierno de reducir la presión fiscal a los madrileños que hasta ahora ha permitido ahorrarles alrededor de 450 millones de euros, focalizando los esfuerzos presupuestarios en el colectivo de titulares de un único inmueble residencial de valor catastral de hasta 300.000 euros utilizado como vivienda habitual, a quienes se les concederá una ayuda para compensar el recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles". E incluso se detallaba cuál sería el número de viviendas que se verían afectadas: "Se ha calculado que 660.863 recibos se beneficiarán de estas ayudas, al centrar los esfuerzos presupuestarios en las rentas medias y bajas de cara a mitigar su carga fiscal, pues son quienes verdaderamente necesitan esa bajada del impuesto". 

Pero no. Ahora no se puede aplicar, o no al menos en forma de subvención, que es lo que expresamente se dice en la ordenanza aprobada: "Se otorgará de oficio una ayuda de concesión directa a las personas naturales que tengan la condición de sujeto pasivo del Impuesto sobre Bienes Inmuebles en el municipio de Madrid en el ejercicio 2022 que cumplan los siguientes requisitos".

Informe interno

La Delegación de Hacienda alega en un informe interno que es legalmente imposible conceder esas subvenciones, pues la jurisdicción española impide que los Ayuntamientos puedan practicar una bonificación generalizada para los beneficiarios de este impuesto. Es decir, no se puede conceder una subvención para poner en práctica una rebaja fiscal contemplada en la ley. Y lo que se recoge en los presupuestos es, precisamente, que esta medida se aplicará "directamente sobre la cuota líquida" del IBI.

La no concesión de esta ayuda supondría un incumplimiento del pacto político firmado entre Almeida y Villacís con los concejales de Recupera Madrid y de los propios presupuestos que el Gobierno municipal tiene colgados en la página web. Lo denunciable, apuntan en la formación que facilitó el acuerdo, es que hayan llegado a esta conclusión meses después de haberlo aprobado y a escasos días de tener que aplicarlo.

En el equipo de Gobierno, en cambio, advierten de que "en ningún momento se han ocultado las dificultades organizativas, tecnológicas y jurídicas" para implementar esta medida y aseguran que durante estos meses han tenido "voluntad" de articular la ayuda, pero "con las máximas garantías legales".

Ya se aplicó en el pasado

Las ayudas para bonificar el IBI se aplican en otros municipios y se han ejecutado en el propio Ayuntamiento de Madrid en legislaturas pasadas. Así se informa también en la propia página web del consistorio, que tiene un capítulo reservado para el tratamiento de datos de las ayudas sociales concedidas al IBI al menos entre 2012 y 2017. La diferencia de estas ayudas que aprobó Alberto Ruiz Gallardón en su último año como alcalde de la ciudad es que no se concedían en función del valor catastral de la vivienda sino en función de la renta de los propietarios siempre que cumplieran con determinados requisitos.

Ante la exposición realizada por Hacienda, los concejales de Recupera Madrid han puesto sobre la mesa de la Delegada Engracia Hidalgo una alternativa que, aseguran, permite aplicar legalmente la subvención que exigieron durante las negociaciones del año pasado y que, tras mucho discutir, se incluyeron en los presupuestos.

Lo cierto es que durante las negociaciones de finales de 2012 el equipo de gobierno fue muy reticente a la propuesta del grupo mixto y alegaron problemas jurídicos en varias ocasiones, pero finalmente aceptaron la medida y la incluyeron, se sobreentendía que fue porque encontraron la fórmula para hacerlo. En el grupo mixto estaban hasta ahora a la espera de ver si el equipo de gobierno mostraba voluntad para aplicar lo prometido y evaluar su última propuesta, o si estaban ante un gobierno municipal que incumplirá el acuerdo político alcanzado hace un año y sus propios presupuestos. Con la respuesta a cómo afrontar el impuesto del IBI en los próximos presupuestos, el equipo de gobierno prueba a tener un discurso en el que defender el cumplimiento de lo comprometido, aunque sea con un año de retraso.

Noticias relacionadas