TRIBUNALES

La jueza procesa por sedición a los 21 migrantes detenidos por el ‘avión patera’ que aterrizó en Mallorca

Considera que existen numerosos indicios de que el aterrizaje de emergencia en Palma fue un plan preconcebido para entrar ilegalmente

La jueza procesa por sedición a los 21 migrantes detenidos por el ‘avión patera’ que aterrizó en Mallorca
2
Se lee en minutos

La jueza ha procesado por delitos de sedición, coacciones y favorecimiento de la inmigración ilegal a 21 marroquíes por su implicación en la fuga masiva del avión de Air Arabia que aterrizó de emergencia en Palma el 5 de noviembre. La magistrada enumera, en un auto dictado el pasado martes, numerosos indicios de que todo formaba parte de un plan orquestado para entrar en España de forma irregular tras desviar el vuelo que cubría una ruta entre Marruecos y Turquía con una falsa urgencia médica. Además, acusa a otros dos migrantes ya residentes en Mallorca de haber ayudado a escapar a tres de los fugitivos cuando llegaron a la isla. También acuerda mantener en prisión provisional a los 21 pasajeros que fueron arrestados. Otros cuatro siguen en busca y captura seis meses después del incidente.

La titular del juzgado de instrucción número 6 de Palma señala que todas las pruebas recabadas apuntan a que un pasajero fingió sufrir una crisis diabética para provocar el aterrizaje de emergencia en Son Sant Joan. Señala que este acusado no ha acreditado que sea diabético y que un informe médico elaborado por el centro penitenciario lo descarta. Además, sospecha que los dos supuestos médicos que iban en el avión y alertaron al comandante de que el estado del joven era crítico, entraría en coma en 15 minutos y podía morir no eran en realidad facultativos, sino que estaban implicados en el plan. De hecho, cuando el pasajero fue asistido en Son Llàtzer no se apreció ninguna dolencia grave y recibió el alta poco después.

Mientras tanto, una veintena de personas empezaron a agolparse en la parte delantera del avión, que esperaba en Son Sant Joan para poder seguir su camino, con la excusa de salir a fumar. La magistrada detalla que empezaron a empujar a los miembros de la tripulación que trataban de contenerlos, dos de los cuales sufrieron lesiones. Así, 23 pasajeros consiguieron salir por la fuerza del aparato, incumpliendo las órdenes dadas por el comandante, y empezaron a correr por las pistas para escapar.

El auto destaca la publicación de un mensaje en un grupo de Facebook, cinco meses antes de la fuga en Mallorca, en el que se hace referencia a un plan para entrar en Europa irregularmente muy parecido al incidente de Son Sant Joan. Considera que es otra evidencia de que se trataba de una acción premeditada y organizada.Caos aéreo

La magistrada pone de relieve también que la huida masiva del avión provocó un «caos aéreo» y una gran movilización de las fuerzas de seguridad. Son Sant Joan estuvo cerrado al tráfico durante tres horas y 81 vuelos se vieron afectados: 48 sufrieron retrasos, 19 fueron cancelados y otros 14 se desviaron. La jueza considera que la actuación de los migrantes "fue de suficiente intensidad para considerarse tumultuosa y sediciosa" y que provocó "graves consecuencias". Según el auto, "pusieron en riesgo la seguridad aérea y ejercieron una clara coacción para cumplir con su finalidad de entrar irregularmente en España". Los 23 procesados están citados a declarar dentro de unos semanas.

Noticias relacionadas