REDES SOCIALES

Desnudos, retos y confesiones: así liga la Generación Z a través de las historias de 'Mejores amigos' de Instagram

Historias de ’Mejores amigos’ de Instagram.

Historias de ’Mejores amigos’ de Instagram. / EPE

  • El objetivo inicial de estas historias era que los usuarios incluyeran a sus personas de confianza, pero los más jóvenes la usan para encontrar pareja o un encuentro sexual

  • "Las historias de 'Mejores amigos' juegan mucho con la exclusividad. Te hace sentirte más especial que otra gente, y eso hace que interactúes más", analiza una experta en redes sociales

7
Se lee en minutos

"La semana pasada subí a 'Mejores amigos' un vídeo recién levantado. A veces nos levantamos… excitados. En todo el tiempo que llevo en Instagram, ha sido la historia a la que más han reaccionado mis seguidores más cercanos. Lo mismo da pie a que yo quede con alguno de los chicos que me contestaron", confiesa John, un joven con una lista de 'Mejores amigos' que alcanza las 390 personas. 

Desde que Instagram ofrece la funcionalidad de publicar historias -publicaciones que se mantienen en la plataforma durante 24 horas- para un selecto grupo de seguidores, los usuarios de esta red social han empleado 'Mejores amigos' para encontrar pareja o propiciar encuentros sexuales.

"Muchas personas llaman a Instagram el nuevo Tinder, ya que es más amplio en funciones y muestra mejor cómo son las personas para conocerlas", asegura Daniel Matesa, CEO de Instadictos, una plataforma de expertos en Instagram especializados en difusión de marca, para EL PERIÓDICO DE ESPAÑA.

El objetivo inicial de 'Mejores amigos' se basaba en que los usuarios creasen una lista para incluir en ella a sus personas de confianza.

Pero la Generación Z y los últimos millennials, siempre tan creativos, han dado la vuelta a esta funcionalidad con el fin de ligar.

Para Jessica Quero, social media manager (especialista en redes sociales), el perfil de las personas que se atreven con esta tendencia es claro: "Son adolescentes que tienen Instagram y gente de entre 20 y 25 años. Seguramente, habrá gente más mayor, porque nos apuntamos a todo lo que nos apetece. Los que lo hacen son personas que no tiene complejos con su cuerpo o a las que les gusta incluso enseñarlo".

"Es una forma de 'ligotear' y de buscar carne", dice Manuel, de 28 años, que asegura además que es una táctica "frecuente y normalizada" entre los gais. "Normalmente, entre los homosexuales, suelen ser fotos bastante fuertes y contenido para mayores de 18 años".

Manuel afirma que se trata de imágenes o vídeos más "sutiles que las fotos íntimas que te puedes encontrar en Grindr, pero sí que son fotos marcando [los genitales], de espaldas en la cama y cosas así", añade este joven, que ha sido incluido en listas de 'Mejores amigos' de algunos de sus seguidores a pesar de tener pareja. 

No obstante, el contenido que comparten quienes quieren ligar con alguno de sus contactos en estas historias no es siempre erótico. Para algunos usuarios más tímidos, los 'Mejores amigos' de Instagram suponen una oportunidad para mostrar a sus potenciales parejas su lado más divertido o sus gustos musicales o deportivos.

Después de una ruptura, Andrea, de 26 años, que trabaja como programadora de contenidos, empezó a utilizar 'Mejores amigos' para conquistar a un conocido que le estaba apoyando durante ese trance. "Yo sabía que le flipaba la Fórmula 1 y, como a mí también me gusta, subía de vez en cuando algo de una carrera. O, como sabía que le molaba el cantante Duki, subía una historia con una de sus canciones", relata esta joven.

Para ella, "son típicos stories que publicaba para que me contestase y así poder seguir hablando". Ahora, una vez que ha superado la separación de su exnovio, sigue empleando esta técnica "para poner alguna broma para que él y cuatro más vean esas historias".

A Gema, una periodista de 26 años, le ocurrió algo parecido. "He usado las historias de 'Mejores amigos' para ligar y lo han utilizado conmigo". Su actual pareja la agregó a su lista cerrada poco tiempo después de que se empezasen a seguir en Instagram. "Fue una declaración de intenciones", apunta.

El contenido que el actual novio de Gema subía a estas historias no era erótico, sino que publicaba para su público más selecto vídeos o fotos en los que se quejaba de lo "pringado" que era. Con esa extraña técnica, la encandiló: "Le respondía casi siempre, porque se trata de un contenido más personal y aludía a algo con lo que podíamos iniciar una conversación o a temas sobre los que ya habíamos hablado".

"Es una ayuda bastante grande en el proceso de ligar. Hay gente que mete directamente a sus rollos para tenerlos ahí", expresa.

