HIPOTECAS

Silvia y Simón tenían razón con el plazo fijo: "Ahora cultivamos marihuana en Macedonia del Norte"

  • Los economistas más virales de España hablan cinco años después del vídeo que les puso en el foco

  • "No os hipotequéis ahora, se vienen cosas chungas", advierten

9
Se lee en minutos

Simón y Silvia. Silvia y Simón. Dos nombres que, para siempre, estarán vinculados al concepto “hipotecas a plazo fijo”. También a la memesfera española. Porque Simón Pérez y Silvia Charro, una pareja de economistas, saltaron a la fama en diciembre de 2017, ahora hace cinco años. Fue con un vídeo en el que daban consejos sobre economía e hipotecas. El detalle fue que lo grabaron visiblemente perjudicados y se viralizó. Eso les reportó un pico de popularidad desmesurada, pero también caer en el más absoluto ostracismo profesional.

“Yo daba clases en la universidad, ganábamos más de 5.000 euros al mes, asesorábamos a grandes fortunas. Pero todo eso se esfumó. Perdimos el trabajo, el prestigio, nadie quería trabajar con nosotros...”, recuerda ahora Simón Pérez en una videoconferencia con EL PERIÓDICO DE ESPAÑA desde Barcelona, la ciudad en la que se han asentado definitivamente.

Se acaban de cumplir 5 años de la publicación de aquel vídeo. Y, contra todo pronóstico, Silvia y Simón tenían razón. Recomendaban contratar hipotecas a plazo fijo. Ahora, con el Euríbor en el entorno del 3% y las hipotecas fijas y variables en el 4%-5%, el acceso al crédito para una vivienda se ha agudizado, a la par que la cuota mensual. Por eso, nos hemos puesto en contacto con ellos para que nos cuenten cómo han vivido ese proceso, en qué proyectos andan ahora (spoiler: están plantando marihuana en Macedonia del Norte) y qué consejos económicos pueden darnos para los próximos años.

Pregunta: ¿Cuál es la intrahistoria del vídeo que os puso en el foco de toda España?

Simón Pérez: Nosotros subíamos este tipo de vídeos a internet y teníamos contacto con muchos periodistas. Recurrimos a uno de confianza con el que siempre podíamos contar. Era Luis Balcarce, que trabajaba para Alfonso Rojo en Periodistadigital. Grabamos un vídeo en el que salíamos con él, que nos hacía preguntas. Luego nos fuimos los tres a comer, sobre las 2 de la tarde. Nos alargó la sobremesa hasta las 12 de la noche, tiempo en el que estuvimos bebiendo mucho. Luego, Silvia y yo nos fuimos al bingo. Dormimos poco y, al día siguiente, teníamos otros compromisos y otras comidas. El cámara nos dijo que el vídeo no salió bien y que había que repetirlo, aunque esta vez no salía él con nosotros. Nos puso a los dos a grabar. Yo en ese momento no me percaté, porque nos conocíamos desde hacía mucho tiempo. Pero con el tiempo me di cuenta de que aquello fue una emboscada.

Silvia Charro: Era mi primera aparición en cámara. Yo trabajaba en aquella época en la inmobiliaria Engel & Völkers. Y sabemos que en aquel medio hubo una reunión para ver si lo publicaban o no, y decidieron publicarlo igualmente. Ellos vieron el morbo y el vídeo se hizo viral.

P: Pasados cinco años teníais razón, había que contratar las hipotecas a tipo fijo.

SP: En aquel momento veíamos algo muy claro en economía. El Euríbor estaba muy bajo. En aquel momento yo conseguía hipotecas a tipo fijo al 1,15%. Si pides un préstamo al 1% y la inflación está al 2%, tú ganas. Te estabas financiando a un tipo de interés real negativo, por eso decíamos que era dinero regalado.

