POR RETRASO EN EL JUICIO

Quedan en libertad un sicario y el hombre que le contrató para matar a su asistenta

‘El Vaca’ "pagó" a un expresidiario para que asesinara a Mercedes Martín después de que ella se negara a darle detalles sobre las supuestas infidelidades de su mujer | La fiscalía pide 40 y 46 años de cárcel para los dos acusados

Quedan en libertad un sicario y el hombre que le contrató para matar a su asistenta
5
Se lee en minutos

Han pasado cuatro años en la cárcel por asesinar a una mujer e intentar acabar con la vida de su hijo de 12 años en Las Ventas de Retamosa (Toledo) el 4 de mayo de 2018, un crimen del que los dos hombres siguen acusados, pero desde la semana pasada ambos son libres. Según ha sabido CASO ABIERTO, el canal de investigación y sucesos de Prensa Ibérica, la tardanza a la hora de celebrar el juicio, fijado para el próximo 20 de junio, ha hecho que el juez ordene la puesta en libertad de los dos presuntos responsables, a los que prohíbe, eso sí, que salgan de España y obliga a comparecer en el juzgado dos veces al mes.

Lo ha hecho, según explica la Audiencia de Toledo en un auto al que ha accedido este medio, para no exceder el plazo máximo (dos años, prorrogable a cuatro) que una persona puede pasar en prisión provisional, según las leyes españolas, antes de ser juzgado. Los dos acusados llevaban presos desde mayo de 2018 en los centros penitenciarios de Ocaña (Toledo) y Valdemoro (Madrid).

Siete balas

La mañana del crimen, Mercedes Martín Ayuso, una limpiadora de 41 años y madre de dos niños, salió de su casa en coche para llevar al colegio a su hijo de 12 años cuando el conductor de un Seat León negro le cortó el paso, se bajó del vehículo y, a plena luz del día, sacó una pistola y le disparó siete veces a través de la ventanilla del conductor. Una de las balas atravesó el pulmón de la mujer, que murió en el acto. Dos de los tiros acabaron en las piernas del niño, que estuvo hospitalizado ocho días y aún sufre secuelas psicológicas.

Guardias civiles inspeccionan el vehículo en el que Mercedes fue víctima del tiroteo. / EFE

La Guardia Civil detuvo poco después a quien, según la fiscalía, cometió el "asesinato por encargo". Raúl Romero, un malagueño residente en Barcelona, con múltiples antecedentes por delitos de robo con fuerza, hurto, falsedad en documento público, conducción sin permiso y conducción bajo los efectos del alcohol, intentaba regresar a Cataluña tras matar a Mercedes, cuando en el viaje tuvo un accidente de tráfico que complicó su huida y facilitó su arresto en la estación de autobuses de Utiel (Valencia).

En su bolsa de viaje, los agentes encontraron el arma del crimen, una pistola de la marca yugoslava Crvena Zastava, con el número de serie borrado. También, un teléfono móvil Alcatel, con tarjeta prepago, que el hombre llevaba apagado y con la batería quitada. Ese terminal permitió a los investigadores arrojar luz sobre quién estaba realmente detrás del crimen de Mercedes, que no conocía de nada a quien le descerrajó siete tiros en plena calle e hirió a su hijo.

Agentes de la Guardia Civil detuvieron a Romero en la localidad valenciana de Utiel. / EFE

Desterrados

La Guardia Civil descubrió que poco después de asesinar a la mujer, Romero había llamado por teléfono a otro hombre que sí era viejo conocido de la víctima. Luis del Castillo, alias 'el Vaca', con antecedentes por estafa, hurto y pertenencia a organización paramilitar, vivía en Badalona, no muy lejos de Romero, desde hacía unos meses. Había llegado allí con su mujer, Mari Carmen Medrano, también acusada del crimen, después de que su familia los "desterrara" de Las Ventas de Retamosa (Toledo) por "conductas inapropiadas" según los "códigos mercheros" tras varios incidentes que implicaban a Mercedes.

La mujer trabajaba como asistenta en casa de Luis del Castillo y Mari Carmen Medrano, hasta que, en diciembre de 2016, empezaron "las desavenencias", según declaró la hija mayor de Mercedes: "Mi madre había sido testigo de algunos encuentros extramatrimoniales de Mari Carmen. Su marido empezó a sospechar y preguntó a mi madre sobre el tema, pero ella no quiso contarle nada. A partir de ahí, 'el Vaca' la amenazaba constantemente porque no le contaba la verdad sobre las infidelidades de su esposa" y le decía cosas como: "Vete de aquí o te pego un tiro a ti y a tus hijos".

Según declaró la joven, en una ocasión 'el Vaca' llegó a amenazar de muerte a Mercedes y su familia mientras limpiaba una pistola en el patio de su casa: "Un día voy a bajar a tu casa a matar a tus hijos". Incluso llegó a acusar a la mujer de "haberle robado 30.000 euros que tenía escondidos en un falso techo de su vivienda".

La pareja había sido expulsada del pueblo después de amenazar a su empleada del hogar y culpaban a la mujer de su "destierro": "Estás muerta, te vamos a matar a ti y a tus hijos"

Mercedes, desesperada, acudió a la familia de 'el Vaca' y su mujer para denunciar sus amenazas. Sus quejas tuvieron consecuencias: la pareja fue expulsada del pueblo, destierro que, de acuerdo con el escrito de la fiscalía, "acordaron los patriarcas de la zona por el comportamiento del matrimonio en aplicación de los usos y costumbres mercheras".

El día de su expulsión, la pareja culpó a su asistenta de su destierro y le advirtieron de que habría represalias : "Estás muerta, te vamos matar a ti y a tus hijos". Un año después, 'el Vaca' se "cobró su venganza", sostiene el ministerio público.

Una vez instalados en Badalona, "queriendo vengarse de todos los problemas tenidos con o por Mercedes, Luis del Castillo se puso en contacto con Raúl Romero, con quien le fue fácil contactar al moverse por los mismos ambientes de delincuencia". Romero "acababa de salir de prisión y aparte de ser toxicómano, pasaba importantes problemas económicos". Por lo que "aceptó que Luis le contratara y le pagara una cantidad de dinero a cambio de quitar la vida a Mercedes".

400 euros

La investigación no ha logrado descifrar cuánto dinero habría pagado 'el Vaca' por el crimen, pero, según consta en el sumario, la mujer de Romero, que está acusada de encubrimiento al igual que el hermano de Mari Carmen Medrano, recibió varios pagos por valor de 400 euros en su cuenta bancaria durante los dos meses posteriores al asesinato. 

'El Vaca' niega su participación en el crimen. La Fiscalía pide para él y su mujer 40 años de prisión por los delitos de asesinato y asesinato en grado de tentativa y una pena de 46 años para Romero, el presunto sicario, a quien además atribuye un delito de tenencia ilícita de armas y otro de robo con fuerza. El próximo junio serán juzgados por un jurado popular. Todos esperarán el juicio, eso sí, en libertad.

Noticias relacionadas