FÚTBOL

¿Por qué la Kings League se ha convertido en un fenómeno de masas?

¿Por qué la Kings League se ha convertido en un fenómeno de masas?
6
Se lee en minutos
Irati Vidal

Una cámara al más estilo Sálvame. Unos zapatos. Y un plató esperando. O más bien el mundo entero. Con la audiencia disparada Gerard Piqué anunciaba junto a Joan Laporta que la Final a 4 de la Kings League se iba a disputar en el Camp Nou. E inmediatamente la web para comprar las entradas se caía. Una locura, dirán algunos. Aunque según los expertos es mucho más. Elena Niera, profesora de los Estudios de Comunicación y la Información de la UOC, lo tiene claro: “Lo podemos considerar un fenómeno porque está afectando a un sector al que parecía que no le interesaba nada. Es un cambio que va más allá del fútbol y el ejemplo más claro son las campanadas, un evento típicamente televisivo que ahora se consume más en Twitch. Así que yo hablaría de ello como una realidad”. Algo rompedor que ha dado con la tecla de lo que demandaba la audiencia.

Gerard Piqué y el equipo de Kosmos ha conseguido crear el producto perfecto para la generación del aquí y ahora. Un producto basado en la reflexión generalizada de que ya no hay quien consuma 90 minutos de juego continuado. “A la gente hoy en día le gusta más lo que pasa fuera del campo que dentro de él, consumen más el mercado de fichajes que el producto en sí. Y nadie se da cuenta”, expresaba el exfutbolista el día después de su retirada. En una entrevista con Ibai Llanos, Piqué repitió una y otra vez que “los niños de ocho, nueve y hasta catorce años no consumen los 90 minutos de fútbol. Están con el móvil y van alternando dos minutos de juego con Instagram, Tik Tok y el resto de redes sociales”. Y nadie se da cuenta, insistió.

Él sí. Empeñado en revolucionar la industria del deporte, Piqué ese mismo día anunció la llegada de un proyecto que iba a cambiar muchas cosas. Llegó la Kings League. Y los domingos empezaron a cambiar la historia. Al menos para las generaciones venideras, pues desde entonces es habitual ver a niños y adolescentes enganchados al teléfono para ver lo que pasa en los entretenidos partidos de la Kings League, un 7 contra 7 con normas que van cambiando cada semana y con cartas que lo acaban dinamitando todo.

“Lo niños se saben las plantillas enteras y están pendientes toda la semana de las novedades que introduce la liga y de los bombazos que se anuncian los viernes, como que Gerard Piqué acabe jugando en su propia liga”, explica Víctor Navarro, periodista de la Cadena Cope al que desde que aparece haciendo entrevistas para la Kings League le paran por la calle. “No me conocen como el de la radio, sino como el de Jijantes o el de la Kings League, es una locura”.

Impacto inmediato

Que la competición esté arrasando no es una sensación, es una realidad basada en datos. Como el más de un millón de audiencia para ver la última jornada. O los más de 5 millones de seguidores que acumulan todas las redes sociales de la Kings League. Mucho más de lo esperado. “Desde el primer momento, Piqué tenia claro que iba a ser un pelotazo. De hecho, en la presentación insistió que el objetivo era superar en audiencia a la Segunda división en dos años. Pero nadie imaginaba este impacto, porque ya en la primera jornada superó por goleada a algún que otro partido de Primera”, reflexiona Navarro. Por no hablar del impacto en el fútbol regional, en la vida de los participantes y en los medios de comunicación. 

“Esto forma parte de la renovación que se está llevando acabo en la televisión, en la radio, en la prensa y en las revistas. La audiencia se está fragmentando y ya no consume de una única forma”, asevera Niera, que tiene claro que la clave del éxito ha sido mezclar un fenómeno fan como el fútbol con conocidos creadores de contenido. Navarro va más allá. “La clave es que se te pasa muy rápido. Es veloz, intenso y tiene la posibilidad de que en un segundo te cambie todo. Puedes ir ganando 5-1 y una carta te acaba haciendo perder”. Los que lo viven de cerca hablan también de la realización y la forma de comunicarlo. Albert Quera, periodista de Jijantes, asistió a la última jornada como invitado y acabó impactado. “La realización, las cámaras y el formato son increíbles. Si a eso le añades un show continuo que no para de sorprenderte te sale un producto como este”. Y luego está el futbol.

Ibai Llanos y Gerard Piqué. /

Hay futbolistas que han visto la Kings League como el escaparate definitivo. Como Jordi Ros, jugador del CE Carme de Cuarta catalana. No dudó en aprovechar la oportunidad de la Kings League y sigue en una nube. “Respetando las distancias es como si fuéramos jugadores de élite. Nos ve mucha gente, nos ponen facilidades para todo. Es algo que no puedes dejar escapar”. Él, que jugó en CA Osasuna y en el Europa, vive una segunda juventud en la competición del show. No ha dejado a su equipo habitual pero los hay que sí y eso empieza a cabrear a más de un conjunto del fútbol regional. “No renunciamos por el dinero (70 euros por partido) sino por la visibilidad y los patrocinios”, deja entrever otro de los participantes a la competición que no quiere desvelar su identidad. Ellos son las caras seleccionadas tras un extenso draft que se mezclan continuamente con exfutbolistas como el Kun Agüero, Capdevila, Nano Mesa o Ferrán Corominas.

Cambios en el consumo

Noticias relacionadas

El exfutbolista del Espanyol asegura estar pasándoselo como un niño pero tiene claro que la Kings League no llega para sustituir al fútbol. “Son dos formatos diferentes. El fútbol es el deporte rey y eso no va a cambiar. Esto es una alternativa y está muy bien”. El sentir de Corominas es el de la organización, que no ha llegado para pelear con nadie. Aunque la irrupción ya ha provocado la reacción del presidente de LaLiga Javier Tebas. “Es un nuevo mundo dentro de la industria del deporte. Lo de los espectadores es engañoso porque esto es en abierto y el fútbol es pagando. No va a cambiar nada”, desliza Quera.

Pero Navarro no lo tiene tan claro. “La Kings Legue no viene a cambiar ni sustituir al fútbol pero puede que acabe influyendo en las formas de llegar a los jóvenes”. Coincidencia o no, la FIFA ya ha anunciado que en el Mundialito de Clubes se podrá escuchar a los árbitros como sucede en Kings League. Es una medida tomada con antelación pero que entiende y se adapta al cambio que ya detectó Piqué. El consumo ha cambiado. El entretenimiento también. La cuestión está en ver cómo el fútbol acaba reaccionando a un fenómeno que no se sabe si llega para quedarse pero que por el camino ya ha dejado huella.