De hecho, las historias de 'Mejores amigos' de Instagram resultan para algunos un paso más en la conquista. En las apps de citas, los usuarios mantienen un "primer contacto", pero, una vez que ya saben que ambos están interesados en la otra persona, "se lo llevan a otra red social", explica Jessica Quero, que opina que, como ella es millennial, "parece que me he librado de vivirlo en primera persona". 

Dar la oportunidad a otra persona de hablar por Whatsapp "es algo muy comprometido", porque la nueva conquista tiene "tu número de teléfono y no sabes si va a llamarte a las tantas". Sin embargo, al dar la cuenta de Instagram hay un acercamiento más estrecho que en la app de citas, pero "no tanto como en Whatsapp, donde puede molestarte", sostiene. 

Esta táctica no está exenta de un importante margen de error. Raquel, de 30 años y profesional del mundo de la comunicación, conoció a algunos chicos en Tinder a los que posteriormente agregó en Instagram. "Al día siguiente me meten en sus historias de 'Mejores amigos' y empiezan a subir fotos sin camiseta, en las que se les marca el paquete. Yo a veces las veo y digo: '¿Pero dónde vas? Estás flipando si crees que voy a quedar contigo'".

En las historias de 'Mejores amigos' también hay lugar para los clásicos test de la revista Súper Pop. Pero siempre con un tinte más cercano a Interviú. "Di un número y te hago una pregunta". La cuestión versará sobre preferencias sexuales, la ropa interior que la otra persona lleva en ese momento o fantasías eróticas varias.

"Hay bastantes retos de preguntas. Normalmente, son más light y para todos los públicos, pero es verdad que se utilizan mucho las historias para que al final te conozcan a ti y todos esos juegos sirven para contar ciertas cosas que te apetecen y se ve como algo normal", explica Jessica Quero. Si un usuario quiere hablar de cómo es en la cama, "lo hace con un juego y lo deja caer". "Así tiene algo más de sentido y parece más sutil", sostiene.

OnlyFans

"Hay personas que usan esto para temas de OnlyFans. Reclutan a gente para que luego paguen" en esta plataforma de suscripción conocida por los contenidos pornográficos amateur que en ella se comparten. 

Daniel Matesa, de Instadictos, refleja que la mayoría de los creadores de Instagram pide "a gritos" un apartado de suscriptores en el que poder ofrecer contenidos premium a algunos seguidores.

"El grupo Meta -al que pertenecen Instagram, Facebook o Whatsapp- está tardando mucho en implementar esto y la gente de forma desesperada está utilizando las stories de 'Mejores amigos' para hacer algo semejante", aunque, opina, "en un aspecto informal".

Señala que existen creadores de contenido que se sirven de 'Mejores amigos' para cobrar "extraplataforma" una mensualidad a quienes quieran ver sus historias.

Un espacio seguro

John, un podólogo de 26 años, lleva usando 'Mejores amigos' desde que Instagram actualizó su interfaz en 2018 para restringir algunas historias a un número reducido de seguidores. Entre las casi 400 personas que pueden consultar este contenido se encuentran no sólo posibles conquistas, sino también a amigos de total confianza que sabe que no le van a juzgar.

"Lo vi una buena opción para subir contenido que no me apetecía que vieran todos mis seguidores" por su profesión o porque no quiere que le juzguen por su orientación sexual. "Mis amigos saben cómo soy. Mis familiares, también. Pero no quiero ponerme un cartel en la frente que diga lo que soy y lo que no soy". 'Mejores amigos' se ha convertido para él en una suerte de espacio seguro.

Este rincón de Instagram resulta también propicio para un coqueteo sin prejuicios del resto de seguidores. Nerea, una joven de 30 años que trabaja en una agencia de comunicación, metió en 'Mejores amigos' al que ahora es su novio cuando se estaban conociendo.

"Me pareció buena idea, porque yo no soy de selfis y no me convencía nada la idea de sacar mi cara y que la viese todo el mundo... excepto el chico que me gustaba". Ella no buscaba ligar con muchos chicos, sino impresionar al único que le gustaba y que "él viera los días que tenía el pavo subido" sus fotos, le diera like y "yo ya saliera contenta por la vida". 

Esta técnica, dice, es práctica para quienes son "un poco tímidos", porque ayuda a que los enamorados reaccionen. "Las historias de 'Mejores amigos' juegan mucho con la exclusividad. Te hace sentirte más especial que otra gente, te considera más importante en su vida. Eso hace que, si sabes que estás en la lista de alguien, interactúes más", considera Jessica Quero.

Con mayor o menor efectividad, 'Mejores amigos' favorece el contacto. En todos los sentidos.

Noticias relacionadas