P. Y a partir de ahí, la travesía por el desierto.

SP: Pasamos una temporada realmente mala. Perdimos el trabajo y todo lo que teníamos. Ganábamos más de 5.000 euros al mes y teníamos unos gastos de unos 3.500. De repente, dejamos de tener dinero para asumir esos gastos. Lo perdimos todo. Tuvimos problemas psicológicos. Pasamos una época chunga; tuvimos que irnos a Galicia, a vivir a casa de la abuela de Silvia o en un coche. Abrimos un canal de YouTube en el que hacíamos retos (tanto Silvia como Simón cumplían deseos de la audiencia de YouTube a cambio de dinero, como raparse el pelo o tatuarse el logo de Forocoches).

SC: Fuimos hasta al Sálvame. Fue complicado, porque los amigos no te quieren ni ver, la familia se avergüenza bastante, acabamos viviendo en un coche… Pero la gente nos paraba por la calle, nos aclamaba, nos pedía fotos...

P. Así que después llegó la resurrección.

SC: Aquella situación duró unos 9 meses. Como no nos querían contratar, decidimos que teníamos que montar nosotros una empresa, porque la gente nos seguía pidiendo consejos sobre hipotecas. Así que, después de tocar fondo, decidimos que tendríamos que salir de aquello solos y por nuestra cuenta. Fue duro, pero nos teníamos el uno al otro.

SP: Cuando se grabó el vídeo ya teníamos pensado montar Neotecalia, una empresa humilde para hacer hipotecas. Tras el vídeo, decidimos aprovechar lo viral. Entonces lanzamos otro producto porque no nos entraban las suficientes hipotecas, tres o cuatro al mes. Empezamos abriendo cuentas de compraventa de activos financieros (trading). Posteriormente, nos metimos en los seguros, incorporamos luz y gas, y acabamos con la telefonía. Nosotros buscamos la mejor oferta para el cliente, por ejemplo, para un móvil. Después la empresa nos paga una comisión por dar de alta al cliente.

P. De ahí, a vuestro propio canal, en el que de algún modo estuvisteis vinculados incluso a la industria pornográfica.

SP: Es un proyecto de canal que se llama SS Conexión. Nos contactaron de una network (red de trabajo) para incorporar nuestro canal. Pero le dijimos que aún no monetizaba porque no teníamos los suficientes suscriptores. Entonces nos ofrecieron quedarnos el canal de otra persona, que tenía su canal abandonado, pero contaba con 24.000 suscriptores. Lo que pasa es que aquel canal era propiedad de Arnaldo, el propietario de Fakings (una web española de porno), que lo utilizaba para sus negocios. Lo asumimos nosotros y enseguida nos pusimos en 44 mil suscriptores. Pero en poco tiempo empezamos a perder seguidores, porque los originales estaban porque el canal antes tenía… otro tipo de contenido. Así que bajamos a 24 mil otra vez. Un año y medio estuvimos cayendo.

SC: Arnaldo conocía a Jordi El Niño Polla, con el que nos hicimos una foto en la cama. Aquello fue un troleo a la prensa, porque nadie nos llamó ni nos preguntó. Todo el mundo dio por hecho que íbamos a hacer porno. Aprovechamos aquel viral para promocionarnos.

P. Como apuesta es arriesgada, vincular la información de asesoría económica con un canal que daba contenido erótico.

SP: Sí, no tuvimos buenos asesores…

SC: Pero somos conscientes de que sin el viral nunca nos hubiéramos dedicado a estas cosas a las que nos dedicamos ahora, porque antes solo trabajábamos con bancos.

P. ¿Y a qué se dedican ahora, más allá de dar información económica en su canal y señalar presuntas estafas económicas y en el ámbito de las criptomonedas?

SP: Estamos plantando marihuana en Macedonia del Norte.

P. ¿Marihuana sin THC (el principio activo que coloca) y con CBD (el principio que no coloca, pero tiene propiedades terapéuticas y no es ilegal)?

