AEROLÍNEAS

Air Europa se rearma con más rutas y más flota en pleno proceso de entrada de Iberia

La aerolínea del grupo Globalia recupera más destinos europeos este verano y pretende cerrar el año con todos los aviones de largo recorrido y todos los destinos americanos que tenía antes de la pandemia

Un avión de Air Europa a punto de despegar

Un avión de Air Europa a punto de despegar / Jorge Guardia

2
Se lee en minutos

Air Europa e Iberia trabajan en el largo proceso que debe terminar con la fusión en un nuevo gigante aéreo nacional. La hoja de ruta que maneja IAG es ir salvado los permisos de autoridades de competencia para llegar a final de 2022 teniendo una participación del 20% de su rival y a finales de 2023 controlando el 100% del capital. Mientras ese proceso de entrada avanza, Air Europa trata de retomar la oferta de vuelos y la actividad que perdió por el parón de la pandemia.

Air Europa ampliará su red de rutas este verano, hasta los 35 destinos europeos y nacionales (tres menos que en la última temporada alta precovid) y los 20 destinos en Latinoamérica y Estados Unidos (también tres menos que en 2019). La compañía aérea del grupo Globalia ha anunciado este martes la reanudación reanudar este verano las rutas desde Madrid a Atenas y a Sicilia, con dos vuelos por semana que arrancarán en junio y julio, respectivamente.

Desde Air Europa se subraya que amplía durante este verano su presencia en Europa y refuerza la expansión ya anunciada e iniciada por la aerolínea el pasado abril gracias a “un aumento notable de ventas desde finales del pasado año”, que es sobre la que se sustenta la reactivación de rutas. El objetivo que se ha marcado la compañía del grupo Globalia es cerrar el año con la misma flota de largo radio y con los mismos 23 destinos del continente americano con que contaba en 2019 antes de la pandemia.

En los próximos meses, Air Europa incrementará también su flota con la incorporación de once nuevos aviones, seis de ellos Boeing 787 Dreamliner y cinco Boeing 737, con los que “avanza en su proceso de unificación de flota que permite incrementar el número de plazas por avión, optimizar el número de vuelos e incrementar la oferta tanto en turista como en clase business”.

Tras dos años de culebrón, de negociaciones y renegociaciones a punto de romperse en varias ocasiones, el pasado marzo IAG y Globalia alcanzaron un nuevo acuerdo transaccional, una suerte de etapa intermedia en el proceso que debería llevar finalmente a la fusión de Iberia y Air Europa.

Ambos grupos pactaron que el holding hispanobritánico conceda un crédito de 100 millones de euros a Globalia con la opción de convertirlo en una participación de hasta un 20% del capital de Air Europa. Los planes de IAG (el holding que agrupa Iberia, British Airways, Vueling, Aer Lingus y Level) es controlar ese 20% en un plazo de seis meses y llegar a finales del próximo año habiendo cerrado la adquisición total y con el control del 100% de su rival.

A finales de 2019 ambas compañías pactaron la compra de Air Europa por 1.000 millones de euros, apenas un año después y en plena pandemia el precio se rebajó a 500 millones. Ahora la operación entera se ha rediseñado y se han dado más tiempo para darle una nueva estructura y para conseguir vencer los recelos de la Comisión Europea a aprobar la unión de ambos grupos.

Noticias relacionadas