SC: No, no. Marihuana con THC. Estamos plantando una variedad muy potente que se llama Great White Shark, con mucha resina. Pero lo hacemos para la industria farmacéutica. Tenemos las licencias para plantar. Lo intentamos primero en España con el CBD, pero no encontramos nadie que nos alquilase una parte. Cuando lo conseguimos, el CBD había bajado un 80%. Entonces optamos por la marihuana con THC. Probamos primero en Portugal, donde están bastante más avanzados que nosotros en ese tema. Pero era plantación de exterior y solo daba una cosecha al año. Y luego nos salió la oportunidad de Macedonia del Norte. Yo no sabía ni dónde estaba, solo que era la zona de la antigua Yugoslavia y pensaba que era un lugar peligroso. Pero nada más lejos de la realidad. Es un lugar muy bonito en el que se puede trabajar bien porque tienen otra legislación.

SP: Esta empresa se llama Green Capital. Precisamente hoy hemos cortado la primera cosecha. En Macedonia del Norte son plantaciones de interior, por lo que podemos sacar 4 cosechas al año. Tenemos 20.000 plantas. Una cifra que pensamos ampliar. Nosotros plantamos y lo proporcionamos a los distribuidores de la industria farmacéutica. Y la inversión de 800.000 euros salió de los youtubers que nos seguían.

P. ¿Las cosas vuelven entonces a su cauce?

SP: Si todo sale como esperamos, este año que viene estaremos en una situación económica como la que teníamos justo antes del viral. Con todo pagado a los inversores y un plan de negocio muy interesante. No es marihuana para tráfico. Es para la industria farmacéutica, que el cannabis con THC tiene mucha demanda. En países como Malta o Chipre está funcionando muy bien.

P: Hace cinco años fuisteis unos visionarios. Ahora, ¿cuál es vuestra previsión?

SP: Mi consejo ahora es no hipotecarse y no comprar porque esperamos que las subidas de tipos de interés provoquen un reventón en el mercado inmobiliario y una crisis de deuda en bancos, países, personas y empresas; como pasó en 2007 y 2008. Se vienen cosas chungas. Va a haber tensiones de deuda porque la de los países ha aumentado mucho en los últimos años y cuando España tenga que pagar un 5% o 6% va a sufrir un montón. El que tiene que pedir dinero que todavía no lo haga y se espere, mientras el que tenga ahorrado que diversifique mucho porque van a venir curvas y puede haber alguna quiebra: algún país del mundo y algún banco puede quebrar y haber un corralito en 2024.

P: ¿De esto ya hicisteis un libro?

SP: Yo escribí un libro en 2012 que era Defiende tu dinero. Estaría bien hacer una edición nueva adaptada a esta crisis porque te enseña a defenderte de la quiebra de tu banco, de tu país, de un corralito y del fin del euro. El típico ahorrador tiene todo en su banco, metido en depósitos y acciones; que, si quiebra, lo pierde todo. A esta gente le decimos que tengan ahí un máximo del 20%. El que va un paso más allá tiene deuda de España, pero recomendamos tener un 10% o un 20% máximo. Para librarte de un corralito podrías abrirte una cuenta en un banco extranjero, pero es más fácil abrirse una cartera de fondos internacionales: Luxemburgo, EE.UU o Reino Unido por ejemplo.

Noticias relacionadas

P: Entonces, ¿creen que se puede dar un corralito en España?

SP: En Chipre se dio un corralito e hicieron lo siguiente: tenían que hacer una quita a los depósitos porque algunos bancos estaban mal y decidieron hacérselo a todos del 15%, tanto a los que estaban bien como a los que estaban mal. Aunque estuvieses en el banco más solvente, te hacían la quita igual. En Grecia, se hicieron dos corralitos para hacer una quita después. En Portugal, quebró el Banco Espirito Santo, el banco más grande de todo el país y la gente perdió su dinero en acciones y bonos. No digo que se venga, pero es un hecho que tenemos que contemplar. Lo más probable es que ninguno de estos escenarios se dé en España, sino en algún país del mundo. Como españoles que somos no podemos tener toda nuestra cartera concentrada aquí, que es una de las peores economías del mundo.